"Hasta los chinos saben quién soy”: Samuel Eto’o

Noviembre 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
EFE / El País

Samuel Etoo, que fichó este verano con el Anzhí de Majachkalá y se convirtió en el futbolista mejor pagado del mundo, asegura que el dinero no es su principal motivación y que lo que le llena de orgullo es que sus padres se emocionen al saber que ha llevado su apellido a todos los rincones del mundo.

Samuel Etoo, que fichó este verano con el Anzhí de Majachkalá y se convirtió en el futbolista mejor pagado del mundo, asegura que el dinero no es su principal motivación y que lo que le llena de orgullo es que sus padres se emocionen al saber que ha llevado su apellido a todos los rincones del mundo."A mis padres les da completamente igual mi salario. Sin embargo, creo que lo que les enorgullece es que el apellido Eto’o sea conocido en el mundo entero. Que Eto’o guste en Daguestán o que hasta los chinos sepan quién es Eto’o. Eso les llega más que saber que gano millones con el Anzhí", dice el camerunés en una entrevista que publicó "France Football".El exdelantero del Mallorca, Barcelona e Inter de Milán, asegura que su principal motivación a la hora de dejar el Calcio y partir a tierras rusas no fueron los 20 millones de euros anuales que se embolsa en su nuevo club, sino la "aventura" de intentar que su nuevo equipo gane un día la Liga de Campeones."La solución más fácil para mí habría sido continuar en el Inter o partir a Inglaterra, como me ofrecieron. Pero me decidí por el Anzhí como quien se va de viaje. Me tocaba volver a salir a la aventura", asegura el Eto’o, nacido en la camerunesa Douala.Su nuevo reto, dice, pasa por hacer crecer a su nuevo equipo hasta convertirlo en un conjunto campeón, y al mismo tiempo recuperar el "hambre" de títulos que empezaba a perder los treinta años y con un palmarés en el que figuran cuatro Ligas de Campeones, los campeonatos ligueros de España e Italia, la Copa Africana de Naciones y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos en Sydney 2000."Poco a poco, nos vamos a convertir en una nueva referencia en el fútbol. Estoy convencido de que va a funcionar", explica el compañero del brasileño Roberto Carlos, quien traza un paralelismo entre el Anzhí y el Chelsea pero matiza que el club ruso no será "un equipo montado a base de millones".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad