Gustavo Costas, el cerebro de Santa Fe

Diciembre 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País.com.co
Gustavo Costas, el cerebro de Santa Fe

De la mano del argentino Gustavo Costas, Independiente Santa Fe se coronó campeón de la Liga Postobón II de 2014 y levantó la octava estrella de su historia.

El argentino llegó a mitad de año y de inmediato se adaptó para llevar a Santa Fe a las dos finales que disputó en el semestre, en la búsqueda de su quinta corona como entrenador.

Hincha de Racing de Avellaneda en Argentina y campeón como técnico en Perú, Paraguay y Ecuador, el argentino Gustavo Costas llegó en junio de este año a Colombia para conducir a Santa Fe hasta la gloria, en busca de la octava estrella de los cardenales y la quinta personal como estratega. Dos con el Alianza Lima en Perú, una con Cerro Porteño en Paraguay, otra con Barcelona en Ecuador y este domingo con Santa Fe en Colombia, son las cinco coronas del director técnico argentino, que confirma su capacidad como estratega internacional exitoso. Y es que en Colombia llegó y de inmediato logró las dos finales que disputó. En la primera perdió la Copa Postobón contra el Deportes Tolima y en la segunda corrigió errores, la afrontó diferente y tomó revancha rápido para estampar la octava estrella en el escudo cardenal. El argentino es confeso hincha de Racing en su país, club al que sigue desde niño, y con el que debutó como jugador y entrenador, pero sin la fortuna de poder festejar títulos en ninguna de las dos facetas, por eso como jugador salió de la Academia para Suiza donde jugó un par de años con el Locarmno para regresar al elenco celeste y retirarse de las canchas con Gimnasia de Jujuy en 1997. Aunque como jugador no pudo festejar algún título, como entrenador sí ha tenido la fortuna y este domingo lo confirmó con los cardenales. Su carrera de director técnico también inició en el Racing en 1999, pero infortunadamente confirmó el adagio popular que reza que 'nadie es profeta en su tierra' y por eso tuvo que partir para Paraguay, donde en Guaraní tuvo una buena campaña y por eso fue llamado desde Perú para dirigir a la Alianza Lima, club con el que se coronó campeón en 2003 y 2004. Luego de los festejos incas, Costas regresó a Paraguay para llevar al Cerro Porteño a festejar la corona de 2005, éxitos que motivaron a la dirigencia de Racing a repatriarlo en busca de alegrías en 2007, sin embargo, los resultados no lo favorecieron y en 2008 regresó a Paraguay para dirigir al Olimpia. Posteriormente regresó a la Alianza Lima, pero no volvió a festejar, algo que tampoco consiguió en Arabia Saudita, donde dirigió al Al-Nassr en 2011. En 2012 retornó al continente americano para dirigir al Barcelona de Ecuador, club con el que levantó la estrella del 2012. Finalmente, en 2014 llegó a Colombia para remplazar a Wilson Gutiérrez en Santa Fe y de inmediato puso a festejar a la afición, con su estilo particular de vivir el fútbol: con intensidad, euforia y explosividad en la línea para motivar y dar órdenes a sus dirigidos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad