Guardiola crea una obra soberbia

Enero 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
EFE / Enlajugada

Josep Guardiola, que el martes cumplirá 40 años, ha adquirido una madurez en el banquillo del Barcelona de forma meteórica, de la misma forma que ha logrado en poco tiempo crear un equipo casi insuperable y que se exhibe en cualquier escenario y ante el rival que se le presente.

Josep Guardiola, que el martes cumplirá 40 años, ha adquirido una madurez en el banquillo del Barcelona de forma meteórica, de la misma forma que ha logrado en poco tiempo crear un equipo casi insuperable y que se exhibe en cualquier escenario y ante el rival que se le presente.Poco dado a la exaltación y al autobombo, Guardiola se empequeñece en las conferencias de prensa agarrado como siempre a la humildad y al respeto a los rivales en lugar de subrayar, como así hace incansablemente la crítica, la obra soberbia que ha creado en los dos años y medio que lleva en el banquillo 'Azulgrana'.Su último desafío ha sido conducir al 'Bara' a un registro sin precedente, como es el de obtener 52 puntos en el ecuador del campeonato (de los 57 posibles), y con una marca de 61 goles, algo nunca visto en la Liga.El 4-1 que obtuvo el Barcelona el domingo en el 'Camp Nou' ante el Málaga fue la última interpretación que realizó el equipo de Guardiola para hacer trizas un nuevo récord de puntuación y goleador en la Liga.Además, el 'Bara' se vio beneficiado por el tropiezo del Real Madrid en el campo del Almería para adquirir una ventaja más cómoda, de cuatro puntos, como líder.La maquinaria barcelonista que ha diseñado Guardiola es, hasta el momento, casi insuperable, especialmente cuando sobre el césped participa el equipo de gala: Valdés; Alves, Piqué, Puyol, Abidal; Busquets, Xavi, Iniesta; Pedro, Messi y Villa.La alineación de todos ellos garantiza al 'Bara' la victoria y la goleada, a excepción del encuentro contra el Osasuna, donde sólo ganó por 0-3.Es tal el nivel del fútbol que exhibe el Barcelona que sus piezas parecen desenvolverse con tal soltura que los rivales son incapaces de responder.Guardiola ha fortalecido el grupo, lo ha dotado de herramientas para ser infranqueable en defensa e imparable en ataque, pero por encima de todo ha sacado el máximo partido de las individualidades.Uno de los jugadores que está viviendo un momento espléndido es Lionel Messi, a quien Guardiola le ha dotado de la libertad necesaria para que el argentino se explaye a su libre albedrío, situación del agrado para el jugador y que está dando los frutos esperados.Messi es el máximo goleador del equipo, con dieciocho tantos, sin ser delantero centro, y es el mayor asistente de gol, con catorce pases.El momento de Messi, actual 'Balón de Oro', no es único en el Barcelona, pues dos de los jugadores con los que mejor se asocia, como son Xavi e Iniesta, también candidatos a ganar el trofeo que entregó la FIFA, están rayando la exquisitez en cada partido.Tras la conferencia de prensa del partido contra el Málaga, el técnico 'Azulgrana' se mostró algo abrumado por la situación de su equipo y la cantidad de récords que pulverizó (también el de 27 partidos seguidos sin perder que compartía con el Bara de la temporada 1973-74), y se emplazó a un nuevo desafío: mantener el mismo nivel.Para ello, se preguntó si su equipo sería capaz de aguantar el ritmo y la concentración. No lo dio por hecho, pero garantizó la receta con la que se aplica Guardiola para estos casos: humildad, trabajo y pensar únicamente en el siguiente partido.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad