Grigor Dimitrov y David Ferrer sufren en una jornada con drama

Mayo 08, 2017 - 06:35 p.m. Por:
Agencia EFE
Grigor Dimitrov

Grigor Dimitrov, tenista.

EFE / El País

El búlgaro Grigor Dimitrov y el español David Ferrer sufrieron para colocar sus nombres en la segunda ronda del Mutua Madrid Open, en una jornada en la que el drama sobrevoló las pistas de la Caja Mágica.

Dimitrov, ganador de dos títulos este año, superó al alemán Philipp Kohlschreiber por 7-6 (7), 6-4 en una hora y 48 minutos aquejado con un virus que mermó sus acciones y que obligó a talentoso jugador a mantenerse cauteloso en sus acciones.

"He tenido que luchar intensamente en cada punto y en condiciones difíciles", comentó Dimitrov que ahora se medirá contra el ganador del encuentro entre el croata Ivo Karlovic y el español Roberto Bautista.

Mediada la tarde, David Ferrer puso al público de la pista Manolo Santana en pie, tras una gran remontada premiada con un gran aplauso. Había doblegado al kazajo Mihail Kukushkin, 80 del mundo, que venía de la fase previa, por 2-6 7-6 (1) y 6-4, casi sin tiempo para descansar, pues el de Javea aterrizó en Madrid este domingo, tras alcanzar las semifinales de Estoril la pasada semana.

En ese partido, asistieron entre otros Gerard Piqué, defensa del Barcelona, que fue silbado por una parte del público cuando su imagen salió en la pantalla de la central, el esloveno Luka Doncic, escolta del Real Madrid, y el excampeón del torneo Juan Carlos Ferrero.

En Estoril, Ferrer había caído ante su compatriota Pablo Carreño, a la postre, ganador. El español es un asiduo al torneo madrileño, al que solo ha faltado en una ocasión (2002), y ha alcanzando dos veces las semifinales, en 2010 y 2014.

Kukuskhin buscaba romper una racha de seis derrotas ante Ferrer, una de sus "bestias negras", pero no contaba con la inquebrantable voluntad del español, que después de dos horas y 28 minutos de batalla y tras un aviso por recibir señas de su entrenador Paco Fogués, se alzó con el triunfo.

David se enfrentará en segunda ronda contra el ganador del encuentro entre el ruso Andrey Kutnetsov y el francés Jo-Wilfred Tsonga, décimo favorito.

Hubos dos jugadores que ganaron la segunda ronda salvando dos puntos de partido. El primero fue el rumano Marius Copil, invitado especial, que abortó ambas situaciones en el último desempate contra el español Guillermo García-López para vencer por 7-6 (6), 4-6 y 7-6 (9) en casi tres horas. Su trabajo se vio recompensado, porque será el primer rival del británico Andy Murray, número uno del mundo este martes.

Otro español, Marcel Granollers, cayó ante el alemán Florian Mayer, por 7-5 y 7-5.

En una batalla entre dos franceses, Gilles Simon y Gael Monfills, el primero de ellos, de 32 años y situado esta semana en el puesto 32 hizo lo mismo que Copil en un extraño partido ganado por Simon por 0-6, 6-0 y 7-6 (9), y en el que Gael acabó tocado en el talón de Aquiles izquierdo.

Avanzó también el checo Tomas Berdych (11), al derrotar al uzbeco Denis Istomin, verdugo de Novak Djokovic este año en Australia, por 6-4 y 6-4.

En el cuadro femenino, la veterana rusa Svetlana Kuznetsova, finalista en 20015, vio cerca la derrota pero resistió ante la estadounidense Alison Riske, para vencer por 2-6, 7-6 (9) y 6-2.

Kuznetsova, campeona de Roland Garros en 2009, última temporada en la que ganó un torneo sobre tierra batida, tuvo que batallar durante dos horas y 24 minutos para doblegar a Riske, 39 del mundo, y que aparecía por cuarta vez en el torneo madrileño.

Con muchas más dificultades que en su primer partido, la alemana Angelique Kerber, la gran favorita en el torneo de Madrid, avanzó a los octavos de final con una victoria ante la checa Katerina Siniakova, 37 del mundo, por 6-2, 1-6 y 7-5.

Kerber estuvo a solo dos puntos de la derrota, cuando Siniakova sacó para ganar el partido con 5-4 en el tercer set. La alemana templó sus nervios y se mostró más segura en ese juego, y logró la rotura que nivelaba el marcador.

La alemana se enfrentará contra la ganadora del encuentro de esta noche entre la rusa Maria Sharapova y la canadiense Eugenie Bouchard.

Antes, la checa La checa Karolina Pliskova, segunda cabeza de serie, se inclinó por 6-3 y 6-3 en 78 minutos, ante la letona Anastasija Sevastova en la segunda ronda.

La segunda favorita, finalista en el US Open el año pasado, se despidió tras un discreto partido ante la vigésima segunda mejor raqueta del circuito de la WTA, reconociendo que la tierra batida se le atraganta.

El pobre rendimiento exhibido en Madrid contrasta con el buen nivel mostrado en 2017. Pliskova es la mejor jugadora del año, con un total de 25 partidos ganados y dos títulos (Brisbane y Doha).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad