Granada tiene un guardián caleño: Jeison Murillo

Granada tiene un guardián caleño: Jeison Murillo

Marzo 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Daniel Molina Durango - Reportero de El País
Granada tiene un guardián caleño: Jeison Murillo

Jeison Murillo (derecha) es uno de los jugadores destacados de la defensa del Granada, de la primera división del fútbol español. Esta joven promesa del fútbol colombiano aspira a ser algún día el zaguero de jerarquía de la selección Colombia.

Jeison Murillo es el joven defensor central que descresta en la Liga Bbva. Aunque salió de Colombia a los 17 años, viene madurando y creciendo en el modesto Granada F. C.

Las casas con estilo antiguo que hay en Granada le dan a ese lugar un toque místico y cultural increíble.Se dice que es una ciudad tranquila, de 237.818 habitantes, pero muy visitada por diferentes turistas a lo largo del año, por tener lugares considerados como Patrimonio Mundial de la Humanidad, como La Alhambra.Pero lo que los libros de historia aún no tienen registrado es que en esa ciudad de ambiente renacentista hay un gladiador caleño que defiende los colores del Granada Fútbol Club, de la primera división del fútbol español, con toda su alma. Se trata de Jeison Murillo, un joven caleño de 21 años, que desde los 17 empacó maletas desde la ‘Sucursal del cielo’ para ir a desafiar al exigente fútbol internacional. En el Granada, Murillo dice encontrarse feliz. Es titular, sale destacado como uno de los mejores defensores de su equipo y, como si fuera poco, también marca goles.Esta semana, este modesto club español le renovó contrato a Murillo hasta el 2019 y su cláusula es de 35 millones de euros. “Estoy muy feliz por el momento que estoy viviendo, estoy en la mejor liga del mundo y asumo estas oportunidades que se me están presentando con mucha responsabilidad”, dice con aplomo esta joven promesa caleña.Con sello verdiblancoPara llegar adonde está ahora, Jeison tuvo que pasar por las exigentes divisiones menores del Deportivo Cali, equipo del que se confiesa hincha.Ahí, en la cantera azucarera, tuvo la fortuna de crecer y compartir grandes instantes con otros jugadores talentosos. “Me formé con futbolistas como Gustavo Cuéllar, Fabián Castillo, Álvaro Hungría y Héctor Quiñones. Con ellos también compartí en la selección Colombia Sub-17, con la que quedamos cuartos en el Mundial del 2009. Todo eso me sirvió mucho para crecer como deportista”.Aunque sus otros compañeros hicieron carrera en el Cali y debutaron en primera, la vida le tenía preparado a Jeison otro camino. A los 17 años y a punto de debutar en la profesional del verde caleño, lo vendieron al fútbol italiano, específicamente al Udinese de Italia. Después iniciaría su travesía por el fútbol español: fue cedido al equipo filial del Granada, luego pasó por el Cádiz y Las Palmas y, tras realizar muy buenas temporadas, el equipo titular de Granada decidió darle la oportunidad de jugar en la primera división de España.Cumple un gran papelEn el primer equipo del Granada le han dado la opción de ser titular y ha respondido, defendiendo bien y marcando goles, como el que le hizo de chilena al Real Valladolid este año. “Gracias a Dios se me ha dado esa posibilidad de marcar, además de que he crecido mucho como defensor. Me gusta tener intensidad de juego, ser muy técnico y hacer cierres y relevos precisos. Trato de aportar todo eso, pero sé que aún me queda mucho por mejorar”, manifestó. Aunque ha recibido varios elogios, e incluso los medios españoles lo han llegado a comparar con el defensor del Real Madrid, el francés Raphael Varane, él mantiene la cabeza fría y dice que está en un continuo proceso de aprendizaje.¿El futuro central de la selección?Para el Mundial de Brasil 2014 lo más seguro es que Colombia cuente con zagueros de experiencia de la talla de Mario Alberto Yepes, Amaranto Perea y Cristian Zapata. Sin embargo, mirando hacia un futuro no muy lejano, todo parece indicar que Jeison y Éder Álvarez Balanta (defensor colombiano de River Plate) serían los encargados de heredar esa digna tarea de ser los guardianes de la ‘Tricolor’.“Los defensas que tiene la selección ahora son de mucha categoría, pero Éder y yo tenemos que seguir marcando la diferencia si algún día queremos ser sus sucesores. Espero que esa oportunidad algún día nos llegue y si es así, la tendríamos que aprovechar al máximo”. De hecho, el técnico de Colombia, el argentino José Pékerman, ya habló el año pasado con este prometedor zaguero central. “Me llamó a felicitarme el año pasado por mi rendimiento cuando jugué en Las Palmas. Eso fue un orgullo increíble porque me dijo que si seguía en buen nivel, estaría cerca de convertirme en el futuro de la selección en cuanto a defensa se refiere”. Su vida en la bella GranadaMurillo dice que después de los entrenos y los partidos le queda mucho tiempo lúdico para disfrutar de Granada. “Esta es una ciudad hermosa y sumamente tranquila. Salgo con los compañeros a jugar bolos y hacer otras cosas de jóvenes. Aparte la gente es muy amable, siempre que me ven por la calle me saludan y me hacen bastantes halagos y eso es lo que te hace sentir como en casa a pesar de estar lejos”.Aunque ahora está en un equipo modesto, este talentoso caleño cuenta con el talante para aspirar a ser el guardián de algún club grande del Viejo Continente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad