Gol a la violencia en los estadios que acogen el fútbol colombiano

Mayo 08, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Gol a la violencia en los estadios que acogen el fútbol colombiano

Las peleas en las tribunas han alejado a muchos aficionados de los estadios colombianos. El objetivo con las nuevas medidas es identificar y evitar que los hinchas violentos ingresen a un escenario.

Carnetización de hinchas y cámaras en los estadios, algunas medidas aprobadas. Las barras reaccionaron de distintas maneras a lo aprobado por Gobierno y equipos.

El duro cruce que tuvieron hinchas del América y del Deportivo Cali el jueves pasado, previo al duelo de los rojos por Copa Águila ante Orsomarso, en el estadio Rivera Escobar de Palmira, es uno más del espiral de violencia que se ha tomado los estadios del fútbol colombiano y sus alrededores.

Aunque la búsqueda de soluciones ha sido un poco demorada, la semana que termina tuvo noticias alentadoras en ese sentido porque el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo; los alcaldes de ciudades principales y futboleras; el presidente de la Dimayor, Jorge Perdomo, y el titular de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún, se reunieron para anunciar los pasos a seguir.

“Vamos a carnetizar a los hinchas, se harán pruebas biométricas para su identificación; además, instalaremos cámaras en los estadios; esas son algunas de las acciones que se tomarán y que esperamos que estén en funcionamiento a partir del próximo año, aunque de septiembre a diciembre de este año se harán unas pruebas”, dijo el ministro Cristo.

Entre tanto, Ramón Jesurún, máximo directivo de la Federación Colombiana de Fútbol, avaló las decisiones porque “en el fútbol no tienen cabida los violentos. Todo aquel que incite a la violencia o genere desmanes no puede ingresar a un estadio y a eso es lo que estamos apuntando conjuntamente con el Gobierno”.

Las medidas anunciadas por el funcionario tuvieron reacciones encontradas porque, como en casi todos los casos, muchos las aprueban, pero otros solo ven en ellas paños de agua tibia.

“La carnetización es una medida frágil e inocente. ¿Cómo un pedazo de plástico va a reemplazar a otro plástico que sí tiene peso como es la cédula? Eso no solucionará las peleas, solo identificará a algunos hinchas, nada más. Lo que sí puede servir y mucho es el tema de la tecnología porque identifica a la persona que está haciendo un desmán dentro o fuera del estadio”, señala Felipe Muñoz, miembro de Los del Sur, una de las barras más importantes de Atlético Nacional.

Héctor Fabio Berdugo, entre tanto, líder del Frente Radical Verde del Deportivo Cali, sí ve cosas bastante positivas, que pueden ser mucho mejores si van acompañadas de otras propuestas.

“Estamos de acuerdo con esas medidas porque nos ayuda a depurar la barra; pero está claro que se debe hacer una inversión en la educación de los barristas. Lo de las cámaras también es un buen aporte porque sirve para identificar a los que no se portan bien”, señaló Berdugo.

En igual sentido se pronunció John Jairo Vásquez, de Holocausto Blanco, barra seguidora del Once Caldas, quien recalcó que siempre será importante la educación de los hinchas.

“Hemos venido trabajando de la mano de la Alcaldía de Manizales para la carnetización de la barra; pero esto debe ir ligado a un trabajo social y educativo. No ganamos nada con carnetizar a un muchacho y no ofrecerle nada para que se supere, para que salga adelante”, señaló Vásquez, quien de paso reconoció que hace seis años su barra no protagoniza ningún incidente para lamentar ni en el estadio Palogrande ni mucho menos en otro escenario del país.

El anuncio de esta semana tendrá pruebas de septiembre a diciembre que serán las que ratifiquen en forma el inicio de todas las prevenciones de seguridad a partir de febrero de 2017.

Los aficionados esperan efectividad porque muchos reconocen que se han alejado de los estadios por miedo a los hinchas violentos.

“La carnetización, las pruebas biométricas y las cámaras son elementos que ayudan porque la persona va a estar más visible, y sirven además para que las barras se autocontrolen; ojalá después de esto las cosas mejoren porque lo cierto es que hay una percepción de inseguridad que ha alejado a muchos de los estadios”, asegura Julio Gordillo, exdirectivo del Deportivo Cali.

“Yo la verdad no volví al estadio. Soy hincha del América y siempre iba a los partidos con mi hijo; pero estaba la zozobra, ya que cada que perdía o jugaba mal América, algo podía pasar y yo no estaba dispuesto a exponer a mi hijo a una situación de inseguridad”, expresó Fernando Martínez, docente e hincha de los rojos de Cali, “aún estando en la B”, confiesa.

El tema de la violencia ha afectado a casi todos los equipos colombianos, siendo uno de los más perjudicados el Deportivo Cali, al que le han suspendido varias veces la plaza.

“En nuestro estadio se han presentado varios hechos, uno de ellos el de un aficionado que tiró una botella y le pegó a un juez de línea, lo que hizo que nos suspendieran la plaza durante cuatro fechas”, recordó Álvaro Martínez, presidente del Deportivo Cali.

El directivo manifestó, sin embargo, que no se han cruzado de brazos y que como institución han venido trabajando para erradicar la violencia del Palmaseca.

“En el tema de cámaras ya habíamos adelantado algo en materia de cotizaciones, pero si el Gobierno nos ayuda, sería mucho mejor. Hemos mirado otros detalles para evitar problemas en nuestro estadio. Es que no es justo que por unos paguen muchos”, precisó Martínez.

Lo que sucede especialmente en Cali lo conoce de sobra el alcalde Maurice Armitage, quien precisamente fue uno de los asistentes al encuentro de entre semana con el Ministro del Interior.

“Se están tomando todas las medidas de seguridad porque esto no puede seguir así. En Cali hay que fomentar la paz en todos lados, los hinchas deben ser hinchas y no unos violentos”, enfatizó Armitage.

El balón, en el tema de erradicación de la violencia en los estadios y sus alrededores, está rodando desde hace seis años, cuando se creó la Comisión Nacional para la Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol.

Desde esa vez hasta la fecha se han venido dando pasos pequeños, pero claves en el momento de definir y tomar decisiones que cambien las peleas por celebraciones.

La idea es que la gente regrese al estadio. Las herramientas se están dando y solo se espera utilizarlas de manera efectiva. Pero también se requiere que los hinchas reflexionen y que aporten para que la paz llegue a los estadios y sus alrededores.

Malos antecedentesSon varios los casos de violencia que se han presentado este año.En el partido Millonarios-Nacional, hinchas azules intimidaron a un pequeño por no tener puesta la camiseta del equipo bogotano.En el clásico Nacional-Medellín hubo enfrentamientos entre hinchas de ambos clubes en plena tribuna.En Manizales hinchas de Millonarios hicieron daños en una tribuna.Aficionados del Cali agredieron a un auxiliar de Policía en una tribuna.
Más acciónSin necesidad de que entren en escenas las medidas anunciadas entre semana, sí se pueden tomar otras acciones para evitar el vandalismo dentro y fuera de los estadios.Se requiere una decidida acción de los líderes de las barras para expulsar o evitar que entren a un estadio los hinchas ebrios o drogados.Se necesita también una decidida intervención de la policía para controlar el expendio de drogas en los estadios o sus alrededores.
DatosEn el 2012 se creó el Estatuto del Aficionado al Fútbol. La idea era  promulgar los derechos de los aficionados al igual que los deberes a los cuales se comprometen.Pero antes se creó una ley con la cual se sanciona un mal comportamiento en un escenario deportivo.Sin embargo, han sido muchos los actos violentos en los distintos estadios.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad