Giovanny se sintió intimidado por Héctor Jairo Parra

Octubre 06, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Rafael Castillo, Cortesía El Heraldo de Barranquilla / Enlajugada

Giovanni Hernández, que sin explicación había vetado a los medios que cubren las prácticas del Junior, decidió hablar y lo hizo para quejarse del desempeño del árbitro vallecaucano, Héctor Jairo Parra, quien lo expulsó en el partido que los ‘Tiburones’ perdieron 1-0 ante el Chicó FC, en Tunja.

Giovanni Hernández, que sin explicación había vetado a los medios que cubren las prácticas del Junior, decidió hablar y lo hizo para quejarse del desempeño del árbitro vallecaucano, Héctor Jairo Parra, quien lo expulsó en el partido que los ‘Tiburones’ perdieron 1-0 ante el Chicó FC, en Tunja. El volante creativo aseguró la tarjeta roja fue injusta y que Parra sacó una grabadora de periodista para captar todo lo que él y los otros jugadores del Junior le decían. "Me gustaría saber si eso lo tienen todos los árbitros en Colombia. Sería bueno que pusieran públicamente la grabación", dijo Giovanni.Aunque el jugador fue claro al decir que no existió una amenaza directa, el juez si le dijo “mire lo que tengo acá”, intimidándolo al mostrarle una grabadora.El técnico Diego Umaña se unió a las protestas y acusó de intimidación al juez por la supuesta grabadora.Parra, por su parte, habló con EL HERALDO y desmintió a Hernández. Descartó de plano que hubiese tenido en su poder un celular o una herramienta para grabar reclamos. “Eso es absolutamente falso”.El colegiado del Valle explicó que portaba en la mano un ‘vip’, que es un aparato que recibe vibraciones cuando es activado a través de las banderolas de los jueces de línea. Los asistentes lo utilizan para alertar al central sobre alguna jugada de la cual no se haya percatado. Los intercomunicadores que se ajustan entre el oído y la boca son más modernos que el ‘vip’ y son proporcionados por la Dimayor, pero en Tunja no se usaron porque se encuentran dañados como los de la mayoría de plazas del país. “El ‘vip’ es una ayuda tecnológica que se usa desde 1994, se coloca a la altura del brazo. Yo lo tenía en la mano porque se me había desprendido la cuerdita. El aparato es de las banderolas del árbitro asistente Eduardo Díaz”, declaró Parra.Giovanni Hernández insistió en que su expulsión fue exagerada y que no se mide con el mismo rasero a otros futbolistas, además exigió respeto a su amplia trayectoria deportiva. “No soy una persona grosera, no llevo 20 partidos ni un año en el fútbol, estoy a tres de llegar a los 700 juegos en mi carrera. Merezco respeto de parte de los árbitros. He observado que hay jugadores que meten patadas y dicen cosas durante todo un partido y no pasa nada”.Héctor Jairo Parra respondió por su parte, que actuó apegado al reglamento y que nunca ha tenido inconvenientes con el Junior. “El tema no es de respetar las charreteras, es de respetar las normas y a los árbitros. El hecho de que existan charreteras no da derecho a irrespetar al juez y a la persona. Por el contrario, entre mayor experiencia y figuración, hay que tener un mejor comportamiento”, concluyó el colegiado. FUERA DE SERVICIO Los intercomunicadores que hace unos años se empezaron a usar en el fútbol colombiano se encuentran averiados. Ramón Jesurun, presidente de la Dimayor, anunció que serán recogidos para que los repare la empresa francesa a la cual fueron adquiridos. Los intercomunicadores son un sistema de comunicación a través del cual se comunican verbalmente los árbitros sobre las diferentes situaciones del partido.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad