Giovanni se queda y se va Arturo Char

Diciembre 18, 2010 - 12:00 a.m. Por:
RAFAEL CASTILLO, El Heraldo, especial Enlajugada
Giovanni se queda y se va Arturo Char

Giovanny Hernández, excapitán del Atlético Junior.

Tras una larga novela el volante vallecaucano Giovanni Hernández definió su continuidad con el Junior, mientras que el presidente de la institución 'Rojiblanca' determinó presentar su renuncia.

Tras una larga novela el volante vallecaucano Giovanni Hernández definió su continuidad con el Junior, mientras que el presidente de la institución 'Rojiblanca' determinó presentar su renuncia.Desilusionado, decepcionado y con algo de molestia encontramos a Arturo Char Chaljub en su residencia. El que hasta este viernes era presidente del Junior acababa de ser desautorizado por su padre, Fuad Char, y otros de los máximos accionistas del equipo.Su anuncio público (con declaraciones y comunicado oficial) que confirmaba el jueves la salida de Giovanni Hernández del cuadro rojiblanco, tuvo un reversazo 24 horas después en contra de su voluntad. En diálogo con EL HERALDO y Al Día, Char Chaljub manifestó que renuncia a la presidencia del equipo y dio sus opiniones en torno a este novelón que finaliza con la permanencia del jugador en el club. Giovanni firmó un contrato que lo unirá por dos años más. ¿Qué pasó para que se diera este reversazo que sorprendió a todos? El deseo de conservar a Giovanni por encima de lo que ha sido la voluntad mía de defender la institución y la dignidad. Hay personas que le dan más valor a unas cosas que a otras. ¿Renuncia al equipo ante la desautorización? No tengo más salida. No me queda otra opción distinta porque Giovanni prácticamente pasó por encima de mí y es más importante que la institución que está representada en mí. Yo quedo muy mal ante los jugadores y el cuerpo técnico. Pierdo toda la autoridad. ¿Cuál es el sentimiento ahora? Todos somos distintos y cada ser humano le da un peso específico a ciertas cosas. Para mí, en un equipo de fútbol hay ciertos principios que no pueden faltar, la palabra, la dignidad, la honestidad, la sinceridad. Yo le perdí toda la confianza a Giovanni. Si él se queda, yo me voy. ¿Cómo sintió el respaldo de su familia, que es la dueña del Junior? Yo estaba como representante de los dueños del equipo. Me habían entregado la responsabilidad para defender sus intereses, implementando mis criterios. Todos los que hacen parte de la Junta quieren lo mejor para el equipo. Yo busco eso de una forma y ellos de otra. Todos con la mejor intención. ¿Siente rabia o decepción? No rabia, pero sí una mezcla así de las dos porque me había ilusionado mucho, estaba deseoso de poder estar en Junior de manera permanente, que mi presencia se convirtiera en un apoyo. ¿Cómo vislumbra el futuro del Junior con estas decisiones tan cambiantes y con la falta de institucionalidad? La decisión se toma con la mejor voluntad, yo lo sé. Simplemente que yo no la comparto. Creo que quien esté el día de mañana en la presidencia del equipo, igual va a intentar hacerlo con su criterio. ¿Usted se sintió chantajeado por Giovanni? El hecho de que él haya pasado por encima de mí, siento que de alguna manera ratifica que él no ve en mí una instancia máxima sino un intermediario. Buscó otros mecanismos para lograr su contrato. Pasó por encima de mí. Él tiene hoy más fuerza que yo para conseguir cosas en Junior. ¿Cambio la imagen que tenía de Giovanni? Sí, yo pienso que en Junior han llegado jugadores más grandes que él y mucho más humildes. Carlos ‘El Pibe’ Valderrama nos llevó a tres mundiales y fue el hombre más sencillo y humilde. Arreglaba sus contratos con el Junior en 32 segundos, sin novelas ni culebrones, y miren lo grande que es, siempre ha sido el más grande. No me queda un buen sabor de todo esto. ¿A usted lo llamaron y le dijeron: vamos a tratar de solucionar todo esto, o simplemente tomaron la decisión y ya? Se me comentó y me confrontaron frente a esta decisión, pero yo hice saber mi posición y dejé que se procediera. Una vez conocí que se procedió, ya me di por enterado que no tenía nada qué hacer ahí. ¿Qué hizo Giovanni Hernández para pasar por encima de usted? ¿Qué convenció al resto de la Junta Directiva para que se reversara la decisión? Buscó los mecanismos para llegar a uno de los dueños del equipo y así conseguir su contrato. ¿Se aceptó lo que él quería? Yo no sé, ya no quiero saber de ese contrato. ¿Ya tenía listo a Macnelly Torres? Ya habíamos avanzado bastante con Colo Colo. Estábamos bastante cerca de traerlo. ¿También tenía cerca a un delantero? Estábamos buscando fórmulas para incorporar a Teófilo por Bacca. Buscamos opciones con los representantes para traer a ‘Teo’. Se iba a enviar la propuesta. ¿Todo lo deja en manos del resto de la Junta? Sí. Incluso, si se va Giovanni tampoco sigo. No es cuestión de Giovanni o yo. Ya no tengo el mismo deseo. Usted tiene mucha confianza con varios de los jugadores del Junior, ¿cómo cree que caerá toda esta situación al interior del grupo? Me imagino que ellos tenían la ilusión de tenerme ahí cerca. Yo era una persona a la que podían tener acceso con facilidad, pero les envié un mensaje de que en la vida estas cosas pasan, esto no es nada dramático. ¿Asistirá al estadio para ver a Junior? Yo soy juniorista con Giovanni o sin Giovanni. Quiero que a Junior le vaya bien. Se está conformando un gran equipo, han llegado futbolistas muy profesionales y hay jóvenes talentosos, Quintabani es un ganador, están todos los ingredientes, hay que cocinarlos con amor. ¿Hay gente que se quiere aprovechar del Junior? Sí. Al Junior le han dado mucho palo, lo han usurpado demasiado. Mi propósito era tratar de defenderlo, de pelear por su dignidad, que no lo chantajearan más. ¿Habló con Giovanni Hernández cara a cara? Claro que hablé con él. Muchísimas veces por celular y frente a frente. Fueron conversaciones bastante desagradables. ¿En qué sentido? En la desconfianza, en los argumentos, en todo lo que él consideraba que debía ganar... ¿Cuál fue el momento en que usted dijo: no más? Fue el miércoles que me agoté y me di cuenta que ya no era un tema de dinero. Era de respeto y dignidad, ya era demasiado abuso y falta de consideración con una familia y una ciudad que le ha entregado mucho.¿La suya es la presidencia más corta en la historia del Junior? Yo creo que sí, un mes nada más. De estas cosas yo salgo fortalecido, me hacen crecer, me hacen más grande y duro. Todavía estoy joven. Lo importante es que tengo a mis hijos, tengo a mi familia. Ellos me respaldan. ¿Volverá a ser presidente del Junior? No, por ahora no, no lo veo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad