Gareth Bale sufre su sexta lesión en el sóleo izquierdo en el Real Madrid

Gareth Bale sufre su sexta lesión en el sóleo izquierdo en el Real Madrid

Abril 25, 2017 - 10:46 a.m. Por:
Agencia EFE
Gareth Bale

Gareth Bale, jugador del Real Madrid.

EFE / El País

Gareth Bale sufre una nueva lesión en su punto débil, el sóleo, tras confirmar la resonancia magnética a la que se sometió en la mañana del martes, que sufre una lesión de grado 2 en su pierna izquierda, la sexta en la misma zona desde que llegó al Real Madrid, tras volver a caer lesionado en el clásico.

Bale reaparecía en la noche del sábado ante el Barcelona recién superada una lesión en el sóleo derecho, y se lesionó el de la otra pierna. El Real Madrid confirmó en un parte médico que tras las pruebas realizadas al galés se le ha diagnosticado "una lesión de Grado 2 en el sóleo de su pierna izquierda", que está "pendiente de evolución".

Se perderá Bale la eliminatoria de semifinales de la Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid y varios encuentros de LaLiga Santander decisivos por el título.

Pese al optimismo de Zinedine Zidane tras hablar con los médicos y asegurar públicamente que es "poca cosa", viendo los precedentes de la misma lesión en el extremo galés, se estima un tiempo de baja en torno a tres o cuatro semanas, por lo que no jugaría frente a Deportivo de la Coruña, Valencia, Granada y Sevilla.

Es la octava lesión en los sóleo de Bale. Su punto débil que ha provocado que desde su llegada al Real Madrid ya se haya perdido un total de 58 partidos por dolencias físicas en cuatro campañas, con la presente siendo la peor con 20 ausencias.

El calvario de Bale en los sóleo comenzó un 15 de diciembre de 2013 tras sufrir un golpe de Álvaro Arbeloa en un entrenamiento en la ciudad deportiva de Valdebebas. Estuvo tres semanas de baja, que coincidieron con el parón navideño, lo que ayudó a que tan sólo se perdiera dos partidos y uno de menor trascendencia en Copa del Rey ante un rival como el Olimpic de Xátiva en los 22 días de baja.

Fue el momento en el que comenzó un problema que se convirtió en casi crónico. Sin el tiempo de recuperación correcto reapareció Bale en el primer partido de 2014 ante el Celta. Tan sólo veinte días después recaía de la misma lesión. El 25 de enero paraba en pleno partido ante el Granada. Ocho días más de baja, en una semana importante para el Real Madrid y que saldó con un empate en San Mamés ante el Athletic Club y dos victorias coperas ante Espanyol y Atlético de Madrid.

Cuando adquirió continuidad, reaparecieron sus fantasmas. Nada más comenzar un encuentro de Liga ante el Málaga, a los cuatro minutos, sintió el mismo pinchazo en su gemelo izquierdo el 18 de abril de 2015. En esa ocasión fue medio mes su periodo de baja, con su ausencia en dos partidos ligueros y un derbi madrileño a vida o muerte en la vuelta de cuartos de final de 'Champions' ante el Atlético de Madrid.

Sus percances en la misma zona se dispararon la pasada campaña. El 15 de septiembre, en Liga de Campeones ante el Shakhtar Dontesk, se lesionó a la media hora de partido. Fue la ocasión en la que su gemelo más sufrió y necesitó un mayor tiempo de baja. Hasta 18 días fuera de los terrenos de juego, sin poder participar en tres partidos de la competición doméstica y uno de la Liga de Campeones.

Se repitió la historia y al poco de regresar sufrió una recaída en el sóleo izquierdo que no sentó bien en el club blanco.

Tras reaparecer en el derbi madrileño del Calderón ante el Atlético de Madrid, el 4 de octubre, jugando tan solo los últimos 25 minutos, se marchó para jugar con su selección dos encuentros completos, ante Bosnia y Andorra; especialmente dañino el último en el que Gales ya no se jugaba nada una vez certificada su histórica clasificación a la Eurocopa 2016.

A su vuelta fue sustituido en el encuentro ante el Levante, según el entonces técnico madridista Rafa Benítez por "fatiga", que horas después pasó a ser una nueva recaída que le impedía jugar el doble duelo por el liderato de grupo de Liga de Campeones ante el PSG francés, más dos partidos de Liga.

Cuando mejor era su rendimiento con trece goles ligueros, llegaba su primera lesión en el sóleo derecho, el 11 de enero de 2016, y 21 días de baja. Sumados a otro problema muscular en un muslo y un esguince de rodilla, el galés se perdió 18 partidos en toda la pasada temporada.

En la presente ha empeorado esas cifras. Bale fue el futbolista más destacado de la primera parte de la temporada. Asumió el liderazgo del equipo blanco en momentos más irregulares de Cristiano Ronaldo o en su ausencia.

Todo cambió el 22 de noviembre, cuando en el duelo europeo en Lisboa ante el Sporting de Portugal sufrió una luxación traumática de los tendones peroneos del tobillo derecho que le tuvieron tres meses en el dique seco.

Tras su regreso el sóleo volvió a convertirse en pesadilla en la ida de cuartos de final de 'Champions' en el Allianz con un edema que antecedió su sexta lesión del sóleo izquierdo en su regreso en el clásico. Ya se ha perdido 20 encuentros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad