Freddy Hurtado selló con el número 22 su amistad con Giovanni Córdoba

Octubre 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa- El Colombiano
Freddy Hurtado selló con el número 22 su amistad con Giovanni Córdoba

En la sede del Cali todo era caos, impotencia. En la ciudad sucedía algo parecido. La muerte de los jugadores recordaba la debilidad humana.

El lateral del Envigado recordó a su mejor compañero y amigo, Giovanni Córdoba, quien hace 10 años murió durante un entrenamiento con el Deportivo Cali luego de que fuera impactado por un rayo.

El 24 de octubre de 2002 marcó una fecha fatal para el fútbol colombiano: una descarga eléctrica mató a Giovanni Córdoba y a Herman 'Carepa' Gaviria, mientras se entrenaban con su equipo, el Deportivo Cali, en la sede de Pance.Pero a la vez, ese momento sirvió para que Fredy Hurtado hiciera una especie de pacto con el que selló la amistad por siempre con aquellos, sus compañeros de la época.Recordar ese momento que presenció le entrecorta la voz y le roba algunas lágrimas a Fredy, hoy jugador del Envigado. Incluso cuenta que se salvó del rayo, que afectó en menor o mayor medida a los 22 jugadores y el cuerpo técnico, que comandaba Óscar Quintabani, porque venía de una lesión y terminó su rutina en el gimnasio."Todos se pararon aturdidos menos 'Carepa' y Giovanni. Eso nos alarmó. Peor quedamos cuando vimos que Herman había fallecido y 'Giova' estaba casi muerto", aseguró el 'Churta', como es llamado.Este aniversario que se cumple el miércoles -24 de octubre- es de esos tristes que nadie quiere vivir, casi ni recordar, pero Hurtado es un convencido de que no le ha fallado a su "pana" Córdoba, ya que luego de cargar luto por mucho tiempo se propuso rendirle un homenaje de por vida. Giovanni murió tres días después de ser hospitalizado. "Al regresar a los entrenamientos, después de pasar la pena, le pedí al utilero que me diera la camiseta número 22 con la que jugaba Giovanni, porque yo quería recordarlo siempre por lo gran persona que fue, la manera como nos ayudó y por todas las cosas buenas que vivimos juntos en el fútbol", recuerda Freddy con un profundo dolor reflejado en sus ojos.A su hijo no le puso el nombre del amigo que le arrebató la naturaleza, porque ya había convenido con su esposa que se llamaría Matías. Pero lo mantiene presente en las oraciones, ruega para que Dios lo tenga en su gloria al lado de 'Carepa' Gaviria.El miércoles, en los entrenamientos del equipo 'naranja', se tomó el atrevimiento de pedirles a sus compañeros muchas bendiciones para que Envigado supere el sábado al Chicó.Una década después, Fredy tiene sentimientos encontrados en su corazón. "Ya van 10 años y da tristeza saber que 'Giova' y 'Carepa' no están, pero me alegra recordarlos por tantas cosas buenas".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad