Francisco Maturana disfruta un nuevo despertar

Marzo 26, 2013 - 12:00 a.m. Por:
WILSON DÍAZ - Colprensa - El Colombiano
Francisco Maturana disfruta un nuevo despertar

Francisco 'Pacho' Maturana, técnico internacional colombiano.

De la mano de Maturana la selección Colombia disputó los Mundiales de Italia 90 y Estados Unidos 94, además de ganar la Copa América de 2001.

Lo llamó gente de Arabia Saudita, E.U., Uruguay, Argentina y de todo Colombia para conocer su estado de salud y expresarle solidaridad tras el accidente automovilístico que sufrió la tarde del domingo en el sector de El Poblado, en Medellín. Francisco Maturana supo del aprecio que le tienen. El exseleccionador nacional está en buenas condiciones de salud, luego de haber sido evaluado por los médicos que le hicieron un tac el mismo día del hecho. Dijo que apenas tiene el desgarro normal que se presenta en este tipo de accidentes, y resaltó las manifestaciones de solidaridad. Venía de visitar a su padre que vive en el sector de La Mota e iba para su apartamento. Manifestó que perdió el control de su vehículo cuando trató de adelantar y fue a parar al separador, "ya no tenía forma de controlarlo". Reflexionó sobre las consecuencias de querer llegar rápido a un destino y señaló también que no estaba en estado de alicoramiento, como puede pensarse en este tipo de situaciones. "Esto me da la oportunidad de valorar mucho las cosas y mirar para otros lados. En esa mirada encuentro el respaldo y la preocupación de los amigos de todas partes del mundo. Entonces pienso y digo: yo no había valorado que era tan rico en esas cosas", comentó. Sobre el accidente, dijo que le deja enseñanzas como la importancia de mantener puesto el cinturón de seguridad, que la velocidad no es buena compañía y que no hay que preocuparse por llegar tan rápido. La presencia de Hernán Darío Gómez y Nelson Gallego, así como las llamadas de los presidentes de la Federación y de la Dimayor, minutos después del incidente en La Aguacatala, son detalles que resalta luego de este hecho que pudo tener consecuencias mayores en caso de que hubiera ocurrido en un día normal. La suerte fue que era festivo, pues hubiera chocado contra otros autos. Maturana manifestó que las enseñanzas que quedan "es la del valor de la amistad que lo hace a uno verdaderamente rico". "Es como un despertar, un chorro de agua que lo sacude a uno: tengo mucha gente valiosa que me quiere y está pendiente de mí; mi familia, los hijos y los amigos. Gracias a Dios que voy a seguir viviendo otro poquito y le agradezco todas las amistades que me ha dado".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad