Finalizó la aventura de la selección Colombia

Julio 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR - Enviado especial de El País-Córdoba (Argentina)
Finalizó la aventura de la selección Colombia

El jugador de la selección de fútbol de Colombia, Dayro Moreno (derecha), lleva el balón ante Walter Víchez (izquierda) de Perú, en el estadio 'Mario Kempes' de la ciudad de Córdoba.

Un práctico Perú venció 2-0 a una confundida Colombia y la sacó de la Copa América.

La derrota más dolorosa de Colombia en esta versión de la Copa América no fue contra la favorita Argentina. Sucedió el sábado ante un equipo que viene apenas comenzando un proceso y que con quitarle el balón al combinado nacional, con recogerse bien en su zona defensiva y con aprovechar los errores defensivos de los de ‘Bolillo’, le bastó para alcanzar el codiciado boleto que lleva a las semifnales del torneo.Perú desnudó al seleccionado que pasó primero del Grupo A y que en esa primera ronda despertó muchos elogios. No fue la tarde de Colombia. Estuvo fría como resultó el día en Córdoba. Esta vez no funcionó la seguridad defensiva. Mucho menos las gacelas que siempre ubicó por los costados el técnico. Tampoco caminaron los atacantes.Fue una mala salida. O como dirían los aficionados colombianos en el estadio ‘Mario Kempes’, un feo despertar de esta aventura que significó la Copa América.Y eso que el partido comenzó con buenos indicios. No es sino retroceder la película y ver la jugada entre Zúñiga y Falcao que remató muy mal Aguilar cuando estaba de frente al arco. Falcao también perdió a los 26 minutos una opción cuando la tiró por arriba. Esas posibilidades fallidas auguraban algo malo.Y se ratificó a los 65 minutos cuando el infalible delantero del Porto tiró por fuera un tiro penal, después de una falta que le cometió Alberto Rodríguez a Dayro Moreno.Perú, el gran vencedor, no fue un convidado de piedra. Se abroqueló muy bien en defensa cuando Colombia tuvo el balón. Y cuando lo recuperó, salió en veloces contragolpes, generando pánico en la zaga cafetera con Juan Vargas y Paolo Guerrero.El esquema de los ‘incas’, para maniatar y quitarle las luces a Colombia, fue muy sencillo: tapó las válvulas de oxígeno del equipo de ‘Bolillo’. Es decir, puso hombres por los costados para evitar que Zúñiga y Dayro, por derecha, y Armero y Ramos por izquierda, hicieran daño. Esa fórmula le cortó las alas al combinado nacional, que careció de alternativas para salir del mal momento.A eso hay que agregarle que el técnico Hernán Darío Gómez demoró mucho los cambios. Ramos, Aguilar y Guarín nunca se encontraron en la cancha. Sin embargo, como premio jugaron casi todo el partido los dos primeros y el último estuvo hasta el final.El primer gol, minuto 11 del extratiempo, nace de un error de ‘Neco’ Martínez. Salió presuroso a tomar un balón cuando los códigos dicen que en esa clase de acciones es mejor puñetear. Se tropezó con Yepes y eso lo facturó Carlos Lobatón para mandarse un golazo de pierna derecha.La puntilla llegó diez minutos después con otro error del arquero colombiano. Se la tiró comprometida a Perea, la ganó Guerrero, se la sirvió a Vargas y este de zurdarzo puso el 2-0.Fue un triste final. Con ole en las tribunas. Con una ruidosa fiesta peruana, cuando todo apuntaba que era Colombia la quer iba a celebrar.La del sábado resultó ser la derrota más dolorosa. Ni siquiera fue contra la local Argentina. El durísimo golpe lo recibimos de un equipo que está en obra negra, apenas en construcción. Y eso, de por sí, debe alarmar de cara al futuro. LA FIGURAColombia estaba advertida de las bondades de Juan Vargas. El volante peruano controló las salidas de Zúñiga y le alcanzó para comprometer la zaga colombiana. Siempre intentó de media distancia hasta que redondeó su buena tarde con un golazo que sirvió para cerrar el partido.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad