Figura del día: Neymar, la única gran estrella en el inicio de la Copa América

Junio 14, 2015 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País

El astro brasileño fue el hombre más destacado de su seleccionado en el debut copero.

El brasileño Neymar fue la única de las grandes luminarias que apareció en la primera fecha de la Copa América-2015, a diferencia de su compañero del Barcelona, Lionel Messi, del uruguayo Édinson Cavani y el colombiano James Rodríguez, que no encendieron el fuego sagrado.

Neymar, autor del primer gol de Brasil y promotor del segundo con una genial acción que concretó Douglas Costa en los descuentos, prolongó con la Seleçao la extraordinaria temporada con el Barcelona.

Su amigo Messi, en cambio, mostró ante Paraguay una pálida versión de su año de fantasía con el conjunto catalán, y aunque marcó un gol de penal, se fue apagando a medida que el aguerrido conjunto guaraní crecía hasta dejar un triunfo que estaba casi seguro para empatar 2-2.

Messi masculló su bronca: "Ir ganando 2-0 y terminar con un empate da bronca" .  

"Imaginábamos que sería un debut duro; todo debut es duro, aún más en un torneo como este, una Copa América contra otro equipo de calidad del continente. Pero conseguimos la victoria, que es lo más importante", dijo el capitán brasileño después de la victoria contra Perú.

Neymar casi no tiene quién lo acompañe en la creación de la Seleçao, pero el exjugador del Santos se las arregla para darle vida a una selección que luce apagada, con solo su talento.

Perú casi le arrebata un empate a Brasil, que con el último suspiro logró el tanto de la victoria al minuto 90+2 para arrancar con buen pies su camino en el Grupo C.

El equipo inca mostró una cara más combativa y jugó de igual a igual ante la selección brasileña, que volvió de la tragedia del 7-1 en su Mundial con el primer triunfo oficial con Dunga, que lleva una racha de 11 triunfos consecutivos, diez de ellos en amistosos, desde que asumió.

A la verdeamarela se le venía la noche, pero Neymar encendió la luz. El menino tiene ahora la misión de restaurar el prestigio de la selección de Brasil, hecho añicos desde el 7-1 que le asestó Alemania ante su incrédula afición en las semifinales del Mundial-2014.

Aunque Neymar no estuvo por lesión en la debacle ante Alemania, el delantero de 23 años carga ahora sobre sus hombros con la responsabilidad de que toda una pentacampeona mundial recupere su brillo.  

Tampoco los colombianos James Rodríguez y Radamel Falcao García aparecieron como grandes estrellas: fue un tal Salomón Rondón, un venezolano que juega en el Zenit de Rusia, el que descolló en el sorpresivo triunfo de Venezuela ante la favorita Colombia por 1-0 en el arranque del Grupo C.

James Rodríguez, estrella del Real Madrid, y Falcao, ex Manchester United, estuvieron ausentes con aviso en el estadio El Teniente de Rancagua, sin mostrar ni una pincelada de calidad en un choque de gran rivalidad histórica que Venezuela tomó como el punto de partida para despojarse del mote de cenicienta.

Édinson Cavani, goleador del PSG, campeón del fútbol francés, tampoco dijo presente en la pálida victoria de su Uruguay ante una aguerrida y sorprendente Jamaica. Sin duda, Uruguay extrañó a Luis Suárez.

Entusiasmado por el impactante triunfo en primer turno ante Colombia, el venezolano Salomón Rondón, un corpulento y hábil jugador que anotó de cabeza el tanto ganador de la vinotinto, sostuvo que "le ganamos a una de las mejores selecciones y mejores jugadores del planeta".

El jugador de 25 años volvió locos a la defensores cafeteros, que no podían frenar sus embates. Pero el capitán venezolano, Tomás Rincón, puso paños fríos.

"No dejemos que la euforia nos lleve a lugares que no tenemos estar con la cabeza donde tiene que estar y los pies sobre la tierra, creo que así daremos el paso", dijo Rincón, otra de las figuras de los 'llaneros'. James Rodríguez, cuya excelente primera temporada en el Real Madrid no pudo evitar la sequía de títulos merengue, intentó retomar el liderazgo de la selección cafetera del que se apropió en el Mundial de Brasil-2014, en el que fue máximo goleador, pero estuvo errático y sin compañía.

Falcao García, después de la grave lesión de rodilla que le apartó del Mundial y de un año negro en el Manchester United, quedó herido en su orgullo, pero en la Copa América aún no demostró que esté en condiciones de regresar a la élite del fútbol mundial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad