Fernando Torres y Thibaut Courtois, caminos cruzados en la Champions

Fernando Torres y Thibaut Courtois, caminos cruzados en la Champions

Abril 29, 2014 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País.com.co
Fernando Torres y Thibaut Courtois, caminos cruzados en la Champions

Thibaut Courtois, arquero belga del Atlético de Madrid.

El 'Niño' se hizo grande en las filas 'colchoneras', mientras Courtouis, hoy el cerrojo del Atlético, es propiedad del equipo británico.

La vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones del miércoles entre el Chelsea y el Atlético de Madrid (ida 0-0) ofrece un curioso enfrentamiento entre Fernando Torres, leyenda rojiblanca y actual delantero londinense, y Thibaut Courtois, portero del club español cedido por los Blues. Nacido en Fuenlabrada, a las afueras de Madrid, Torres se formó en las categorías inferiores del Atlético antes de convertirse en el emblema y capitán del primer equipo, en el que jugó durante siete temporadas. Tras un exitoso paso por el Liverpool, aterrizó en el Chelsea en enero de 2011 por 60 millones de euros, pero nunca ha rendido a la altura de las expectativas creadas. Ahora 'El Niño' amenaza con convertirse en el ejecutor del equipo de su vida, que se juega disputar una final de la máxima competición continental por primera vez en 40 años. Erigirse el héroe de la noche de Stamford Bridge dando a su equipo una segunda final de la 'Champions' en dos años tras la ganada en 2012 serviría a Torres para purgar sus pecados ante la hinchada de los Blues. Torres logró 91 goles en 244 partidos en su etapa en el Atlético, mientras que en el Chelsea sólo ha marcado 43 en 169 partidos, cuando parecía que el cuadro londinense le ofrecía las condiciones perfectas para definitivamente convertirse en una estrella mundial. Donde mejor se encontró el delantero fue en Liverpool, con el español Rafael Benítez como entrenador. El efímero paso del técnico por el Chelsea el año pasado no sirvió de estímulo para que su discípulo diera el ansiado salto de calidad. Torres, 36 goles en 106 partidos con España y un espectacular palmarés en el que brillan dos Eurocopas (2008 y 2012) y un Mundial (2010), se ha convertido en una de las últimas opciones para el ataque de su entrenador José Mourinho. Los problemas físicos del camerunés Samuel Eto'o y la irregularidad del senegalés Demba Ba le han otorgado minutos, pero no los ha aprovechado para dar un golpe sobre la mesa. En la actual Premier League suma cuatro goles, su cifra más baja desde que debutara como profesional en el curso 2000-2001. La Liga de Campeones se le ha dado algo mejor con tres tantos. Courtois: ¿Una cesión fatal para el Chelsea?Con sólo 21 años el internacional belga es uno de los grandes artífices de la espectacular temporada del Atlético, líder del campeonato español a falta de tres jornadas y a un partido de clasificarse para la final de la Liga de Campeones. Sus reflejos, su madurez y su envergadura (1,99 metros y 91 kilos) le sirvieron para convertirse el año pasado en el más joven ganador del trofeo Zamora, que recompensa al portero menos goleado de la Liga (recibió 29 tantos). Este año está cerca de lograrlo por segunda vez consecutiva, ya que lleva 22 goles encajados en 35 partidos, con una racha actual de seis choques en todas las competiciones sin recoger el balón de las mallas de su portería. "Es un buen trofeo para ganar. Espero obtenerlo de nuevo esta temporada", reconoció el portero titular de la selección belga, con la que ha jugado 15 partidos hasta el momento. En Liga de Campeones Courtois fue decisivo contra el Milán en octavos y ante el Barcelona en cuartos. Contra el Chelsea en la ida el portero no tuvo prácticamente trabajo. Pero, como viene siendo norma en el estadio del sur de Madrid, su nombre fue coreado por los aficionados, que saben que cuentan con uno de los mejores porteros del mundo. Courtois además les ha ganado por su fluido manejo del español y sus constantes declaraciones de amor al club rojiblanco. El recibimiento será muy frío el miércoles en Stamford Bridge, precisamente la que debería ser su 'casa' después de que el Chelsea lo fichara del Genk en 2011. Cedido desde entonces en el Atlético, el belga ha estado en el centro de una controversia entre los dos clubes debido a que existía un documento en el que la entidad colchonera se comprometía a pagar una elevada cifra si alineaba al guardameta en un enfrentamiento directo. La UEFA publicó un comunicado en el que dejó claro que en sus competiciones no existían ese tipo de restricciones. Ahora los aficionados del Chelsea esperan que su clasificación para la final de la 'Champions' no sea privada por un joven belga que tiene contrato con el club londinense.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad