Fernando Castro, un 'Pecoso' auténtico

Diciembre 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Francisco Henao Bolívar- Reportero de El País
Fernando Castro, un 'Pecoso' auténtico

Más de 27 años como técnico lleva Fernando Castro. El equipo que le dio la primera oportunidad fue Deportes Quindío.

El nuevo técnico del Deportivo Cali sigue fiel al estilo que le ha dado resultados: exigente, cero indisciplina y buen fútbol.

“Ese man es muy jodido y exigente como él solo; antes de un partido repite cuantas veces sea necesaria una indicación, pero lo que busca con eso es que la información le quede bien grabada al jugador en el momento de saltar a la cancha”.La opinión es de uno de los tantos futbolistas que estuvo bajo la batuta de Fernando 'Pecoso' Castro en su última etapa con el Deportivo Cali —en el 2002—, que pidió omitir su nombre, pero cuyo concepto sirve para retratar la personalidad del nuevo timonel de los azucareros.Y es que el ‘Pecoso’, como dicen muchos de sus amigos, se manda su genio. Algunos lo llaman ‘temperamental’. Cuando dirige gesticula demasiado, se mueve de un lado a otro, grita todo el tiempo, manotea si algo no sale bien y llama a cualquier jugador para repetirle alguna indicación o recordarle algo si las cosas no están saliendo como las había planificado. Además, es un hombre que no tolera la pereza y mucho menos la indisciplina.“Sigo siendo el mismo, exigente y cero alcahueta cuando algún jugador la embarra”, dijo recientemente.“Llegamos al Atlético Huila y vimos que el equipo, cerca de la zona del descenso, entrenaba una sola jornada en el día; hablamos con los jugadores, les dije muy clarito que había que trabajar duro para salir de esa situación y por eso decidimos entrenar mañana y tarde; es que la del futbolista es una profesión como cualquiera otra y por eso hay que trabajar durito y parejo”, dijo cuando se le preguntó acerca del secreto para sacar al Huila del hueco en que se encontraba, hasta llevarlo a las puertas de la final de la Liga Postobón.En el Atlético Huila precisamente aún recuerdan de manera jocosa el inconfundible estilo del ‘Pecoso’. “Antes de que el ‘profe’ llegara al equipo yo escuché que decían que era regañón, bastante exigente y muy jodido; pero acá comprobé otra cosa, es una gran persona y un hombre que a su manera siente el fútbol dentro y fuera de las canchas”, dijo el volante argentino Hernán Hechalar.El jugador recuerda una anécdota: “para explicar algo, si es caso se tira al piso o sale corriendo o explica cuantas veces sea necesario; no me había tocado un técnico así, en un principio me asusté porque él se transforma por completo, pero es su forma de sentir el fútbol y me parece bien”.Édison 'Guigo' Mafla, quien salió campeón con él en el Deportivo Cali de 1996, reconoce que “el ‘profe’ vive de una manera diferente y fuerte el fútbol y quiere que sus jugadores sientan lo mismo las 24 horas”.“Él no se queda quieto. Incluso una vez en Manizales el Caldas casi nos hace un gol y el ‘profe’ de la piedra tiró un manotazo al aire, pero tuvo mala suerte porque le pegó a la caseta del banco de suplentes; le dio tan duro, que esa noche le tuvieron que enyesar la mano”, recuerda Mafla.En cuanto a su relación con los directivos, el ‘Pecoso’ defiende a muerte su territorio. “Él es un hombre de carácter, desde un principio deja claro que es el que maneja al equipo en la parte deportiva y pide respeto por eso; aunque también hay que decir que es muy receptivo a la hora de escuchar sugerencias”, asegura Hárold Abadía, directivo del Deportivo Cali en una de las etapas de Castro como técnico.Precisamente por desacuerdos con el presidente verdiblanco en el 2002, Humberto Arias, Castro tuvo que dar de manera prematura un paso al costado.Otros rasgosEl técnico caldense es tranquilo en la victoria, pero duro con la derrota. “Cuando pierde un partido se afecta demasiado; en cambio, cuando gana, lo toma de la mejor manera, sin mucho triunfalismo”, afirma el profesor Hernando Arias, quien trabajó con Castro como preparador físico en el Deportivo Cali campeón de 1996.Arias conoce también ‘el lado humano’ del nuevo técnico del onceno azucarero. “El ‘profe’ es un apasionado del fútbol, pero cuando no está entrenando o jugando, en vez de salir a caminar a algún lado, es de los que prefiere estar en su casa con su señora, sus hijos y nietos. Él es de pocos amigos y los que tiene son bien escogidos; incluso, aún se reúne con varios de los que fueron compañeros de colegio en Manizales”.El estilo exigente, drástico y castigador con la indisciplina de un ‘Pecoso’ Castro auténtico y puro, que tantas polémicas causa en el país, pero también su concepción de un fútbol ofensivo que siempre pregona y utiliza en los clubes que ha dirigido, llega por tercera vez al Deportivo Cali.Esa forma de vivir y sentir el fútbol que muchos comparan con el de Jorge Luis Pinto, fue precisamente el que inclinó definitivamente la balanza a su favor a la hora de la afición y los directivos azucareros elegir al nuevo técnico.Con mano dura, pero también con buen fútbol, el timonel manizaleño espera poner a andar a un Deportivo Cali que no sabe lo que es

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad