Faustino Asprilla y Óscar Ruggeri, las dos caras del 5-0

Septiembre 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Por Faustino Asprilla (*) y Por Óscar Ruggeri (**)
Faustino Asprilla y Óscar Ruggeri, las dos caras del 5-0

Faustino Asprilla, protagonista del 5-0 y autor de dos goles ese 5 de septiembre y Óscar Ruggeri, defensa y capitán de la selección argentina, titular el día del 5-0.

El jueves se cumplen 20 años del triunfo más sonoro de la Selección: el 5-0 sobre Argentina. El País recuerda la gesta con los protagonistas del partido.

“NUNCA SOÑAMOS CON UN 5-0”: Faustino ' El Tino' Asprilla Lo primero que debo decir es que jamás pensamos que se iba a dar un resultado de esos ante Argentina.Nosotros sí estábamos confiados en que íbamos a hacer un buen partido y sacar un resultado positivo que nos diera la clasificación al Mundial, pero nunca que íbamos a ganar 5-0.Sabíamos que podíamos ganarlo jugando con el desespero de ellos, o empatarlo con un 1-1 o un 2-2, pero un 5-0 nunca se nos cruzó.Recuerdo que el ambiente antes de ese partido fue bastante tenso; los argentinos estaban muy nerviosos, creo que presentían lo que iba a pasar. Fue muy raro que Argentina mandara gente al hotel donde estábamos alojados para no dejarnos descansar.Trataron por todos los medios de no dejarnos dormir para que estuviéramos desconcentrados en el momento del partido, pero al final eso no les sirvió de nada.Cuando salimos del hotel al estadio íbamos muy tranquilos; en esa época uno escuchaba un poco de música, trataba de desconectarse de lo que sucedía afuera para estar concentrado en lo que tenía que hacer.Ya en pleno partido, cuando se jugaban los primeros minutos, nosotros vimos que el resultado era posible. Incluso el partido resultó bastante intenso desde el inicio, pero ya cuando marcamos el primer gol nos acomodamos mejor en la cancha y eso nos dio mucha más confianza.Así llegaron los otros goles que nos dieron la posibilidad de conseguir un triunfo impensado.Los argentinos quisieron calentar el partido de 'boquilla', pero para mí eso era normal, eso pasa en todas partes, no solo en Argentina. Uno en esos casos lo que tiene que hacer es olvidarse de lo que le digan los contrarios y concentrarse en lo que tiene que hacer. Eso fue lo que hicimos nosotros ese día, nos dedicamos a jugar y por eso sacamos el resultado que nadie esperaba.La verdad, yo nunca pensé en anotar dos goles esa noche. Yo sí soñaba con clasificar a Colombia al Mundial de Estados Unidos 94 porque ese partido era el que daba la clasificación, pero nunca marcar dos veces en el Monumental y menos a Goycochea.Al final no lo podía creer, fue una alegría muy grande para mí y para todos en la Selección.El gol que le marqué a Goycochea desde el borde del área fue muy bonito y muy comentado. No lo ensayé nunca porque eso no se ensaya. Eso se va dando en los partidos y por fortuna esa noche se me dio, fue uno de los mejores goles que hice en mi carrera.¿Qué cómo fue la celebración al final del partido en Buenos Aires? Hasta donde yo sé todavía estamos celebrando ese marcador.No, la verdad es que en el camerino hubo un festejo grande entre todos, con cánticos y mucha alegría porque fue un triunfo muy especial para nosotros, una victoria que nos dio a conocer mucho más y que todo el país celebró.Ya cuando llegamos a Bogotá hubo un recibimiento muy grande, el país se volcó hacia la Selección y fuimos recibidos por el Presidente.Fue un día muy especial para el fútbol colombiano que será muy difícil de olvidar así pasen los años.(*) Protagonista del 5-0 y autor de dos goles ese 5 de septiembre.“Tuvimos una mala noche”: Óscar Ruggeri ¿Yo qué puedo decir de esa noche? Que fue un mal partido para nosotros, una mala noche que tiene cualquier equipo y esa vez la tuvo Argentina, nos tocó a nosotros soportar ese resultado.Ese clase de derrotas son desilusiones que nos hemos llevado a lo largo de toda la carrera; como hay triunfos, también hay muchas derrotas, bastante dolorosas y más esa que fue de local y ante nuestra propia gente.Nosotros estábamos confiados para ese partido porque nos faltaba ese triunfo para clasificarnos al Mundial de Estados Unidos y no depender de nadie; además, veníamos de una racha muy buena y el equipo estaba jugando muy bien, pero nos tocó ese partido desagradable y en nuestra propia casa.Nosotros, y estoy seguro que ni los mismos colombianos, esperábamos una actuación de Colombia como la de esa noche. Sí sabíamos que iba a ser un partido bastante difícil porque nos enfrentábamos a la mejor camada de jugadores que ha tenido la Selección Colombia en mucho tiempo.Esa fue una Selección Colombia con mucha experiencia, con grandes jugadores, con hombres de mucha jerarquía y personalidad.Nosotros respetábamos a todos los equipos, pero ni los mismos jugadores colombianos pensaron que iban a tener un resultado así como el que se dio en el Monumental.Esa noche la verdad es que Colombia estuvo muy bien, fueron muy rápidos, veloces y efectivos. Con decirte que yo ni los vi ese día. Hay que reconocer que jugaron un gran partido. Colombia nos ganó con mucha comodidad. Esa fue una noche extraña para nosotros, la afición argentina ni siquiera sabía lo que estaba pasando en el Monumental porque permanecía en silencio, nosotros nos fuimos en silencio del estadio, pero después al final todos entendimos que tuvimos una mala noche y un mal partido y que había que darle vuelta al caso porque nos quedaba la opción del repechaje contra Australia.Después de ese resultado de la prensa argentina salieron muchas críticas, algunas con bastante violencia, otras menos fuertes, pero era normal después de un resultado así como el que se dio. A medida que pasa el tiempo uno va entendiendo algunas cosas.Antes del partido nosotros teníamos claro que Colombia nos podía ganar. No estábamos confundidos. Lo que sucede es que cuando se tiene un partido malo o un día malo, el otro equipo te agarra y te da vuelta y eso fue lo que sucedió esa vez en el Monumental.Pero nosotros estábamos con los pies en la tierra, sabíamos dónde jugábamos y a quién nos enfrentábamos; también entendíamos que los rivales se preparan para jugarle bien a una selección tan grande como la de Argentina. Ese día pasó eso, reitero que fue un día malo y después lo revertimos con la clasificación al Mundial.Colombia nos ganó bien, pero, a mi juicio, ese partido los perjudicó porque se creyeron los campeones del mundo y fue increíble que esa Selección, cuando llegó al Mundial, terminó yéndose en la primera ronda. Se olvidaron de hacer lo que venían haciendo.(**) Defensa y capitán de la selección argentina, titular el día del 5-0

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad