Familia y amigos impulsarán el brazo de Dayron Márquez en Londres

Julio 25, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País

El atleta antioqueño de 31 años de edad, es el único colombiano que estará en las olimpiadas en el lanzamiento de pértiga. La competencia es de alto nivel y el deportista asegura que estará entre los mejores.

La amistad, la familia y la patria impulsan el brazo de Dayron Márquez. En los juegos Olímpicos de Londres 2012, el jabalinista antioqueño espera responder con su compromiso de enaltecer el nombre del país, ser el orgullo de sus cuatro hijos y representar a su mejor amigo: el bogotano Arley Ibargüen, a quien en el último minuto le arrebató la marca olímpica.Cuando el pasado 30 de junio Márquez se clasificó para las justas de Londres (con un registro de 80 metros y 61 centímetros en el lanzamiento de pértiga), su promesa fue la de figurar entre los mejores en nombre de Arley.Junto al bogotano, Dayron empezó a recorrer una carrera atlética desde la infancia, en la adolescencia ambos se perfilaron como grandes deportistas, y en los últimos años han seguido carreras paralelas en el atletismo colombiano.No es coincidencia entonces que en los Juegos Centroamericanos de Mayagüez (Puerto Rico) 2010, el certamen deportivo de mayor categoría en el que ha participado Dayron, éste haya escoltado, con la medalla de plata, a su colega bogotano.“Nosotros somos compañeros. Desde muy niños nos hemos criado juntos. Yo quería que nos metiéramos en el cuento (de buscar el cupo a Londres) porque somos buenos contrincantes y le ponemos sabor a la competencia, reímos y sufrimos juntos”, cuenta Dayron quien sin la compañía de su cómplice será el único jabalinista colombiano en representar al país en las justas europeas.Ahora, en su primera participación en unos Olímpicos, el atleta oriundo de Apartadó (Urabá antioqueño), buscará figurar entre los mejores para darle así un motivo más a su familia para que siga creyendo en su lucha por sacarlos adelante.“LO QUE HAY QUE HACER, ES LLEGAR HASTA EL FINAL” ¿Cómo vivió su clasificación a los Olímpicos sabiendo que la logró justo en la última competencia nacional que daba el cupo a Londres? “Tenía claro que era la última oportunidad. Venía preparándome bastante y dispuesto a darla toda pues era aquí o era nunca, pero gracias a Dios las cosas se dieron. Éste era el momento final y tuve que hacer una preparación muy rápida, ya que vengo recuperándome de una lesión pero yo tenía fe y decía: si no es aquí ¿cuándo?... ya no hay marcha atrás”.En esa competencia, usted logró la clasificación eliminando a su amigo Arley Ibargüen, quien ya tenía el tiquete a Londres ¿como vivió eso? “Sentí un poco la presión con mi compañero ya que se había ido adelante. Pero yo siempre he creído en lo que soy capaz, y en el Señor que nunca nos abandona. Él sabe cuánto hemos luchado y sacrificado por esto. Yo sé que Arley está muy alegre de que yo hubiera clasificado y yo iba a estar muy alegre si el clasificado hubiera sido él”.¿Cómo fue la preparación para lograr esa marca? “Con mi entrenador estuvimos haciendo una preparación fuerte, se puede decir que media porque yo sufrí una pequeña fractura en el tobillo, pero mis ganas de luchar, de seguir en el deporte, de ser grande y de conseguir triunfos en la vida, hicieron que me sacrificara para seguir entrenando y no echarme para atrás a pesar de la lesión. Gracias a Dios aquí tenemos el resultado”.¿Ha sido difícil seguir con su carrera olímpica y a la vez con sus obligaciones familiares? “Un poco porque uno siempre está retirado de la familia, pero yo siempre hablo con mis hijos y mi familia y ellos saben que yo estoy luchando, que estoy pendiente de ellos, que lo que hago es por su bienestar y para brindarles un futuro mejor. Ellos saben que esto es una lucha y entienden que todo lo que hago, lo que sacrifico, es para darles un futuro mejor”.¿Qué le han pedido sus hijos ahora que viajará a Europa? “Me dicen que les traiga una bicicleta y una patineta. Me han pedido muchos regalos porque de pronto ellos no están muy enterados de qué son unos juegos olímpicos, pero voy a conseguir la manera de traerles un buen detalle, un recuerdo grande para que sepan que yo estuve representando a Colombia en los Juegos Olímpicos”.¿Qué otros obstáculos se le han presentado en su camino a Londres? “Cuando me lesioné estuve un poco decaído económicamente pero gracias a los logros que he tenido he recibido incentivos de Coldeportes y de mi departamento y con eso he ido ayudando a mi familia y a mis hijos”.¿Cómo recibe la responsabilidad de ser el único jabalinista colombiano en Londres? “En mí cargo la responsabilidad de meterme entre los 12 mejores del mundo. Es un compromiso con mi país, con el Comité Olímpico, con la Federación de Atletismo, con Antioquia, Urabá y toda la gente que siempre me ha apoyado y ha creído en mí”.¿Cómo ve el hecho de que Colombia tenga una delegación tan numerosa para Londres? “Esto nos da más posibilidades de medallas y de oportunidades. Creo que para el país y para el mundo va a ser algo impactante porque vamos a llevar un gran número de deportistas y ahí nos podemos jugar las medallas, cualquiera puede cogerlas pues esta es una selección muy fuerte, es la primera vez que se ve y yo creo que en representación del país las cosas van a salir muy bien”.¿Se ve como un posible ganador de la presea dorada? “En estos momentos creo que no tengo posibilidades de medallas pero sí de pasar rondas. Pero como esto es deporte, no sabemos que puede pasar, tampoco voy a decir que no me puedo quedar con la de oro. Lo que hay que hacer es llegar hasta el final, al menos quedar entre los seis o doce mejores del mundo. La competencia es con atletas de rango muy alto, de campeones olímpicos pero para eso entrenamos, para luchar y ganar”.¿Cómo se ha venido preparando antes de su viaje a las Olimpiadas? “Eso lo hemos estado coordinando con mi entrenador y la preparación se ha centrado sobretodo en trabajos de recuperación y fortalecimiento de piernas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad