“Esto es una campaña sucia para sacarnos de Boyacá”: Eduardo Pimentel

“Esto es una campaña sucia para sacarnos de Boyacá”: Eduardo Pimentel

Enero 25, 2012 - 12:00 a.m. Por:
JOSÉ MIGUEL PALENCIA – Colprensa
“Esto es una campaña sucia para sacarnos de Boyacá”: Eduardo Pimentel

Eduardo Pimentel, técnico del Boyacá Chicó.

“Jamás me he reunido con nadie, ni mucho menos lo hecho con el gobernador del Meta, ni tampoco con el alcalde de Villavicencio, para analizar la posibilidad de llevar al equipo a esa región del país”, aseguró Eduardo Pimentel Murcia, máximo accionista de Boyacá Chicó.

“Jamás me he reunido con nadie, ni mucho menos lo hecho con el gobernador del Meta, ni tampoco con el alcalde de Villavicencio, para analizar la posibilidad de llevar al equipo a esa región del país”, aseguró Eduardo Pimentel Murcia, máximo accionista de Boyacá Chicó.La respuesta de Pimentel hace alusión a la versión de prensa aparecida en "Boyacá 7 Días", un rotativo local y cuyo titular en primera página afirma que "Chicó se quiere ir para Villavo"."Es absolutamente falso que me haya reunido con el alcalde de Villavicencio o el gobernador del Meta para hablar sobre ese tema. Por el contrario, recibí con desconcierto y tristeza la noticia que publicó este diario, pues el equipo ha hecho parte de una administración que nos invitó en un comienzo y que hace parte de todos los boyacenses independiente del partido político que tengan", agregó Pimentel.El dirigente bogotano explicó, que durante estos últimos siete años se ha demostrado seriedad en el trabajo, cumplimiento, ganas de hacer las cosas, responsabilidad y llevar de la mejor manera los colores del departamento a todos los rincones donde ha jugado la escuadra ajedrezada.Durante 12 minutos Pimentel expresó que con esta publicación se le hace un grave daño a la imagen de la institución y más aún un enorme perjuicio a la ciudad y al departamento, pues esto no se soluciona solamente con el dinero.Del mismo modo, fue enfático al decir que esta situación que está viviendo es una guerra sucia que se inició en el mes de diciembre del año pasado y de la cual se conocen amenazas contra la integridad física de los integrantes de la plantilla."Estos hechos han enrarecido el ambiente, que se ha complicado con la aparición de amenazas por parte de personas desconocidas que han esgrimido armas de fuego y corto punzantes, al igual que agravios verbales contra el cuerpo técnico, jugadores y personal administrativo de mi institución. Esto no obligó a tener una custodia permanente", acotó Pimentel.Las denuncias fueron puestas en conocimiento de las autoridades en su momento y con respecto a lo acontecido con Pimentel, este no denunció el hecho porque era ya época decembrina y estaba de salida, pues justo a los dos días salió de vacaciones. "Además, quise que esto no trascendiera por bien del departamento, pues quería que fuera de perfil bajo".El otrora ex jugador de fútbol insistió en que todo se ha venido enturbiando, en que hay elementos extraños que impiden realizar sus tareas y que la campaña que se ha desatado contra él es vergonzosa pues ya llegó a ventilarse en los medios de comunicación.Insistió, finalmente, que sólo pide el apoyo del gobierno seccional, como se prometió desde la fecha en que llegaron hace siete años y que se debe cumplir por lo que la institución le ha generado al departamento y con lo que se ha construido en esta región del país al cabo de este tiempo.A tres días de comenzar el torneo, el equipo no sabe todavía con qué uniforme va a jugar porque aún no se confirma el patrocinio de la Gobernación de Boyacá, ni tampoco lo relacionado con la confección de las sudaderas de presentación y los maletines.Desde hace más de dos meses se ha intentado buscar el diálogo con el nuevo gobernador, Juan Carlos Granados, con el propósito de que se le comunique al máximo accionista qué va a pasar con los recursos económicos que requiere el onceno para que pueda operar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad