Estados Unidos, un anfitrión necesitado de dar el salto internacional en Copa América

Mayo 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País
Estados Unidos, un anfitrión necesitado de dar el salto internacional en Copa América

Jurgen Klinsmann, técnico alemán de la selección Estados Unidos.

El combinado local es considerado uno de los favoritos para avanzar a instancias finales del torneo continental.

La Copa América Centenario 2016 ofrece a Estados Unidos la posibilidad de dar el salto internacional que necesita su fútbol, y también de averiguar si será el seleccionador alemán Jurgen Klinsmann quien le vista de largo entre los grandes del mundo.

Para la selección de las barras y las estrellas el certamen conmemorativo de la Conmebol constituye la oportunidad única de ponerse a prueba antes del hexagonal final de la Concacaf, que comienza a finales de este otoño y definirá los cupos de la región al Mundial Rusia-2018.

Dado que el seleccionado de Klinsmann no se clasificó para la Copa Confederaciones Rusia-2017, la Copa América se le presenta como la gran oportunidad de fogueo al medirse contra las selecciones sudamericanas.

Otro propósito no declarado públicamente que persiguen los federativos locales es tomar esta Copa como vitrina a las intenciones de Estados Unidos de presentar al país como candidato a organizar la Copa del Mundo de 2026.

"La Copa América es una oportunidad única en la vida", afirmó Klinsmann. "El mundo nos mira como un potencial aspirante a organizar la Copa del Mundo del 2026" , agregó el DT teutón.  

"Será una gran vitrina para Estados Unidos y sus jugadores. Una vez empiece el 3 de junio va a causar enorme impacto", consideró el estratega.

Klinsmann en la mirilla

El puesto de Klinsmann está bajo escrutinio desde que Estados Unidos quedara cuarto en la Copa Oro de la Concacaf jugada en casa en julio del 2015, y luego cayera también derrotado por México en un partido de desempate por un lugar en la Copa Confederaciones del 2017.

Desde entonces, el equipo del 'Kayser K' viene dando tumbos, comportándose unas veces como un supergigante y en otras como escuálido rival sin orden ni concierto en el campo.

Mucho tendrá que mejorar Estados Unidos si quiere avanzar a los cuartos de final por un Grupo A que ha sido calificado como 'el de la muerte', y en el que tendrá de compañeros de travesía a Colombia, Costa Rica y Paraguay.

Klinsmann dio a conocer el sábado su nómina de 23 jugadores para la Copa América, encabezada por los veteranos mundialistas Clint Dempsey y Michael Bradley.

Dempsey y Bradley son parte del núcleo de 15 jugadores que militaron en el equipo que llegó hasta los octavos de final del Mundial Brasil-2014.

De los convocados, 18 ya han aparecido en la clasificación para el Mundial ruso y cinco tienen 23 años de edad o menos, incluidos los prospectos John Brooks, Bobby Woods y DeAndre Yedlin, el futuro del fútbol estadounidense.  

"Esta lista realmente fue elaborada sobre la base de lo que vimos en el último año, y nos asegura el equipo más fuerte posible para competir en la Copa América, y espero sorprender a mucha gente", dijo Klinsmann.

El seleccionado estadounidense inicia su camino por el torneo de selecciones más antiguo del mundo enfrentando a Colombia el 3 de junio en el estadio de Levi's en Santa Clara, California.

Cuatro días más tarde, se mide con Costa Rica en el Soldier Field de Chicago, y cierra su camino por el Grupo A topando con Paraguay el 11 de junio en el Lincoln Financial Field de Filadelfia.

La Copa América Centenario se disputará en Estados Unidos entre el 3 y 26 de junio, en 10 ciudades del gigante americano. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad