“Ese gol de la final ya me lo había soñado”: Jonathan Copete, delantero Santa Fe

Julio 17, 2012 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR / Reportero de El País

Se formó en las escuelas de Aguablanca. Pasó por la academia de Faryd Mondragón. Su primera gran experiencia fue en Argentina, con sólo 15 años. Luego llegó a Venezuela, en donde la rompió. Hoy, a sus 24 años, este caleño se metió en la historia de Santa Fe.

¿Cómo se inició en el fútbol?"Me inicié en la escuela del barrio en Marroquín II del Distrito de Aguablanca; después tuve la suerte de conocer a Faryd (Mondragón) por gente que me llevó a la escuela que él tenía, y allí comencé paso a paso mi carrera en el fútbol". ¿Qué le dejó su paso por la escuela de Mondragón?"Recuerdo que para mí en ese momento él era el mejor arquero del mundo; era una persona maravillosa, que escuchaba a uno y que lo aconsejaba. Ese fue mi punto de partida en el fútbol, sobre todo porque los consejos venían de una persona con mucha experiencia".¿Cuál fue su destino después de la escuela?"Me fui para Argentina cuando tenía 15 años a jugar en el Almagro Fútbol Club; regresé después a Colombia y de aquí pegué para Venezuela con 17 años. Allá me lleva un representante argentino y esta resulta ser una experiencia muy bonita porque ya soy jugador profesional a tan temprana edad, y por ende el trato es diferente. Eso me sirvió mucho en mi carrera".¿Por qué dice que el trato es diferente?"Porque en Argentina me fue mal; aguantar las humillaciones de otras personas es algo que no le deseo a nadie; allá sentí el tema del racismo y es muy duro cuando a uno le gritan 'colombiano negro de mierda, te vamos a matar, coquero...', pero eso me ayudó a ser más fuerte y a salir adelante".¿Por qué no tuvo chance en los equipos de Cali?"Yo tuve la posibilidad de estar en el Deportivo Cali con el maestro Arboleda, pero lamentablemente en ese momento mi pase lo tenía Faryd y no se pudo llegar a un acuerdo para quedarme; igual estuve en el América y cuando iba a firmar salió lo de Venezuela, entonces opté por esta última oferta".¿Cómo se da su venida a Santa Fe?"Yo estaba en el Zamora y allá Arturo Boyacá dirigía al Deportivo Lara; él luego decide venir a Colombia para tomar a Santa Fe y como ya me conocía me contacta para preguntarme si me interesaba venir a Colombia".¿Al comienzo hubo recelo de la afición por ser desconocido para el medio?"Sí, porque venía de un fútbol que es poco conocido acá; pero poco a poco Dios me fue iluminando para que en el camino se fueran dando las cosas y para que la gente viera que yo doy lo mejor en el equipo donde voy, llego a sudarla con todo y eso quedó demostrado en este torneo".¿Antes del partido pensó que iba a ser el autor del gol del título?"Sí, ese gol de la final me lo había soñado; en Venezuela ya me había pasado en dos ocasiones y por eso sabía que el Señor me tenía bendiciones para ese día; pero no fue sólo gol mío, sino el de todo un grupo que siempre hizo las cosas bien para alcanzar este título".¿Qué pasa por la cabeza de un jugador que ve que el balón entra lentamente para convertirse en un gol millonario?"Es una sensación muy bonita porque en ese momento no tenía pensado qué clase de celebración iba a hacer, no tenía nada preparado; yo vi que el balón iba lentamente y pensé que pegaría en el palo o se iría afuera; pero cuando vi que la pelota pasaba la raya de gol, sólo pensé en esos miles de hinchas que necesitaba este triunfo y que querían ponerle fin a 37 años de frustraciones. Por eso salí corriendo a celebrarlo por todos lados... hay momentos en que uno no sabe qué hacer ni para dónde pegar".¿Qué le dice el estar ya en la historia de Santa Fe como el hombre que acabó con 37 años de sufrimiento?"Es una alegría inmensa saber que queda uno marcado en un equipo grande como Santa Fe, el primer campeón de Colombia. Es importante para mí porque siempre se recordará que hice el gol y que sudé esta camiseta de principio a fin. Es un orgullo haber contribuido a esta gran hazaña".¿Cómo fue la celebración?"Fue algo muy sencillo, primero con la gente en el estadio, después en el Parque Simón Bolívar con la hinchada y luego nos fuimos al hotel en donde estuvimos con la familia en un agasajo muy bonito. Ya tarde la noche cada quien decidía si se iba a descansar".¿Quiénes lo acompañaron en la celebración?"Únicamente mi hermano porque mi esposa y mi hijo están en Venezuela y mi mamá vio el partido en Cali, desde donde me mandó mucha energía positiva".¿Qué viene ahora para usted?"Mi matrimonio. Me caso esta semana con Maryuri Rondón, la mamá de mi hijo Jonathan; la ceremonia iba a ser acá en Colombia, pero por problemas en uno de los papeles que trajimos de Venezuela, que no se apostilló como era, entonces ya toca hacer la ceremonia en ese país".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad