¿Es necesario suspender el torneo para erradicar la violencia del fútbol colombiano?

¿Es necesario suspender el torneo para erradicar la violencia del fútbol colombiano?

Septiembre 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co
¿Es necesario suspender el torneo para erradicar la violencia del fútbol colombiano?

Imagen de archivo que muestra a las autoridades con algunos integrantes de las barras de Millonarios.

Aumenta la polémica por las diferentes posiciones tomadas en torno a la violencia en el fútbol colombiano. Gobierno Nacional estudia suspender el torneo y Dimayor considera que es un problema social.

El debate cuál es la mejor medida para erradicar la violencia que golpea al fútbol colombiano se acrecentó hoy, cuando en el seno del mismo Gobierno Nacional se habló sobre una decisión extrema que para muchos colombianos se debe analizar: suspender el torneo nacional.Esa posibilidad fue esgrimida por el el Alto Comisionado para la Convivencia y la Seguridad Ciudadana, Francisco José Lloreda, quien de manera enfática advirtió que no se pueden seguir tolerando crímenes relacionados con la pasión futbolera, como los ocurridos en los últimos días. “Si es necesario que se cancele el campeonato se debería tomar esa medida. Si es necesario aprender por las malas se hace, pero no se puede aceptar que sigan muriendo los colombianos por su camiseta”, manifestó el Alto Consejero.Lloreda señaló que no son suficientes las medidas adoptadas en los estadios y abrió la puerta para que se presenten nuevas leyes para frenar la violencia.Un muerto y varios hinchas heridos fue el negativo saldo de los actos vandálicos que conllevaron a que las autoridades de Bogotá suspendieran el partido entre Millonarios y Atlético Nacional programado para el martes anterior. La respuesta del fútbol colombiano De inmediato, el pronunciamiento del Alto Consejero generó reacciones. Para el presidente de la División Mayor del Fútbol Colombiano, Dimayor, Ramón Jesurum, los hechos ocurridos en la última semana son reflejo de un problema social que le compete solucionar al Estado y no a la gente del fútbol.“El fútbol no tiene la culpa de la violencia que se vive en las calles del país. Hay personas que están infringiendo la ley y esa no es nuestra responsabilidad”, manifestó el dirigente deportivo.“Somos solidarios con las víctimas y trataremos de generar y apoyar programas de resocialización. Este es un tema que le compete solucionar directamente a las autoridades y al Gobierno”, agregó Ramón Jesurum.De la misma manera, el máximo directivo del fútbol en Colombia fue enfático en afirmar que “en los estadios de fútbol hace mucho rato no se presentan desmanes. Nosotros no tenemos responsabilidades judiciales”. “Acabando un campeonato no se resuelve los hechos de violencia en un país”, reiteró.Sobre las medidas a tomar para que se frene este tipo de hechos en el país, Ramón Jesurum comentó que ya es hora que “el Gobierno Nacional se preocupe porque en el Congreso de la República se promuevan leyes para detener las acciones de los vándalos y delincuentes que delinquen con camisetas de los equipos”.Recordó el también vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, que hace algunos años en países europeos y en especial en Inglaterra, las leyes severas conllevaron a erradicar los actos de violencia en torno al fútbol.“Nunca en Inglaterra ni en Europa se suspendió un torneo. Se intervino por parte de las autoridades estatales con leyes fuertes y se erradicó la violencia”, concluyó. No se debe suspender el torneo Para el fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre, quien en su momento fue uno de los Magistrados ponentes de la Ley 1445 de 2011 y que busca erradicar la violencia de los escenarios deportivos, el cierre de estadios o la suspensión de partidos no contribuye a contener los hechos vandálicos en el fútbol. La mejor vía para atender el problema es la educación, sostuvo. "No es la solución cerrar los estadios. Los hechos aislados de unas minorías no pueden traducirse en sanciones colectivas" , opinó Montealegre el miércoles. "La solución es netamente pedagógica, con proyectos que se dieron en el pasado que llamaban a la convivencia, al diálogo, y son políticas más efectivas que el derecho penal. No es acudiendo a nueva criminalización, no es acudiendo a incrementos punitivos como vamos a resolver este tema tan grave que se está presentando". Los tres asesinatos en Bogotá se sumaron a otros siete en incidentes similares en distintos sitios de Colombia en lo que va del año, según las estadísticas de las autoridades. "La mayoría de hinchas son pacíficos y buscan legítimamente el esparcimiento y la recreación en el fútbol, eso no se pueda afectar por las acciones de una minoría" , insistió. Por su parte el congresista Armando Benedetti, quien ejercía como presidente del Senado de la República en el momento de sancionar la Ley del Deporte, se sumó al debate.“Sería partidario de cualquier medida extrema con tal de que la gente tome conciencia de sus muertos. Para no responsabilizar al fútbol propongo que se asista a los estadios con camisetas blancas”, afirmó el dirigente político.Con referencia a la propuesta del presidente de Dimayor de considerar unas leyes más fuertes, Armando Benedetti, precisó que “el tema no es endurecer las penas. Colombia vive un tema de descomposición social donde buscamos al fútbol como excusa para matarnos”.La Ley 1445 entró en vigencia en 2011, con el Título 5 denominado “Disposiciones en materia de seguridad y convivencia en el deporte profesional”, que contiene tres artículos de faltas en las que incurren los aficionados, así como el Título 6, dedicado a las “Disposiciones penales en materia de seguridad y convivencia en el deporte profesional”, que poco o nada se han cumplido. En esas disposiciones hay penas entre uno y 10 años de prisión, con el pago entre 100 y 500 salarios mínimos mensuales vigentes, por cosas tan sencillas como ingresar sin autorización al campo de juego, casos que se han visto de forma constante, pero sin sanciones ejemplares.Es por lo anterior que el exvicefiscal general de la Nación, Francisco José Sintura, considera que en Colombia no se aplica las leyes existentes.“La Ley del Deporte es un conjunto de normas que establece las sanciones cuando se incurre en actos de vandalismo en los escenarios deportivos”, agregó.Al ser consultado sobre si se debe pensar en aumentar las penas para quienes incurran en este tipo acciones, Sintura afirmó que “no se trata de generar una nueva legislación, se debe aplicar las leyes ya existentes”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad