“Es muy difícil tener que afrontar la fama”: Nairo Quintana

“Es muy difícil tener que afrontar la fama”: Nairo Quintana

Diciembre 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Pablo Arbeláez - Colprensa - El Colombiano
“Es muy difícil tener que afrontar la fama”: Nairo Quintana

Nairo Quintana (izquierda) y Mariana Pajón (derecha), durante la ceremonia del Premio Altius de Oro a los mejores deportistas del año 2013 que entregó el Comité Olímpico Colombiano.

Lo único claro por estos días para Nairo es entrenar en Navidad y festejar con la familia; nada de cerdo o excesos, con la voz cantante de Paola Hernández, quien será la madre de su hija.

Las miradas en los premios Altius buscaban de forma afanosa la longilínea figura de Caterine Ibargüen. La morocha que se fue de vacaciones con su familia a San Andrés y Providencia no pudo llegar a la ceremonia, por lo que las miradas se concentraron en Nairo Quintana, Mariana Pajón y Sara López.Él estaba allí sentado en una de las dos mesas cuajadas de atletas de primera fila en el país. El surgido de Cómbita, Boyacá, trataba de despachar una comida que se hacía tardía, ya que la prensa acosaba y hasta agobiaba.Impecablemente vestido, de azul y sin corbata. La figura de siempre y el hablar sosegado y desprovisto de emociones y pirotécnica por parte del ganador del Altius de plata y segundo del Tour de Francia de este año. Afable como es su costumbre."Es muy emocionante todo lo que ha sucedido este año. Y lo mejor es que voy a ser papá y es motivo de inspiración y más para marcarse unos objetivos que sean grandes y que el nacimiento de la niña nos traiga bastante suerte".La mirada de Nairo cambian; los ojos se le hacen más brillantes cuando empieza a hablar de familia, esa que le mueve la aguja. "Es la primera vez que escucho decir que los niños traen el pan debajo el brazo, pienso que sí, porque la criatura estaba en la barriguita antes del comienzo del Tour de Francia y creo que ello me trajo mucha suerte también".Nairo por aquí, Nairo por allá, ante la falta de la alegre Caterine, la que todo el mundo reclamaba en la ceremonia. Pero más pudo la familia.En esa mesa congestionada de estrellas Mariana Pajón, Sara López y Rigoberto Urán ponían una nota muy alegre de la que disfrutaba el mejor joven de la Grand Bouclé, quien le metió diente al tema de la fama, que es tan compleja. "Es bastante difícil tener que enfrentar la fama, ser famoso o un poco reconocido y para mí aún más, porque no estaba acostumbrado".Ese es el proverbial Nairo Alexánder, el muchacho que conquistó la gloria en poco tiempo y cuya estela será seguida por su hermano Dayer Uberney en la campaña de 2014."A Dayer hay que llevarlo tranquilo, que aprenda y que haga las carreras bien, lo que el equipo le mande y hasta ir sin ninguna presión", enfatiza el capo del Movistar, quien aún no tiene la definitiva sobre si será el Giro o el Tour, lo que se sabrá en el comienzo del 2014.Urán le hace un guiño al GiroRigoberto Urán también estuvo en la ceremonia de entrega de los premios Altius del Comité Olímpico Colombiano. Hace tres días vino de España, donde estaba concentrado con su nuevo equipo el Omega-Pharma."No hay una definitiva sobre si es el Giro o el Tour lo que yo haga como carrera central en el 2014, pero la competencia italiana es la que tiene alguna prevalencia en este momento. En el comienzo de la temporada del año venidero se sabrá la definitiva, sin embargo, se estudia la posibilidad de hacer como este año: Giro de Italia, la Vuelta a España y los Mundiales de ruta”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad