“Es más dolorosa la sanción que los gritos de ‘marihuanero’”: Wílder Medina

“Es más dolorosa la sanción que los gritos de ‘marihuanero’”: Wílder Medina

Abril 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
JAIME DINAS / Audio Especial para El País.com.co
“Es más dolorosa la sanción que los gritos de ‘marihuanero’”: Wílder Medina

Wílder Medina, delantero del Deportes Tolima.

Wílder Medina, uno de los artilleros más temidos en el fútbol colombiano, está a la espera de una sanción, seguramente drástica, tras reconocer ante la Comisión Disciplinaria su adicción a la marihuana.

Wílder Medina, uno de los artilleros más temidos en el fútbol colombiano, está a la espera de una sanción, seguramente drástica, tras reconocer ante la Comisión Disciplinaria su adicción a la marihuana.La confesión del futbolista fue el lunes y en los próximos días el ente disciplinario se pronunciará para sentenciar la suerte del delantero antioqueño, quien salió ‘positivo’ en cuatro controles al dopaje.Hoy Medina confiesa que los gritos insultantes que le dicen desde las tribunas, dentro de las canchas o en la calle, recordándole su adicción, no le afectan tanto como sí lo hará el hecho de pensar en un castigo que lo tendría varios meses alejado de la competencia. “Es más dolorosa la sanción, que griten lo que quieran, uno tiene que ser profesional en todo y donde esté, hasta los mismos jugadores a veces en la cancha me dicen marihuanero; durante el partido con Itagüí uno de los centrales me decía ‘marihuanero te voy a partir’; después de que acabó el juego me dio la mano y me pidió disculpas. Si le paro bolas a los comentarios me afecta”, manifestó.Y complementó al asegurar que “la sanción me dolera porque vengo en un buen momento, marcando goles y tengo con qué pelear el Botín de Oro y, además, tenemos equipo para estar de nuevo en la Final”.En plena Semana Santa, Wílder recordó una frase pronunciada por Jesús, cuando defendió a una persona señalada y estigmatizada por la sociedad: “El que no tenga pecados que tire la primera piedra”. El futbolista recordó que a los estadios colombianos mucha gente va a consumir drogas. “Aquí todos somos pecadores y todos sabemos que al estadio va mucha gente a fumar (marihuana)”. El delantero antioqueño se toma con calma la situación y, de hecho, ya comienza a manejar alternativas de lo que podría hacer durante el tiempo de castigo. ”Pase lo que pase seguiré entrenando, aprovecharé para mejorar la puntería y tener más claridad en el área rival. En el Tolima hay personas que me quieren ayudar y si hay oportunidad de estudiar lo haré”, sentenció.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad