Envigado ganó en casa y toma un respiro

Envigado ganó en casa y toma un respiro

Septiembre 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País
Envigado ganó en casa y toma un respiro

Envigado derrotó 2-0 a Atlético Junior, para sumar su primera victoria en casa.

Por fin ganó Envigado como local en la Liga Postobón-II y lo hizo de forma cómoda en el marcador, 2-0, así en lo futbolístico no fuera la mejor presentación, en una tarde lluviosa.

Por fin ganó Envigado como local en la Liga Postobón-II y lo hizo de forma cómoda en el marcador, 2-0, así en lo futbolístico no fuera la mejor presentación, en una tarde lluviosa.Junior fue un rival que dio la pelea, especialmente en el segundo tiempo, cuando en los primeros minutos de esta etapa se fue con todo en la búsqueda del empate. Solo que le faltó efectividad.El técnico Pedro Sarmiento se cansó en el primer tiempo de repetir achiquen y toquen. También le faltó recalcarles más profundidad.Muchas vueltas del volante Juan Fernando Quintero para conectar a sus delanteros Carrillo y Serna, quienes se cansaron de picar. Por eso el manoteo varias veces de Sarmiento a Quintero, quien le respondió que ellos no se le acercaban.Con el balón en sus pies es habilidoso el pequeño volante, pero le falta desprenderse más rápido del mismo y lo esencial, ser más productivo para su equipo porque capacidades tiene.Aún con sus limitaciones, las oportunidades más claras las tuvo el elenco ‘Naranja’ que incluso, así fuera anulado, brindó un aviso con un golazo de Armando Carrillo de taquito, toda una joya, pero en fuera de lugar a los 9 minutos.Y en medio de un juego soso, vino la infantil falta de César Fawcet en el área contra Jorge Horacio Serna y no dudó el central Buitrago. Cobró el mismo ofendido y puso el 1-0 a los 30.En la complementaria se la jugó toda el orientador ‘Cheché’ Hernández ingresando un delantero más, Luis Páez, y las afugias las pasó el local, sólo que no hubo efectividad en jugadores como Bacca.Y cuando era más la visita, la tuvo para aumentar Armando Carrillo, pero fue egoísta, quiso definir y se la sacó Berbia, cuando estaba solo Nelson Lemus.Quien no desperdició fue Mauricio González, con solo seis minutos en la cancha, le entregó tranquilidad a Envigado con el segundo tanto a los 38 minutos del final.Respiró Pedro Sarmiento y el cuerpo técnico, porque el Junior se veía muy cerca del empate, pero le funcionaron los gritos al estratega y terminó sonriendo con sus dirigidos y ante la hinchada que por fin lo vieron triunfador en casa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad