"En Urabá los niños hacen mandados saltando y ahí está el talento": Caterine Ibargüen

Agosto 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
MARISOL LARRAHONDO – EFE

La medallista de Plata en Londres 2012 dijo que su principal meta lograr la presea de Oro en las olimpiadas de Río de Janeiro 2016.

La medallista de plata olímpica en Londres 2012, en el triple salto, la colombiana Catherine Ibargüen, reconoció que el Urabá antioqueño, en el noroeste del país, región en la que nació hace 28 años, saca muy buenos atletas porque "los niños hacen los mandados corriendo y saltando". Así lo aseguró Ibargüen , quien reconoció además con tristeza que por falta de recursos económicos muchos de esos talentos se pierden."Creo que en el Urabá hay gente que podría superar lo que yo he hecho hasta hoy, porque tienen gran calidad humana, y muchas ganas de salir adelante. En mi región, cada niño, como en todo el mundo tiene esas ganas de jugar, pero allí los niños hacen los mandados corriendo, todos van saltando, y es ahí en donde se comienza a ver su talento", dijo.La colombiana que no fue ajena a esa realidad en el municipio de Apartadó, donde se crió con su abuela Ayola Rivas, dijo también que esos mismos niños ven en el deporte una salida y un futuro mejor."Es que a pesar de los pocos recursos con los que contamos, cada joven ve el deporte una salida, una forma de nuevas oportunidades, y por eso salen muchos talentos, aunque en el camino se quedan muchos más por la falta de apoyo", enfatizó.Ibargüen, quien nunca abandona la gran sonrisa que siempre la acompaña, habló además de la influencia de su abuela en su carrera deportiva."La influencia de mi abuela fue muy importante en mi vida, ya que ella es uno de mis mayores apoyos, y fue la persona que estuvo ahí desde el principio cuando empecé a entrenar, con ella puedo decir que tuve una infancia feliz, aunque no pude vivir con mis padres", señaló la atleta."Todo niño necesita a sus papás, pero aunque ellos no estaban conmigo porque les tocó salir a trabajar, siempre tuvimos una comunicación muy cercana, igual esto es lo que iba a ser yo como persona, y aquí estoy", agregó.La colombiana que fue superada en el triple salto en Londres por la kazaja Olga Rypakova, pero que dejó en el tercer lugar a la campeona del mundo y de Europa, la ucraniana Olha Saladuha, reconoció también que prácticamente participó lesionada en la olimpiada."Lastimosamente he tenido una contractura muscular en mi pierna izquierda por más o menos seis meses, y al implementar la preparación física sufrí una molestia tres días antes de las pruebas clasificatorias, y confieso que en ese momento sí tenía un poco de ansiedad y de dolor", comentó."Pero cuando llegó el día de la final, trabajamos con un grupo de médicos que hizo un gran trabajo y me ayudó a que la pierna estuviera un poco mejor, eso me dio confianza, porque seguí pensando en mi objetivo que era conseguir el oro, me quedé corta pero hice un buen trabajo, no dejé nada para el mañana, así que estoy feliz y llena de alegría", añadió.Catherine, quien espera retomar próximamente sus estudios de enfermería en Puerto Rico, no solo espera terminar su carrera, a la que le falta poco, pues adelanta octavo semestre, sino que además espera comenzar su preparación olímpica para conseguir en Río de Janeiro 2016 la medalla de oro."Mis objetivos ahora son volver a vivir en mi país, que es lo más lindo, pero primero quiero terminar mi carrera de enfermería en Puerto Rico", dijo."Y luego recuperarme, quiero seguir trabajando para estar en Río de Janeiro porque mi gran objetivo sigue siendo la medalla de oro olímpica, gracias a Dios se empezó con una medalla de plata, que creo que fue un gran logro", manifestó la colombiana de la sonrisa eterna."Mi alegría y mi carisma hacen parte de mí, porque cada deportista tiene su forma de afrontar la competencia, y la mía es siempre brindar una sonrisa, tratar de estar relajada, vivir feliz y disfrutar mi prueba, y eso me ayuda en gran manera a tener buenos resultados", afirmó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad