En su adiós, Itagüí se desplomó en el ‘Nido de las Águilas’

Julio 05, 2012 - 12:00 a.m. Por:
JOHN ERIC GÓMEZ MARIN - Colprensa

Las ‘águilas’ se despidieron de su afición con una derrota 0-1 frente a Chicó. Sólo un punto de 9 en casa.

Triste, sin fútbol y sin identidad. Así fue la despedida del Itagüí el jueves de su estadio frente al Boyacá Chicó.Y es que en la derrota ante los boyacenses por 0-1, el equipo de Hernán Torres no evidenció ninguna de las virtudes que en la fase de todos contra todos lo hacían un rival a tener en cuenta.Antes del encuentro, el técnico tolimense afirmó que la idea era ganar los seis puntos en juego para dejar al equipo peleando en los primeros lugares de la reclasificación.De igual manera los jugadores estaban comprometidos con su entrenador. El arquero ‘Rufay’ Zapata manifestó que si ellos ganaban los seis puntos e igualaban al Santa Fe con diez, "la gente iba a decir que al equipo capitalino lo salvó el punto invisible y que Itagüí fue un digno contrincante".Sin embargo, tras el pitazo inicial el Itagüí lució desdibujado e impotente frente al planteamiento del técnico Alberto Gamero, que le permitió a su equipo manejar el encuentro de principio a fin.Hasta la atención de los aficionados y periodistas, se centró más en conocer quién será el nuevo estratega de las águilas, que en lo que ocurría en la cancha.Respecto a ese tema, el presidente del club, Fernando Salazar, no confirmó aún el elegido, pero en las tribunas estaba Javier Álvarez, que saludó a varios de los jugadores del Itagüí que no estaban habilitados para jugar, por lesión o suspensión.Así, lo único destacable en la cancha fue la actuación del Chicó, liderado por el veterano de 38 años, Óscar ‘El Chico’ Restrepo. Como en sus mejores momentos, el volante manejó los hilos a voluntad.Fue en una jugada colectiva, iniciada por él, como llegó el gol de Juan David Pérez en el minuto 41 del primer tiempo. Esa anotación le bastó al equipo de Boyacá para llevarse la victoria.Itagüí viajará a Bogotá el fin de semana para cerrar su participación enfrentando a Equidad, partido en el que el técnico Hernán Torres buscará despedirse con la victoria para después iniciar labores con Millonarios. El fútbol antioqueño quedó en deuda y tendrá una nueva revancha este semestre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad