En Brasil, la selección Colombia escribió su página más gloriosa

Julio 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Filiberto Rojas Ferro | Enviado especial de Colprensa a Brasil
En Brasil, la selección Colombia escribió su página más gloriosa

Juan Guillermo Cuadrado, uno de los jugadores más destacados de la selección Colombia en el Mundial Brasil 2014.

Este viernes, tras una ausencia de 16 años en un Mundial, la selección Colombia escribió un nuevo hito.

Recordando el dolor de las frustraciones del pasado, hoy Colombia puede decir que valió la pena esperar 16 años para volver a un Mundial y festejar la página más dorada en la historia de su fútbol esa que acabaron de escribir con tinta indeleble 23 héroes, capitaneados por un grupo de argentinos que ya hacen parte de una familia integrada por millones de colombianos. El 5 de enero de 2012 José Néstor Pékerman fue nombrado como seleccionador nacional de fútbol de Colombia, con un único objetivo: clasificar a la Copa Mundo de la FIFA Brasil 2014, luego de tres mundiales de ausencia. El objetivo se logró y con creces. Segundo de la Eliminatoria, con la valla menos vencida, la tercera delantera más goleadora, récord nacional de puntos y un pundonor deportivo capaz de revertir un 0-3 en casa para clasificar contra Chile y otro 1-0 en Paraguay para poder ser cabeza de serie del Mundial. Hermético, misterioso, en principio criticado, pero respetable y ahora admirado, con la ilusión de que continúe cuatro años más, ese es el estilo Pékerman, soportado en el estudio, análisis propio y del rival, con un “plan” específico para cada juego, para cada jugador y para cada movimiento del rival, que se cumplió a cabalidad. Esa manera de trabajar el fútbol tiene su cuento, porque a Argentina le dio tres títulos mundiales Sub 20 y unos cuartos de final mundialistas en mayores, que repitió con Colombia, un país con menos historia, que se metió entre los ocho mejores del mundo. Brasil 2014Todo comenzó a los seis minutos del partido contra Grecia, cuando Pablo Armero volvió a marcar un gol luego de 16 años para Colombia en un Mundial y abrió la senda del triunfo contra una selección que sólo había recibido tres goles en los últimos seis partidos y la tricolor le tenía tres en lista, más uno de Teo y el primero de James. Ese triunfo permitió que Colombia se quitara de encima la ansiedad, que se tomara confianza y entendiera que estaba al nivel de los mejores, lo que confirmó contra el rival más fuerte de la zona, Costa de Marfil, al que venció 2-1, con tantos de Juan Fernando Quintero y James. Ya con la clasificación anticipada, contra Japón Pékerman se dio el lujo de dar descanso a ocho titulares. Sólo repitieron David Ospina, Pablo Armero y Juan Cuadrado, quien actuó el primer tiempo y le dio paso en el segundo a James. Colombia no sólo goleó con lo que empezó con Cuadrado y un doblete de Jackson, sino que cumplió el sueño de Faryd Mondragón, quien actuó los minutos finales para convertirse en el jugador más veterano en la historia de los Mundiales, con 43 años y tres días, en un partido que se cerró con una joya, el tercero en Brasil para James. Así terminó la primera ronda y por segunda vez en la historia Colombia se instalaba en los octavos de final de un Mundial. El rival era el dos veces campeón mundial, vigente monarca de la Copa América y cuarto del Mundial de Sudáfrica-2010: Uruguay, quien en el Maracaná sufrió su ‘Maracanazo’, por culpa de dos goles de James. Luego vino el quinto partido del Mundial, número mágico porque a él llegó la Selección por primera vez en la historia. Y aunque significó el fin de la aventura mundialista, se convirtió en otra muestra de calidad, al terminar encerrando al local, Brasil, quedando cerca del empate que mereció. Vea aquí el Especial Mundial Brasil 2014

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad