"En Arabia, mi soledad es mi gran amiga": René Higuita

Abril 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
WILSON DÍAZ - El Colombiano

El exarquero colombiano René Higuita, es el actual entrenador de porteros del club Al Nassr F.C en Arabia.

René, maravillado y renovado en ese mundo. "Hallé la felicidad". Es reconocido hasta por las princesas.

El legendario arquero René Higuita comprueba, al otro lado del mundo y después de casi dos décadas, que las huellas que construyó durante 24 años en el fútbol son imborrables. Sus días los pasa hoy en Riad, capital de Arabia Saudita, con una melena menos protuberante a la de aquel septiembre de 1995 cuando, en el estadio de Wembley, en un partido entre Inglaterra y Colombia, le dio vida al "escorpión". Esa jugada que retrató sus locuras en el arco es la sombra de este exfutbolista que, a sus 46 años, es reconocido como ídolo.En ese exótico país se nutre de experiencias, crece como profesional y se redescubre como ser humano. "Encontré la felicidad", relata el ahora entrenador de arqueros del club Al Nassr F.C. en entrevista exclusiva con El Colombiano. ¿Cómo va esa experiencia? "La estadía es muy agradable. Tuve la posibilidad de estar en el cuerpo técnico con Francisco Maturana, quien me trajo a esta hermosa ciudad a conocer otra cultura, a seguir aprendiendo más sobre el fútbol y la parte técnica. Es una experiencia hermosa y enriquecedora, de la que quiero sacar el máximo provecho para regresar a mi país a aportar en aspectos deportivos, sociales y políticos". ¿La gente lo reconoce después de varios años de haber dejado el fútbol activo? "Por este lado me recuerdan más que todo por el escorpión. Llevo casi año y medio en este país y, claro, las personas me distinguen en las calles y, lo normal, me piden autógrafos. Lo anormal es que las mujeres, quienes tienen prohibido tomarse fotos -por su religión y cultura- piden a escondidas una foto. Esto lo llena a uno de satisfacción, pero hay que tomarlo con cuidado, porque ya me pasó la primera experiencia, me llamaron la atención y la Policía me iba a detener". ¿Qué hizo que se quedara en Arabia, a pesar de que Maturana y los otros regresaron? "Yo tengo retos y sueños en mi vida, y aquí me dieron la oportunidad de ofrecer mis conocimientos. El cuerpo técnico tenía contrato por dos años, pero cuando lo licenciaron a mí me dejaron. Hablé con Pacho y me dijo que me quedara, que si a mí no me estaban dando la carta de despedida él se iba a sentir muy feliz de que yo aguantara. Y aquí estoy, bastante contento, muy amañado. El nuevo técnico, uruguayo Daniel Carreño, me aceptó en su grupo de trabajo y está feliz conmigo". ¿Aceptaría ampliar contrato? "Tengo hasta julio de 2014. Vamos a mirar, porque la idea es abrir el mercado de los colombianos en el exterior. Llegué como preparador de arqueros, pero mi idea en el futuro es dirigir. Llegará el momento que me voy a lanzar de técnico, cuento con recorrido y grandes maestros. De pronto no la teoría, pero la he ido asimilando de manera virtual, por internet. Sí la práctica. Me queda un año para definir y estoy pensando seriamente en dar ese paso". ¿Cómo hace una persona como usted, que le gusta compartir con la gente, vivir en la soledad y lejanía? "Yo llegué acá con muchas ilusiones y me encontré con una gran compañía, con un gran tesoro, con una gran amiga que es la soledad. Ella me enseñó a encontrarme conmigo mismo, me hizo dar un alto en el camino y mirar hacia atrás para descubrir una gran riqueza. Me encontré con el orgullo, con el ego, con otro idioma, con una cantidad de cosas que de pronto en mi juventud habrían sido un obstáculo, pero resulta que es la gran riqueza que tengo y que cada día valoro más. De pronto uno se desgasta mucho hablando y pensando en tantas cosas innecesarias…". ¿Se siente fortalecido espiritualmente? "Ese gran tesoro es el que he descubierto y me da la posibilidad de hablar lo necesario, ni más ni menos, de conocer una cultura diferente, y de encontrarme con Dios, ese Dios real que está dentro del corazón; tal vez aprender que a veces no es el Dios de las iglesias y de la religiones, sino el que está dentro del corazón. Y con el amor que siempre me ha acompañado, entonces me ha dado esa paz y esa tranquilidad de andar miles de kilómetros en el desierto y descubrir el calor y la felicidad. Realmente conocer la felicidad en medio de lo que otros podrían llamar adversidad. Pero yo estoy muy feliz y contento. También le pasó a mi señora Magnolia, llegó por dos meses y se quedó toda la temporada conmigo". ¿Cómo le ha ido con la comida y las costumbres de los árabes? "Muy bien, aquí la comida es muy buena, verduras, frutas… Lo único que extraño es la carnita de cerdo que acá no se come. De resto, uno encuentra toda clase de alimentos y de lo mejor. Lo que existe acá es muy bueno, es un país que por su condición económica trae lo mejor en todos los campos. No me ha costado mucho, quizás extraño la bandeja paisa. Eso de los apegos es otro aspecto que he aprendido. Entre más se apegue uno a la comida y a la gente, menos posibilidades tiene de salir adelante. Aquí empecé de cero y encontré la felicidad". Y la familia, sus hijos y su nieta, hacen mucha falta... "Por supuesto, pero estamos acá al otro lado de la pantalla, felices de estas vivencias. La Luciana (nieta) creciendo, diario nos vemos por este medio (Skype). Los hijos (Andrés y Pamela) juiciosos estudiando cada uno en su universidad, los extraño, pero como te digo, el éxito y el bienestar también van de la mano y desapegarse de esos seres queridos no es fácil, pero tampoco imposible". A usted le quedó la espinita de no poderse retirar del fútbol en Nacional. ¿El sueño de volver al club se apagó? "Ahora pienso cumplir mi contrato, cumplirle a esta institución que me ha dado la misma confianza que me brindó el profesor Maturana y ya vendrá la oportunidad de pensar en Nacional. Ustedes saben que mi corazón siempre está con esa institución que me hizo grande y a la que le deseo lo mejor". Pero sabemos que la otra parte está con el DIM. A propósito, ¿que piensa del momento de ‘Bolillo’? "Este corazón es grande y tiene mucha gente adentro, y sufre cuando a ‘Bolillo’ las cosas no le salen. También a Alexis García, Leonel Álvarez, ‘Chontico’. A veces uno quiere pasar inadvertido, pero estamos cerca, muy conectados. Miro las noticias y me doy cuenta de la situación. Con Hernán me comunico para darle una voz de aliento. Sé de su capacidad. Duele, y más cuando vienen las críticas negativas. Uno siempre trabaja y quiere ganar, pero las cosas son difíciles y más para Hernán, que acaba de salir del Medellín". ¿Cree que regresamos a un Mundial? "Tengo la plena seguridad de que Colombia volverá al Mundial. Está jugando bastante bien, tiene la clasificación en casa. Pero debemos pensar más allá, no solamente en prepararnos para clasificar y listo. Creo que tenemos para dar la pelea y hacer una gran Copa del Mundo. Si apuntamos a la clasificación, posiblemente nos eliminen, pero hay que trabajar los partidos como si ya estuviéramos en el Mundial. Ahí está el secreto". FOTO CON PRINCESA LO PUSO EN APUROS "Estábamos el preparador físico Oswaldo Jiménez, que más o menos entiende el inglés, Hugo Gallego y yo. Íbamos a entrar a una tienda deportiva y de un carro se bajó una princesa, quien llamó a Oswaldo y le dijo que me tomara la foto con ella. Yo accedí, normal, y luego entré al almacén. Al momentico un policía (motahua) entró y me agarró de la mano, salimos y lo único que acaté a decirle a Oswaldo fue: vea, para uno tomarse una foto ya lo sacan hasta de los almacenes. Pero qué va lo que quería era montarme a una patrulla. Llamamos al traductor y él le explicó -al motahua- que yo era extranjero, que recién llegaba. Yo esperaba que de pronto ella hablara, pero se quedó en el carro y no volvió a salir. Finalmente, me dejaron ir... Conclusión: al lugar que fueres haced lo que vieres. Acá, con el saludo y con el muchas gracias es suficiente. Así me he sostenido y ha sido agradable". MÁS COLOMBIANOS CON PASO POR ARABIA La experiencia que hoy disfruta René Higuita en Arabia Saudita también la vivieron, cada uno en su dimensión, Francisco Maturana y su hermano César, el entrenador Hugo Gallego y el preparador físico Oswaldo Jiménez. El jugador Juan Pablo Pino, quien estuvo hasta el año pasado en el Al Nassr, una vez fue detenido porque dejó ver una imagen de Jesucristo que tiene tatuada en un brazo. Estaba con su esposa en un centro comercial. El mediocampista Jairo Palomino, exintegrante del Atlético Nacional, actualmente milita en el Al-Ahli. Y Jossimar Mosquera también actuó en el fútbol de ese país. REPRESENTANTES DE LA GENERACIÓN FARID MONDRAGÓN - Arquero del Cali Este arquero vallecaucano se mantiene vigente con el Deportivo Cali, ahora dirigido por Leonel Álvarez. Es suplente en la Selección Colombia, a pesar de que ya tiene 41 años de edad. ÓSCAR CÓRDOBA - Exarquero Luego de triunfar en una época brillante del Boca Juniors argentino y de asistir con Colombia al Mundial, Córdoba dejó el fútbol. Ahora es presidente del Atlético Bucaramanga en la Primera B. MIGUEL CALERO - Exarquero (Q.E.P.D.) Fallecido el 4 de diciembre de 2012, Miguel Calero fue otro de los dignos representantes de la generación de René Higuita. Era preparador de arqueros del Pachuca, de México, club que lo hizo ídolo. AGUSTÍN JULIO - Exarquero Convocado a varios partidos de la Eliminatoria para el Mundial de 2010, este cuidapalos cartagenero trabaja ahora como gerente deportivo del Independiente Santa Fe, del que se retiró de la actividad.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad