El Valle del Cauca, con baja cuota para los Juegos Olímpicos de Londres

El Valle del Cauca, con baja cuota para los Juegos Olímpicos de Londres

Enero 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
KATERINE MORA HOYOS – El País
El Valle del Cauca, con baja cuota para los Juegos Olímpicos de Londres

La judoca vallecaucana Yuri Alvear será una de las cartas importantes de Colombia en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Su experiencia en unas justas y en competencias internacionales serán fundamentales en la cita.

A 186 días de que empiecen los Juegos Olímpicos, son pocos los deportistas del Valle del Cauca que tienen cupo asegurado.

A 186 días de que empiecen los Juegos Olímpicos, son pocos los deportistas del Valle del Cauca que tienen cupo asegurado.Contrario a citas olímpicas anteriores, donde el Valle del Cauca era uno de los departamentos que más aportaba deportistas a la delegación colombiana de cara a las máximas justas deportivas mundiales, hoy, camino a Londres, el panorama es un poco diferente.Mientras algunas voces del deporte atribuyen la baja cuota a la falta de continuidad en los procesos, otros le echan la culpa a la fuga de talentos y a la pérdida del liderazgo del departamento en el ámbito nacional con otras ligas como Antioquia y Bogotá.De los atletas del registro del Valle del Cauca, tan solo la judoca Yuri Alvear, la luchadora Carolina Castillo y la esgrimista Saskia Van Erven tienen su tiquete asegurado a Londres. Otros aspirantes rojiblancos deberán ponerle sello a su clasificación durante este año en competencias internacionales. Hasta el momento, el país cuenta con 29 cupos nominales (es decir, aún no están fijos para competir) y de éstos, solo nueve fueron logrados por deportistas vallecaucanos, que aún deben esperar la confirmación de los mismos. “Sin duda alguna, la cuota es baja de cara a los Olímpicos para el Valle, hemos perdido participación y esto obedece a un quiebre en los últimos años en la administración del deporte en el departamento. Con el gobernador Juan Carlos Abadía hubo cinco o seis directores de Indervalle y eso no funciona para el deporte”, asegura el periodista Jairo Chávez Ávila. Otro factor que destaca el comunicador es el económico, teniendo en cuenta que Bogotá cuadruplica el presupuesto del Valle y Antioquia casi lo triplica. “Es una diferencia enorme y hay que hacer esfuerzos para aumentar el presupuesto”, comenta. De acuerdo con las cifras entregadas por Luis Fernando Martínez, actual gerente de Indervalle, “Bogotá maneja cerca de $130 mil millones, mientras que Antioquia un aproximado de $90 mil millones. Hoy nosotros tenemos $30 mil millones, subimos un poquito, un 33% en nuestro propio presupuesto, pero estamos lejísimos de estas dos potencias deportivas y financieras”.A la falta de recursos se debe sumar la pérdida de liderazgo que se tenía en disciplinas como las pesas, el tiro con arco y el atletismo, que poco a poco han afianzado sus raíces lejos del suelo vallecaucano, llevándose consigo talentos para Antioquia y Bogotá.Deportistas que tenían gran futuro o que prometían ‘meterse en la pelea’ para esta cita como Leonardo Narváez y Cristian Tamayo en el ciclismo de pista, además de Sigrid Romero, en tiro con arco, ‘desaparecieron del mapa deportivo’ yéndose hacia otros departamentos, lo que a su vez dañó ciertos procesos deportivos del Valle. “El desorden dirigencial y el no tener a los atletas a gusto con todo lo que requiere uno de alto rendimiento acaban los procesos porque los deportistas deciden irse para otras ligas. Es difícil y triste dejar de competir por el departamento, pero a mí con una medalla olímpica y todo me tocó irme por falta de apoyo”, asegura Diego Salazar, que luego de ser plata en Beijing en 62 kilogramos se fue para Bogotá.La tesis de Salazar la complementa el técnico de pesas tulueño Áymer Orozco quien asegura que “hay que tener en cuenta que la formación de un atleta es compleja y que medallistas olímpicos no se dan todos los días, las personas no se imaginan todo el sacrificio y el trabajo que se requiere”.En el caso de los deportes de combate, donde el Valle siempre ha tenido buenos dividendos, la situación a nivel internacional le ha puesto más dificultades a los deportistas para clasificar. Tal es el caso del judo, donde solo Yuri Alvear tiene un lugar en los 70 kilogramos. “Mi cupo lo conseguí por mi posición en el ranking mundial, ya que a los Olímpicos clasifican los 14 mejor ubicados y yo soy décima en el escalafón”, asegura la campeona mundial de judo.“En el caso de mi deporte, la clasificación cambió y las competencias de América no nos brindan puntos para este ciclo, entonces todos los eventos que se puntúan se hacen en Europa y tener la posibilidad de participar es muy difícil por recursos para los países en subdesarrollo de estos deportes, estamos en desventaja porque suman más los torneos europeos y asiáticos”, comenta.La pérdida de liderazgo es evidente, tal como la reconoce el gerente de Indervalle, que asegura que con la continuidad en los procesos y las nuevas metas de cara a Juegos Nacionales la posición del departamento será diferente frente a los Olímpicos de Brasil 2016.El panorama con respecto a Londres no es muy alentador para el departamento. Sin embargo, no solo se perjudica el Valle sino Colombia, que con la pérdida de procesos en el departamento ve cómo se desvanecen las posibilidades de medallas en disciplinas donde ya se había ganado terreno.Con opción de medallas En atletismo, se espera que las vallecaucanas Yomara Hinestroza, Norma González y Rosibel García hagan parte del equipo olímpico. En el lanzamiento de jabalina, Lucelly Murillo buscará un cupo en el Iberoamericano de Atletismo.Juan Manuel Cambindo y Mateo de Angulo esperan por un lugar en natación junto a Ómar Pinzón. Por su parte, Óscar Figueroa es la única carta en pesas. En tenis, Roberth Farah, Alejandro Falla y Juan Sebastián Cabal tienen gran opción de clasificar; mientras que Paula Medina en tenis de mesa y Santiago Grillo, en vela, también están opcionados.Vallecaucanos con triunfos olímpicos Las páginas doradas del Valle del Cauca en los Juegos Olímpicos comenzó a escribirse en Sidney 2000, cuando María Isabel Urrutia levantó el oro en la categoría de 69 a 75 kilogramos, siendo la única medalla que Colombia consiguió en las justas. Las alegrías para el país por cuenta de los del Valle continuarían en Beijing nuevamente con las pesas. En dicha oportunidad, el tulueño Diego Salazar se alzaría con la medalla de plata en los 62 kilogramos; mientras que Jackeline Rentería conseguiría bronce en la categoría de los 55 kilogramos femenino.Al igual que en Sidney, esas serían las únicas medallas que traería el país de las olimpiadas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad