"El taekwondo cambió mi vida”: Óscar Muñoz, medalla de Bronce en Londres 2012

Agosto 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Con información de VANGUARDIA VALLEDUPAR - Especial para El País.com.co

Óscar Muñoz, deportista colombiano de taekwondo.

Joven de 19 años, de cuerpo atlético y de mirada tímida, le entregó a colombia la quinta medalla en Londres 2012 y la número 16 en toda su historia olímpica.

El taekwondista que conquistó la segunda medalla de bronce para Colombia en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, también ha sido campeón panamericano y campeón panamericano Mundial Juvenil Open.Óscar Muñoz, el cuarto de seis hermanos, afirmó que practica el “taekwondo desde hace diez años. Empecé como todo niño travieso que busca hacer muchas cosas al tiempo, entonces le dije a un compañero del colegio que nos metiéramos a practicar esta disciplina; poco a poco fui avanzando en esto y sin pensarlo se convirtió en una constante rutina de mi vida, en una pasión”. Gracias a este deporte y sin imaginarlo, ha conocido varias ciudades de Asia, Europa y America, donde ha competido en varios campeonatos.“Este deporte dio un giro a mi vida de 180 grados, pues he conocido distintos países donde he competido. Mi primer viaje fue en el 2009 a San Salvador, donde participé en un panamericano juvenil y quedé en el quinto lugar, lo que me sirvió para conocer mis fortalezas y debilidades en esta disciplina, y valerme de eso para preparar nuevas tácticas”, contó el deportista.Sueño olímpico Auque Oscar Muñoz ha ganado muchos premios a nivel internacional con esta práctica, su mayor anhelo era llegar a los Olímpicos, algo que ya se hizo realidad.El colombiano no sólo llegó como el único en su categoría en esta disciplina, sino que se alzó con la medalla de bronce en su primera participación en unas olimpiadas.Asimismo, entre una gran sonrisa recuerda los momentos económicos difíciles que ha pasado con su familia, pero resalta lo que ha conseguido.“Mi familia está muy contenta por el desarrollo que he tenido en este deporte y por todo lo que he conseguido, aunque vivimos en una casa humilde en la tercera etapa de Los Mayales, he ganado premios que me han permitido tener cosas que antes no podía porque no tenía plata”, asegura el deportista.Como todo mortal, sabe que sobre él existe alguien superior, por eso afirma que “la vida ha sido dura, pero Dios me dio un don que voy a explotar para salir adelante y ayudar a mi familia”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad