El suizo Albasini gana al esprint la etapa  del Tour de Romandía

Abril 26, 2017 - 11:57 a.m. Por:
Agencia EFE - El País
Michael Albasini

Michael Albasini, ciclista suizo.

EFE/ El País

El suizo Michael Albasini (Orica) fue el más rápido al esprint en la primera etapa del Tour de Romandía, disputada en una jornada lluviosa entre Aigle y Champéry, de 168,6 kilómetros, en la que el italiano Fabio Felline (Trek) mantuvo el maillot amarillo.

Albasini, de 36 años, fue fiel a la tradición de ganar en su Vuelta talismán y firmó su séptima victoria, en un esprint con niebla en el que ganó la partida al italiano Diego Ulissi (UAE) y al español Jesús Herrada (Movistar), con un tiempo de 4h.33.10.

El pedalista caleño Járlinson Pantano se ubica en la casilla 12 a 16 segundos. Por su parte Winner Anacona está en la casilla 49 a 23 segundos. Carlos Betancur es 80 a 29 segundos mientras que Rigoberto Urán está en la posición 89 a 30 segundos.

A pesar de los continuos ataques en la subida hacia la meta de Champéry, al final se juntaron los hombres fuertes de la carrera con los más rápidos, y entre ellos Felline, quien defendió con uñas y dientes y un buen trabajo de su equipo la prenda dorada.

Un día de lluvia, momentos de frío y un epílogo a media luz por la niebla que salvaron los favoritos en espera de jornadas más exigentes. No obstante, había que estar atentos y el británico Chris Froome se dejó ver entre los primeros y fue quinto en la llegada al esprint.

No faltaron los intentos de fuga. Hacia el kilómetro 20 un quinteto de valientes se animó a protagonizar la etapa hasta el momento que la carretera se puso cuesta arriba.

Armee (Lotto Soudal), Minnaard (Wanty), Burghardt (Bora), Mamykin (Katusha) y Debesay (Dimension Data) avanzaron hasta contar con cerca de 7 minutos en el kilómetro 126, diferencias tope que hicieron saltar el despertador en el pelotón.

Condenada la fuga, aún trataron de rebelarse Armee y Bebesay, pero el grupo tenía otras intenciones. Todos juntos iniciaron otra etapa a 6 kilómetros de la pancarta, coincidiendo con numerosos ataques.

El Orica tenía la etapa entre ceja y ceja, de ahí los coletazos de Kreuziger y Howson, pero enseguida hubo reacción en Van Garderen, el colombiano Pantano en defensa del liderato de Felline y del ecuatoriano Carapaz (Movistar) tratando de llevar a Jesús Herrada, con ganas de levantar los brazos.

El ascenso de 14,5 kilómetros no fue selectivo, desveló que las fuerzas estaban igualadas y que los líderes de momento esperan salir de la cueva en jornadas más exigentes. Roglic fue el último en intentar sorprender, pero el esloveno no encontró la vía de escape.

Un esprint bastante numeroso en el que Albasini, ganador de la etapa de Elciego en la Vuelta al País Vasco se mostró superior. La segunda victoria de la temporada y la séptima en la Vuelta a Romandía. La carrera favorita del ciclista de Mendrisio, cuyo trofeo más preciado fue la Volta a Catalunya de 2012.

Felline saldrá a defender su maillot amarillo con 8 segundos de renta sobre el alemán Maximilian Schachmann (Quick Step) y el español Jesús Herrada, tercer clasificado, en la segunda etapa que se disputará entre Champéry y Bulle con un recorrido de 161,3 kilómetros.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad