El sueño de Carlos Mario Oquendo se hizo realidad en Londres 2012

El sueño de Carlos Mario Oquendo se hizo realidad en Londres 2012

Agosto 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co y EFE
El sueño de Carlos Mario Oquendo se hizo realidad en Londres 2012

El colombiano Carlos Oquendo Zabala celebra la consecución de la medalla de bronce en la prueba del BMX masculino de ciclismo de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en Londres, Reino Unido.

Después de 19 años de actividad deportiva, el ciclista colombiano cristalizó su mayor anhelo tras colgarse la medalla de Bronce en la modalidad BMX de los Juegos Olímpicos.

Su primer podio lo obtuvo a los 13 años en un campeonato Mundial en Autralia, donde fue segundo. Carlos Mario Oquendo, un antioqueño de pura sepa, le regaló a Colombia el octavo grito de gloria en Londres 2012. Su ejemplo a seguir siempre han sido sus padres. Ellos son el motor que impulsa a Carlos en cada prueba. A Londres llegó motivado, con la seguridad de obtener una medalla olímpica en estas justas. Oquendo quería hacer historia y así lo logró. Su sueño se hizo realidad luego de obtener la presea de Bronce en la final de BMX. Carlos, joven de 1,75 centímetros de altura, es el ejemplo a seguir de su hermano David, de 20 años, quien también es un destacado ciclista del país. Su mentalidad ganadora y su seguridad, se han convertido en las principales fortalezas de este joven de 25 años que ha sido campeón nacional, suramericano y ha mostrado gran tenacidad en las justas bolivarianas y mundiales. Su cupo a los Olímpicos lo obtuvo el 8 de mayo de este año, luego de obtener un destacado puesto en el Ranking de la Unión Ciclística Internacional. En está, su primera participación Olímpica, Carlos obtuvo su primera medalla, evidencia del arduo trabajo de 19 años, tiempo que le ha dedicado a su amado bicicross. "Mariana nos dio más energía" Carlos Oquendo Zabala recordó que había sido una jornada histórica para Colombia, después del triunfo en el torneo femenino de Mariana Pajón, que había llenado de energía a sus compatriotas."Mariana nos dio más energía para seguir adelante. Sabíamos que Colombia estaba contenta y que podía estar mucho más contenta", indicó Oquendo, que quedó tercero.El colombiano saltó a la pista a disputar la final después de que Pajón hubiera sellado su medalla de oro. "Me paré antes de salir, tranquilo, y pensé en que fuera lo que tuviera que ser. Todo el tiempo desde los cuartos de final sabía que era difícil pero que tenía que dar todo de mí, con tranquilidad", dijo."Todo valió la pena, las caídas y tanto tiempo entrenando. No soy fácil ni tampoco llegar a la final y llegar a esto. Es gracias a mi equipo", reconoció el colombiano.Oquendo Zabala reconoció que "todo el tiempo me imaginé la medalla; ahora la tengo en mis manos" y señaló que su día más complicado fue el de cuartos de final. "El día más difícil fue reponerme de la primera caída".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad