El segundo tiempo de Paulo César Arango, volante del América de Cali

El segundo tiempo de Paulo César Arango, volante del América de Cali

Abril 07, 2012 - 12:00 a.m. Por:
MARCO ANTONIO GARCÉS / Redacción El País
El segundo tiempo de Paulo César Arango, volante del América de Cali

Paulo César Arango, volante vallecaucano del América de Cali.

El volante rojo se ha convertido en uno de los jugadores importantes en el funcionamiento de América de Cali, líder en el Torneo y Copa Postobón.

En el segundo semestre del 2008, cuando América de Caliconquistó su última estrella en el fútbol colombiano, el volante vallecaucano Paulo César Arango fue pieza fundamental en el esquema del conjunto dirigido por Diego Édison Umaña.Su buena campaña sirvió para que el Junior se fijara en él al año siguiente; pero, como el hijo pródigo, regresó al equipo en el que se formó e incluso tuvo que cargar a cuestas duras críticas por el descenso de los escarlatas en la temporada pasada.Sin embargo, recibió la aprobación de Eduardo Lara para comenzar un nuevo proceso, ahora en segunda división. Aunque su comienzo no fue auspicioso, como parte de la línea de tres en creación poco a poco ha ido encontrando el nivel que se le conoce, con buena forma física y marcando diferencia, que es lo que se le pide. Arango es de amores y odios. Algunos valoran sus potentes remates de media y larga distancia, al igual que sus rápidas salidas por los costados, pero otros cuestionan la irregularidad que muestra en algunos partidos o expulsiones infantiles, cuando su equipo más lo necesita.Preguntado si ha vuelto por la senda exitosa del 2008, dice que en ese momento el equipo y los jugadores andaban bien, algo que en lo particular se repite ahora, ya que física y mentalmente atraviesa un momento importante.“He querido ayudarle al grupo y al cuerpo técnico, hablándoles bastante a mis compañeros, gracias a la confianza del profesor Eduardo Lara. El grupo ha tomado el liderato del torneo de ascenso con mucha seriedad, responsabilidad y ganas de seguir adelante, porque no queremos bajar de ese lugar”, dice.Agrega que “de pronto a veces me perjudica la ansiedad, siempre he querido aportarle al equipo, ser uno de los mejores y que el resto de mis compañeros no piense que por ser referente voy a estar relajado”.Acerca de la forma como vive la Semana Santa, expresa: “Se habla más con Dios, se trata de estar en paz e ir a la iglesia, que en otras épocas no lo hago. Desde el día lunes es tradición de casa que no se puede comer carne. Hay que reflexionar, pedirle a Dios que todo esté bien en la familia, que tenga la oportunidad de seguir luchando por ella y que me dé la bendición para ir al fútbol del exterior”.En cuanto a la opción de ser el máximo artillero del torneo, teniendo en cuenta que ya suma cinco tantos, asegura que entre sus planes siempre está “marcar muchos goles, hay ocasiones en que se dan y otras en que no; en este momento todo marcha bien en el equipo, ojalá pueda seguir así, no sólo yo, sino también los delanteros”.El duro golpe del descensoArango reconoce que haber descendido el año pasado con los rojos y recibir el visto bueno por parte de Eduardo Lara para continuar en Primera B lo llevó a reflexionar. “Tocó cambiar rápido el ‘chip’ con el apoyo de mi familia, fue muy duro descender, pero desde el 2 de enero que regresé a trabajar con América mi objetivo es ayudar al equipo para que vuelva a estar donde le corresponde”.Después de un duro comienzo, en el que los escarlatas ganaban, pero sin convencer, en una semana se presentó un respiro con el doble liderato en el Torneo y Copa Postobón. A las voces críticas que cuestionaban el poco fútbol vistoso, el jugador responde que “siempre se va a decir eso, porque la gente quiere que América les meta cinco o seis goles a sus rivales. Hemos tenido las ocasiones, pero no se han concretado. A los hinchas les digo que esto es de ganar y de buscar la forma de volver a subir” a primera división.Sin duda, en Cascajal se siente un mejor ambiente, hay camaradería y disposición para atender cada uno de los requerimientos miembros del cuerpo técnico como Eduardo Lara, el asistente Wilson Piedrahíta y el preparador físico Rodrigo Larrahondo.Paulo César explica que “nuestra mentalidad es ganar los dos torneos del 2012 (junio y diciembre), aunque vamos paso a paso. Vamos a asegurar el tiquete entre los ocho y después llegar a la disputa del título en el primer semestre. Lo importante es pensar en la capacidad colectiva que podemos desplegar y hacer las cosas como las pide el profesor Lara”.Al margen de la parte futbolística, en los últimos días el caso de Jaime Córdoba ha estado en el tintero. El acto de indisciplina llevó a Lara a excluir al también mediocampista caleño, aunque Arango admite que pedirían una nueva oportunidad para su compañero, la que el técnico rojo descarta. “Jaime tiene el apoyo de todo el grupo, estamos con él, como jugadores queremos que siga, somos 25 y si falta uno eso se va a notar cuando se necesite. De todas maneras no me puedo meter en las decisiones que se tomen”.El camino para los ‘diablos’ se ha ido despejando con el paso de las jornadas y, como tiene que ser, ocupan el primer lugar del Torneo Postobón I. Entre las metas trazadas a corto plazo están asegurar el tiquete a los cuadrangulares —que se logra con mínimo seis o siete puntos más— y encabezar la tabla de reclasificación. Este lunes el rival en el 'Pascual Guerrero' será Expreso Rojo, último en el certamen, pero la experiencia muestra que no puede haber exceso de confianza. “No conozco mucho de Expreso Rojo, pero como todos los rivales que hemos enfrentado, sé que será difícil, a pesar de que el cuerpo técnico nos ha hablado de cómo se mueve. Lo importante es poder hacer nuestro juego”, sentencia Arango.FRASES* "Es importante que el jugador que entra en América también ha hecho un buen aporte, eso lo hemos hablado y muestra a las claras que el objetivo del equipo es regresar a primera división”.* "Rematar desde fuera del área es una de mis virtudes, siempre trato de aprovecharla, aunque en ocasiones las cosas no se den como uno las quiere. Soy consciente de que faltan cosas por corregir”.* "En el grupo tenemos motivación y ganas para sacar las cosas adelante. Queremos ser campeones de los dos torneos y ascender de forma directa, sin ninguna escala".Paulo César Arango, Volante del América

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad