El padre de Járlinson Pantano le enseñó el amor por el ciclismo

Julio 17, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
El padre de Járlinson Pantano le enseñó el amor por el ciclismo

El pedalista caleño Járlinson Pantano (izq.) en sus primeros años de su carrera deportiva.

Desde muy joven el pedalista caleño demostraba sus condiciones y la pasión por las bicicletas. Hoy es uno de los grandes ciclistas del país.

Si hay algo que distingue a Járlinson Pantano es esa amplia sonrisa con la que el mundo lo vio cruzar la meta de la etapa 15 del Tour de Francia,  donde puso su nombre en la historia como uno de los diez colombianos que han ganado  una carrera en la competencia gala, la más importante del ciclismo.

Fue su padre, José Gabriel Pantano, quien le inculcó a Járlinson siendo apenas un niño el amor por los pedales.

“Él se madrugaba con el papá al kilómetro 18 y lo ponía hacer un trabajo especial pensando que en el futuro el iba a ser una estrella del ciclismo”, asegura Orlando Salazar, un viejo conocido de la familia que vio de cerca el esfuerzo de los Pantano, que desde hace muchos años pulieron el carácter del pedalista nacional. 

Para aquella época, ya su hermano Andrés también mostraba talento para las bielas, pero fue Járlinson quien se mostró diferente y sobresalió en el ciclismo nacional e internacional.

Hoy ya cuenta con 27 años y han sido bastantes pedalazos los que ha tenido que dar el caleño para ganarse el reconocimiento del pedalismo mundial, pero antes que todos lo conocieran, ya él daba aviso de lo que tenía para llegar lejos.

Fue en el 2004, en los Juegos Departamentales de Yumbo —tiempo en el que aún era una promesa—, cuando se dio el lujo de ser el más destacado en esa disciplina, quedándose con las medallas de oro en las competencias de la persecución individual, por equipos y la ruta.

La carrera deportiva del caleño comenzó realmente en el club Ciudad de Palmira, donde tuvo la oportunidad de desarrollar sus habilidades  en todas las vueltas que le dio al velódromo de Cali en aquella época, cuando don José Gabriel lo entrenada.

“Se hace querer”

“Él es una persona muy familiar y muy cercano a la gente que quiere, sobre todo a su padre, su entrenador y principal patrocinador;  él es ciclista gracias a su padre. Es alegre, humilde y con el pasar de los años no ha cambiado, y por eso se hace querer mucho. Como corredor, tengo que decir que ha crecido mucho y se tiene mucha confianza”, asegura el profesor Jhon Fredy García, quien lo conoce desde niño y ha sido su preparador personal.

En el 2005 ya hacía parte de un Centro de Alto Rendimiento y se fue convirtiendo en una realidad, hasta que en el 2007 llegaron los premios al esfuerzo, cuando llegó al equipo Colombia es Pasión. En el 2015 tuvo la opción de llegar al IAM Cycling con el que también ganó una etapa de la Vuelta a Suiza este año.

El pedalismo no solo le a entregado a Járlinson satisfacciones sobre los pedales, también le dio a los dos amores de su vida. El caleño tiene  una linda familia con Yesenia Narváez, otra caleña que en su  momento fue ciclista de pista y que conquistó el corazón del vallecaucano desde niño.

Son los padres de Jerónimo Pantano Narváez, quien ya tiene cinco años y comienza a dar pedalazos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad