El Nuevo América, sin rumbo

Octubre 22, 2010 - 12:00 a.m. Por:
HÉCTOR FABIO GRUESSO / Reportero de El País

Cinco meses después de la llegada de la nueva directiva roja, los problemas no cesan y el pasivo parece aumentar.

"Vinimos a sacar al América de las dificultades financieras. Es hora de que nos dejen de ver como un equipo maldito. Sólo quiero que le cedan una alegría al pueblo”. Fue parte de la alocución del Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina. Fue una noche de viernes ante un recinto colmado de hinchas ‘rojos’, periodistas, empleados y sus antiguos aportantes. Fueron las palabras que le daban ‘vida’ a una nueva institución y que estuvieron acompañadas de un anuncio de aporte de $2.000 millones. Fue el pasado 21 de mayo, cuando los más de 2.400 aportantes cedieron sus títulos, ilusionados luego de escuchar que el ex técnico americano Gabriel Ochoa Uribe volvería a la institución, como Director Deportivo.Han transcurrido cinco meses. Cinco meses en los que como en el pasado hubo amenazas de paro. En los que el equipo reclama los sueldos atrasados y parece ir camino a una nueva eliminación de las semifinales. En los que se ha escuchado sobre robos internos, y en los que los dirigentes parecen tornarse indolentes ante las precariedades de los entrenadores de las divisiones menores.“La falta de compromiso de los directivos ha sido total. Van y nos dicen basuras y cada vez nos ponen un payaso diferente a que nos diga cualquier cosa, pero nadie cumple nada. Nos dieron $900.000 y al otro día estaban diciendo que ya nos habían saldado toda la deuda. Parece que hubiéramos cometido algún delito”, denunció Hernando ‘El Sordo’ Ramírez, entrenador de las canteras del América, las mismas que el jueves decidieron cesar sus actividades luego de 13 meses y medio de atrasos en sus sueldos.Mientras tanto, en la torre más alta de la institución la situación no parece variar: “Cuando el equipo estuvo dentro de los ocho, faltó la mano de la parte directiva, quienes esperaron a que dejáramos de entrenar para reaccionar”, dijo el portero Nelson Ramos.Luego de la aprobación de la cesión de los activos y pasivos de la Corporación al Nuevo América, los nuevos directivos han logrado, aunque por una módica suma, sumar dos patrocinadores a la camiseta ‘escarlata’, Además: “No estamos en la Lista Clinton”, sostuvo el presidente del Nuevo América, Mauricio Rivas, quien mostró su preocupación por las taquillas.“Para el equilibrio financiero del América, estimábamos percibir cerca de $300 millones en taquilla. Sin embargo, ha habido partidos en los que hemos perdido entre 15 y 20 millones”, declaró Rivas, al tiempo que recordó que la Superfinanciera no ha dado el aval para la venta de las acciones.Sin embargo, el ex dirigente de los ‘rojos’ Carlos H. Andrade se mostró escéptico sobre el nuevo proceso. “De todo lo que se prometió no se ha cumplido nada, porque el pasivo no se ha pagado, y por el contrario, continúa creciendo (...) Están operado con una plata que adelantó la Dimayor por los próximos partidos, o sea, vigencias futuras de derechos de televisión, y con recursos que son de la Corporación”, sostuvo Andrade, quien avisora que el América podría volver a ser administrado por la Corporación.Mientras en ‘La Troja’ a dos técnicos los han demandado por inasistencia alimentaria y continúa la deserción de jugadores, en ‘Cascajal’ aumentan las inconformidades, ya que sus empleados suman 11 meses sin pagos. “La respuesta de los directivos es: ‘Al que no quiera trabajar que no venga’”, dijo un empleado del América que pidió reserva de su nombre.La furia de vendaval que avisó con limpiar la Corporación, ahora parece ir en contra del Nuevo América. “Este es el resultado de los malos manejos de los últimos años”, señaló Álvaro Guerrero, presidente de la Corporación.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad