"El Mundial Fina es muy intimidante": Miguel García, clavadista caleño

"El Mundial Fina es muy intimidante": Miguel García, clavadista caleño

Agosto 04, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Diana Carolina Hernández - Reportera de El País

Miguel García está dando lo mejor en clavados en el Mundial de Natación.

El clavadista caleño tuvo una destacada participación en su primera salida a escena, al ubicarse octavo en su primer Mundial Fina. El miércoles García buscará su paso a la gran final.

De la mano de Orlando Duque, a quien considera su guía, su mentor, Miguel García asume su más grande desafío en los clavados de gran altura, el Mundial de la Federación Internacional de Natación  (Fina), que se lleva a cabo en Kazán, Rusia.

García, de 24 años de edad, y quien se considera “un niño” en los clavados de 27 metros, sorprendió el lunes al ubicarse en la octava casilla en la primera jornada de este campeonato mundial, ya que su resultado superó al de varias figuras mundiales, entre esos el de su mentor, que fue decimoprimero. 

El clavadista caleño, quien sueña con algún día ser campeón mundial, a pesar de saltar por los aires tiene los pies bien puestos sobre la tierra y asegura que aunque tiene muy pocas posibilidades de quedarse con el título, sabe que su participación en Kazán será fundamental para afrontar eventos de esta categoría en el futuro.

El caleño, que el miércoles buscará descrestar a los jueces en territorio ruso, habló con El País y le contó cómo vive su primera experiencia mundialista. 

Me fue muy bien y no cabe duda que el miércoles me voy a parar en esa plataforma  de 27 metros  y voy a decir: ya hice una buena ejecución el lunes, estoy muy cerca de la  final, así que no me voy a poner a inventar y voy hacer lo que sé hacer. Todavía sigo siendo un niño en este deporte, por eso  no tengo ninguna presión de estar ni en el top 5 y ni siquiera  en el top 10. Ahora solo quiero hacer las cosas bien y tener buenas ejecuciones.

Yo ya había tenido la oportunidad de estar el año pasado en la Copa Mundo en  Kazán, pero un Campeonato Mundial es  muy  intimidante. De verdad estoy muy feliz porque es mi primera experiencia  en este tipo de eventos, así que esto me llena, me enorgullece y me da fuerzas para mejorar día a día.

Mi objetivo después del resultado de ayer  es mantenerme en ese puesto, evitar al máximo  bajar de ahí, mínimo puedo ser octavo, si logro llegar más arriba bienvenido sea. Yo creo que estaría muy feliz siendo el octavo del mundo, sobretodo siendo este mi primer mundial, así que el  objetivo es gozármela y no sentir presión porque yo sé que campeonatos  mundiales voy a tener muchos, pero ahora tengo que aprender a ganármelos.

A pesar de que el resultado del lunes no fue el mejor para él y ahora está preocupado y concentrado por lo que tiene que superar, yo sé que también está muy feliz por  mi resultado y el de Jonathan Paredes (clavadista mexicano), quienes somos sus pupilos, porque Orlando es como nuestro papá. Nadie se alcanza a imaginar lo bonito que es que una persona de ese calibre nos esté apoyando de esta manera.

Hace poco estuve en las competencias de clavados olímpicos y son unos ‘tesos’, saltan muy bien. Ellos  tienen una técnica y una ejecución increíble, yo nunca había estado en eso y ahora que tuve la oportunidad de compartir con los más grandes clavadistas del mundo, es algo muy emocionante.

Es un poco diferente porque en Red Bull el ambiente es más tranquilo y aquí en este campeonato Mundial yo he sentido mucha tensión entre los clavadistas, como que todos quieren ganar, quieren mostrarse y es más difícil la competencia. También, aquí hacen un salto más (5), el cual es intermedio con grado de dificultad un poco más alto, y además hay un día de descanso, en cambio en la Serie Mundial son dos días de competencia y   cuatro saltos.  En lo que se parecen es que son los mismos saltos, los clavadistas y la misma altura. 

Dejé los dos saltos más inseguros para el último día. Competiré primero con un  doble adentro con medio giro y si logro pasar a la  final voy a realizar mi  salto, ya que soy el único en el mundo que lo ejecuta, el cual es el  tres vueltas inversas con dos giros, un salto que  no es tan difícil, pero el cual es  diferente y eso le gusta a los jueces.

No es una estrategia, pero lo hice así porque las competencias son espaciadas, tenemos un descanso. También el hacer mis mejores saltos al inicio y tener un buen resultado me permite que mi mentalidad y mi cuerpo estén dentro de la competencia y eso me puede preparar  más para lo que viene, ya que me siento con más confianza de realizarlo.

Lo único que espero es estar calmado, tranquilo, no dejarme presionar porque estoy cerca a la final , sino hacer como dice  un buen amigo mio, Víctor Ortega (clavadista colombiano): coger cada salto con cada salto. Así que no pensaré en la final,  ya el resultado llegará por añadidura. Solo sé que ahora estoy un poco ansioso y nervioso, pero con la energía de salir a representar a mi país frente a mundo.

Los jueces deben calificar la salida, si nos estamos tirando lejos,  alto, bajo o  cerca; también miran  la posición en el aire, que el clavadista se vea estilizado, con las rodillas estiradas, que no se vea apretado, tenga control del salto, y lo que más ven, que es  la entrada al agua.

Es un orgullo que todos seamos caleños. Ese crecimiento se debe a la ayuda de Orlando Duque, quien ha ido varias veces a Cali y nos incentiva y nos motiva para practicar este deporte. Él  nos dice: hágale que tienen oportunidades, vos sos bueno, vos podés y no todos le paran bolas, pero los pocos que lo hacemos  lo intentamos y nos va muy bien. 

Todos empezamos con show de clavados. Por ejemplo, yo me fui para china a  hacer show de clavados durante tres meses y me tenía que tirar  de 21 metros todos los días y eso me dio confianza.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad