El Mundial de Rusia 2018 se empieza a jugar

Julio 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País
El Mundial de Rusia 2018 se empieza a jugar

Imagen de un partido por eliminatoria al Mundial de Brasil 2014 entre las selecciones de Bolivia y Uruguay.

En San Petersburgo será el sorteo de la eliminatoria. El quinto de Suramérica, como ha sido costumbre, irá al repechaje. Expectativa por saber cómo inicia Colombia.

El sorteo de las eliminatorias al Mundial de Rusia-2018, el sábado en San Petersburgo, incluirá dos repescas finales, a las que accederán los quintos clasificados de Conmebol y Confederación Asiática, el cuarto de la Concacaf y el campeón de Oceanía. 

Este tipo de repechajes casi siempre fueron benignos para los equipos latinoamericanos. 

Con excepción de Uruguay, que cayó ante Australia en la repesca de Alemania-2006, y Bolivia, que fue derrotada por Hungría en la de Argentina-1978, Suramérica siempre salió airosa de los otros seis compromisos intercontinentales en los que había un billete para el Mundial en juego. 

Para encontrar la primera eliminatoria de repesca intercontinental a un Mundial, hay que remontarse a Alemania-1974, cuando Chile y la Unión Soviética se disputaron una plaza. 

Los suramericanos lograron empatar en Moscú (0-0) y obtuvieron el billete debido a la renuncia soviética a jugar en el Estadio Nacional de Santiago, en protesta por la dictadura de Augusto Pinochet, por lo que la Fifa dio vencedor al equipo suramericano por 2-0. 

Bolivia, en cambio, no pudo superar el obstáculo de Hungría en la repesca de clasificación a Argentina-1978. Los europeos se impusieron en los dos partidos, por 6-0 y 3-2. 

Un equipo de la Conmebol no volvería a disputar un partido de repechaje hasta el Mundial de Italia-1990, cuando Colombia eliminó a Israel, tras ganar un partido (1-0) y empatar otro (0-0). 

En las tres siguientes repescas, Suramérica tuvo un difícil rival en Australia, llegando a eliminar a Uruguay en el camino a Alemania-2006. En la repesca a Estados Unidos-1994, Argentina logró empatar en Australia (1-1) y ganar por la mínima en Buenos Aires (1-0), en la vuelta de Diego Maradona a la selección.

 Uruguay también salió airoso contra Australia en el siguiente repechaje, que daba un billete para el Mundial de Corea del Sur y Japón en 2002. En el primer partido, los representantes de Oceanía lograron vencer por 1-0. 

El hecho de que la Celeste no había marcado ningún tanto en el primer partido ponía en peligro la clasificación de los suramericanos. Al final, Uruguay logró una convincente victoria por 3-0 y alcanzó el billete para el Mundial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad