El ‘Mea Culpa’ de Jaime Córdoba, volante del América de Cali

Abril 24, 2013 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co

El volante, criado en el populoso sector de Siloé, debutó con América en la temporada de 2007, fue campeón y subcampeón en 2008 y tuvo un paso fugaz por Junior y Nacional.

A Jaime Córdoba lo recuerdan los hinchas del América de Cali por dos cosas. Una, el título de 2008, cuando fue protagonista, líder y referente con los ‘Diablos Rojos’ que entonces también dirigía Diego Umaña. Dos, los actos de indisciplina que le costaron ser separado del primer equipo rojo el año pasado, decisión que tomó el entonces D.T. Eduardo Lara.Esa misma indisciplina le impidió a Jaime marcar la diferencia como jugador en dos clubes históricos del fútbol colombiano, Atlético Nacional y Atlético Junior, de donde salió por la puerta de atrás. Fue uno de los primeros jugadores que pidió Diego Umaña cuando aceptó comandar la segunda edición de la ‘Operación Retorno’. El técnico lo catapultó al profesionalismo y cree ciegamente en sus condiciones. Sin embargo, esa confianza peligra si el futbolista oriundo de Siloé no le gana el partido a los vicios con los que ensucia la cancha.En diálogo con El País.com.co Jaime reconoció que ha cometido varios errores, actos de indisciplina que incluyeron “llegar trasnochado a los entrenamientos, salir con mujeres y separarme muchas veces de mi esposa”.Pero aclara que desde el tropezón cometido durante el primer semestre de 2012, cuando fue separado del primer equipo americano por iniciativa del técnico Lara, su camino enderezó.“Desde entonces vengo muy bien con mi mujer, no hemos vuelto a tener problemas y estamos esperando nuestro segundo hijo”, contó.Esa indisciplina que le ha impedido tocar el techo como jugador de élite, también lo convertía en un mago capaz de desaparecer rápidamente el dinero.“En los primeros cinco años como profesional gané mucha plata con Junior, Nacional y el mismo América con el título de 2008, pero no había hecho nada para mi, la había gastado pero en otras cosas”. Hoy el asunto, asegura Córdoba, ha cambiado. Ya la plata no se esfuma, se invierte. En dos meses, cuenta, terminará de pagar su apartamento.Jaime confesó haber sentido un dolor profundo por la forma como salió de la cancha el último lunes, durante el partido que América perdió con Dépor (1-0) por la fecha 13 del Torneo Postobón I. El público que otrora coreó su nombre como referente, lo castigó.“No me gustó y lo sentí profundamente. Nunca me había tocado salir así de la cancha. Con fútbol me voy a volver a ganar a la afición americana”. Aseguró que su sentido de pertenencia y el amor que siente por la institución ‘escarlata’, sumado al trabajo y profesionalismo, le permitirán superar este nuevo bache en su carrera.“Gracias a Dios he madurado mucho; ya no soy el mismo Jaime Córdoba de antes, pero por ahí dicen que crea fama y acuéstate a dormir”, sentenció.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad