El Manchester City capitula en Londres y sirve en bandeja la liga al United

Abril 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
EFE-El País

La remontada del Tottenham sirvió a los "Spurs" para mantener sus opciones de clasificarse para la Liga de Campeones, un logro que la temporada pasada se quedó a un tiro de piedra con el inglés Harry Redknapp al frente de su vestuario.

La derrota del Manchester City ante el Tottenham (3-1) puso el domingo en bandeja el título de liga al Manchester United, que el lunes se asegurará matemáticamente el título si logra los tres puntos ante el Aston Villa.Los 'citizens' de Roberto Mancini se adelantaron en el minuto cinco en White Hart Lane con un gol del francés Samir Nasri y confiaban en que ese tanto les servirÍa para reducir momentáneamente la distancia con los 'diablos rojos' hasta diez puntos, pero los 'Spurs' del portugués André Villas-Boas desbarataron esos planes.En diez minutos inspirados, el estadounidense Clint Dempsey, el inglés Jermain Defoe y el galés Gareth Bale le dieron la vuelta al encuentro y pusieron al United a trece puntos del City, distancia suficiente para proclamarse campeones este lunes.Los de Mancini esperaban sacar un buen resultado del campo del Tottenhan, si bien ya han asumido hace varias semanas que los 'diablos rojos' son inalcanzables al frente de la tabla.Centrado en preparar la final de la Copa de Inglaterra (FA Cup) que su equipo disputará ante el Wigan el próximo 11 de mayo, Mancini decidió dar descanso a dos de sus estrellas en el duelo del domingo : el argentino Sergio 'Kun' Agüero se quedó en el banquillo, mientras que el español David Silva no entró en la convocatoria para recuperarse de las molestias musculares que arrastra en este final de temporada.Con un partido menos que el Arsenal, los de Villas-Boas se mantienen en la quinta posición de la tabla, aquella que otorga acceso al a Liga Europa, dos puntos por debajo de los 'gunners' , terceros, que ayer solventaron su compromiso con el Fulham (0-1) , y uno por debajo del Chelsea.El líder de los 'Spurs' , el joven Bale, de 23 años, trató de espolear a los suyos sin éxito durante el duelo en White Hart Lane hasta que a un cuarto de hora para el final, cuando los suyos más le necesitaban, apareció por el lado derecho del área para lanzar un pase perpendicular que Dempsey aprovechó para marcar el empate.Tanto el público como el equipo local se encendieron con el gol, y los de Villas-Boas no tardaron más de cuatro minutos en volver a superar a Hart: lo hizo Defoe con un disparo seco que dio la vuelta definitivamente al partido.Con todo decidido, en un encuentro en el que el City no tenía fuerzas para enfrentarse a un equipo con la moral por las nubes en ese momento, Bale sentenció el duelo con una llegada en solitario que culminó con un suave globo que superó con elegancia la salida de Hart.Unas horas después de ese encuentro, en Anfield, el uruguayo Luis Suárez remató de cabeza más de seis minutos después de que se cumpliera el tiempo reglamentario el gol que permitió al Liverpool empatar a dos ante el Chelsea.Antes, un tanto del brasileño Oscar en la primera parte y un tanto de penalti del belga Edin Hazard en la segunda habían servido a los 'blues' para creer que iban a ganar a domicilio a los 'reds' , que empataron al poco de iniciarse el segundo tiempo gracias al inglés Daniel Strurridge.Seis días después del vigésimo cuarto aniversario de la tragedia de Hillsborough, en Sheffield, del español Rafa Benítez volvió a Anfield, la que fue su casa desde 2004 a 2010, donde encontró una calurosa bienvenida por parte de los aficionados 'red' , ahora sus rivales.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad