El legado Mendoza en el América de Cali

El legado Mendoza en el América de Cali

Febrero 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Sebastián Carvajal Suárez -Especial para El País

Alexis Mendoza Jr. arribó esta temporada al América de Cali, mismo equipo en el que militara su padre entre 1990 y 1992.

A lo largo de la vida, una de las relaciones que más marca a un ser humano es la relación padre hijo. Muchas veces son nuestros progenitores quienes nos guían y nos orientan para sortear de mejor forma los azares de la vida. En el fútbol sucede algo parecido, cuando seguir el linaje futbolístico se convierte en tradición en gran parte de los casos.Hablar de Alexis Mendoza en nuestro país es recordar a un defensa con técnica, rapidez y gran cabezazo, y que es un referente del América de Cali que consiguió ganar en 1990 y 1992 el campeonato colombiano. En esta temporada, su hijo, Alexis Mendoza Araújo, arribó a el ‘rojo’ después de estar un tiempo a prueba en el primer equipo, llegando al mismo club en el que su padre militó a comienzos de la década de los 90.“Llegué el 4 de enero, cuando estuve a prueba, luego el ‘profe’ decidió dejarme en el plantel. Me ha gustado el ambiente, todo lo que es el América, es una gran institución, la gente que tiene siempre está pendiente y yo le tengo un cariño desde chico, cuando mi padre jugó acá”.Pese a ambos comparten el mismo nombre, no sucede lo mismo dentro de la cancha. Alexis Mendoza Jr. tiene en sus pies la misión de generar juego con sus compañeros, labor que se ve obstaculizada partido a partido por fieros defensas que rompen los circuitos de juego, labor que hizo algún tiempo su padre y que los distinguía a la hora de pisar el campo de juego.“Además de la posición, mi manera de jugar es la de un volante que distribuye y hace jugar al equipo, con mucha técnica y de ser inteligente en la cancha. Mi papá era un central muy práctico y sabía qué hacer. Pienso que desde el punto de vista, por posición, somos distintos, al igual que las personalidades. Mi mamá dice que tengo cosas de mi papá, como la rapidez y como la inteligencia para jugar. También tengo cosas propias, entonces las diferencias están marcadas en la posición y en los estilos de juego”, comentó con un reflejo de orgullo, de alcanzar esa meta de jugador consolidado que fue su padre durante su carrera.Es esa meta a alcanzar la que Alexis Mendoza quiere que su hijo recorra. Mendoza Jr. cuenta que cada mensaje, cada consejo recibido es aceptado y guardado como el tesoro más valioso para dejarlo en esa caja que te sirve para desarrollarte y ser un mejor profesional. Por eso, cuenta que con su padre “todos los días hablamos, todos los días está pendiente de mí, siempre está aconsejándome de cómo trabajar mejor y cómo recuperarme. Siempre está pendiente de que coma bien y que descanse. Ha sido un gran apoyo y en cualquier cosa que pueda ayudarme siempre está ahí pendiente de todo lo que pueda hacer él”.Tras el retiro del fútbol en 1998, Alexis Mendoza enfocó su carrera como director técnico y ayudante. En este último caso, como ayudante de Reinaldo Rueda, con el cual en el Mundial de Brasil 2014 estarán dirigiendo a la selección de Ecuador. Anteriormente fue con Honduras al Mundial de Sudáfrica 2010.La selección nacional enfrentó a la selección ecuatoriana en las clasificatorias de la Conmebol, siendo este partido un momento sumamente complicado para la familia Mendoza Araújo, teniendo por un lado la figura paterna que lo ayudó desde pequeño a ser la persona que es y, por otro lado, a la madre patria en la que creció y se forjó como jugador. Así lo relata Alexis Mendoza Jr., señalando que “fue durísimo estar ahí en la cancha y estar viendo a mi selección Colombia y a la selección de Ecuador en la que mi papá estaba jugando, sobre todo en ese momento en que Ecuador estaba necesitado de puntos para seguir ilusionado con la clasificación. Fueron muchos sentimientos encontrados. Tenía el corazón dividido”.Esta temporada, el América estará por tercer año en la B, lugar al que por su historia y triunfo le es ajeno. Sin embargo, cuando los hijos se convierten en adultos se transforman en la suma de todas las enseñanzas que recibieron de sus padres. En este caso el legado que se ha transmitido de Mendoza en Mendoza tendrá garantizado que se trabajará sin cansar día a día para lograr el objetivo. “A la gente le digo que tenga la plena confianza que este es un equipo que está dispuesto a trabajar, a sacar la cara por el América y que no va a dejar ningún partido por perdido y que va a dejar el corazón en la cancha. Al igual que los hinchas, estamos ilusionados con subir al América y por eso estamos acá. Que nos apoyen y que así como necesitamos los puntos, también los necesitamos a ellos”.Frase“Siempre está aconsejándome de cómo trabajar mejor y cómo recuperarme”, Alexis Mendoza Jr., jugador del América.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad