El Hapkido ha sido la excusa para salvar vidas

Diciembre 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El Hapkido ha sido la excusa para salvar vidas

El deportista caleño Mauricio García continúa con su programa de formación de deportistas en sectores vulnerables de Cali.

Debutar en los Juegos Departamentales dándole el título a Cali en hapkido con un grupo de jóvenes de sectores marginados de la ciudad le producen a Mauricio García tanta o más alegría que cada uno de los logros profesionales que ha alcanzado a lo largo de 25 años dedicados a este arte de defensa personal nacido en Corea del Sur.

Debutar en los Juegos Departamentales dándole el título a Cali en hapkido con un grupo de jóvenes de sectores marginados de la ciudad le producen a Mauricio García tanta o más alegría que cada uno de los logros profesionales que ha alcanzado a lo largo de 25 años dedicados a este arte de defensa personal nacido en Corea del Sur. Desde que tiene uso de razón, Mauricio, junto a sus dos hermanos, ha acompañado a su papá, el maestro Manuel García, a diferentes ‘dojanes’ (escenario de práctica) de Colombia. De esta manera, inspirados por lo que él hacía se enamoraron de esta disciplina a partir de la cual han forjado su vida. “Las artes marciales me han enseñado valores como el tener respeto hacia las demás personas, entender el ‘no le hagas a otro lo que no te gustaría que te hicieran’, aprender a perder y ganar”, asegura Mauricio, quien gracias a sus logros se ha convertido en uno de los representantes nacionales a nivel mundial más importantes de esta disciplina.Eso lo demuestra su reciente título panamericano alcanzado en Cali y en el que dejó en el camino a representantes de Venezuela, Ecuador, Panamá y Estados Unidos. Este logro se sumó al alcanzado en el Campeonato Mundial de la disciplina que se realizó en Curitiba (Brasil) y donde la delegación nacional sumó un total de 16 medallas, consiguiendo el tercer lugar de la competencia. La cosecha personal del vallecaucano fueron con cuatro medallas de oro y una de plata. Aunque intentó ser zootecnista, sus profundos afectos con el hapkido lo llevaron a estudiar Profesional en Deporte y Actividad Física en la Escuela Nacional del Deporte. Ahí pasó por diferentes artes marciales y en el 2008 inició el proyecto ‘Prevención de la violencia y la drogadicción a través del aprovechamiento del tiempo libre con la práctica del hapkido’. “La idea surgió a partir de una beca que le dimos a un alumno que vivía en el barrio La Isla. Él se venía en bicicleta desde la casa muy motivado. Siempre nos contaba cosas feas de su barrio y decía que el hapkido era su escape. Él ahora vive en Canadá y dice que todo fue gracias a la práctica de la disciplina”. Lo anterior motivó a Mauricio a seguir entrenando a jóvenes en situación de riesgo. “Queremos seguir con este programa, pero necesitamos apoyo, realmente es mínima la inversión que necesitamos para tener grandes resultados, como los conseguidos recientemente en los Departamentales”, comenta García.En los Juegos, que se cumplieron hace poco en Ansermanuevo, Obando, Cartago y Tuluá, los representantes de Cali alcanzaron seis medallas de oro, dos de plata y cuatro bronces, superando a otros siete municipios, entre ellos Cartago, Tuluá y Palmira.Los resultados saltan a la vista y ahora Mauricio, junto a los demás miembros de la Liga Vallecaucana de Hapkido, espera continuar salvando vidas en Cali por medio de esta milenaria disciplina.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad