El Giro de Italia en Holanda: éxito de público, interés deportivo limitado

Mayo 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
AFP- El País
El Giro de Italia en Holanda: éxito de público, interés deportivo limitado

Marcel Kittel, nuevo líder del Giro de Italia.

A partir del martes, el Giro llega a territorio italiano.

De viernes a domingo, el Giro de Italia arrancó en tierras holandesas, con un gran éxito de público, en un país apasionado por el ciclismo, pero con tres etapas de interés deportivo limitado y que no permitieron extraer grandes conclusiones sobre qué esperar en el resto de la carrera.

Este lunes el Giro descansaba como jornada intermedia antes de retomar la competición ya en suelo italiano, por lo que fue momento para hacer balance de lo vivido en Holanda.

Según la policía, casi 80.000 espectadores estuvieron presentes el viernes repartidos durante los diez kilómetros de la contrarreloj de apertura en Apeldoorn. El sábado y el domingo, en las llegadas a Nimega y Arnhem, los aficionados también acudieron en un gran número, confirmando lo popular que es el ciclismo en Holanda.

Las autoridades locales habían estado promocionando el evento y llenando de color rosa las calles de las ciudades. A todo ello acompañó el buen tiempo y el papel destacado de una de las estrellas locales, Tom Dumoulin, que ganó la primera etapa y estuvo dos días vestido con la 'maglia rosa' de líder de la general.

"Ha sido una experiencia fantástica" , celebró otro ciclista holandés, Maarten Tjallingi.

En lo referente a la seguridad, el alcalde de Nimega había mostrado sus dudas por el riesgo de atentados y la concentración de un gran número de personas en un espacio reducido.

"No ha habido una amenaza precisa y no hay motivo para obsesionarse, pero en el contexto actual hay que estar atentos", había declarado Hubert Bruls a la prensa local.

Las fuerzas del orden estuvieron muy presentes en el recorrido, especialmente en la salida y la llegada, patrullando a menudo en bicicleta. De manera aleatoria se realizaron controles de bolsos y mochilas entre los aficionados.

En el pelotón, los velocistas pudieron brillar como se esperaba, ayudados por el buen tiempo y la ausencia de viento, que era su principal preocupación.

"Los organizadores de las grandes vueltas piensan cada vez menos en nosotros en estos últimos años. Estas etapas en Holanda nos han permitido ser portada en los periódicos y eso sienta bien", celebró el esprinter italiano Elia Viviani, segundo en la etapa del domingo.

"Las carreteras holandesas son perfectas para nosotros y favorecen las llegadas al esprint. Así que no voy a criticar esta elección de empezar el Giro en el extranjero", estimó por su parte otro especialista en el esprint, el alemán André Greipel, en la víspera del inicio de este Giro.

Entre los favoritos, Holanda no descartó a ninguno y permitió a los grandes aspirantes a ganar la general llegar con sus opciones prácticamente intactas a Italia.

"Las etapas en línea en Holanda van a ser muy peligrosas. Podrían ser fatales para algunos escaladores" , había avisado el italiano Vincenzo Nibali, señalado por muchos como el gran favorito de esta edición.

Pero sin lluvia, el líder del Astana pudo pasar estos días sin contratiempos, pese a su temor a las caídas y a unas carreteras que no conocía bien.

Nibali, eso sí, se mostró ya contento con poder empezar a competir en su país: "Tengo muchas ganas de correr en casa".

Las diferencias entre los favoritos son mínimas tras estos tres primeros días. Las etapas en línea de Nimega y Arnhem no dieron un gran espectáculo.

La del sábado fue casi un desfile sin incidencias de carrera, salvo una escapada que no tardó en ser neutralizada. El domingo lo más destacado fueron las caídas, especialmente una espectacular del francés Jean-Christophe Péraud, obligado a abandonar.

"Fueron dos etapas consecutivas del mismo tipo y en trazados casi similares, faltaba un poco de variedad", lamentó el director deportivo del Lotto, Bart Leysen. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad