DEPORTES

"El fútbol puede tener un dudoso futuro”: Luis Bedoya

Abril 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO / Redacción El País

Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol.

El choque de trenes que se desató hace dos semanas entre el fútbol profesional (Dimayor y Federación) y Coldeportes mantiene la temperatura arriba, sobre todo por las decisiones que en los últimos días ha tomado la entidad gubernamental.

El choque de trenes que se desató hace dos semanas entre el fútbol profesional (Dimayor y Federación) y Coldeportes mantiene la temperatura arriba, sobre todo por las decisiones que en los últimos días ha tomado la entidad gubernamental.Coldeportes, en cabeza de su director Jairo Clopatofsky, le dio un ultimátum al Quindío la semana pasada por incumplimiento en el pago de salarios a los jugadores, puso contra las cuerdas a Santa Fe, le suspendió el reconocimiento deportivo al Once Caldas durante 30 días y tiene en la mira a otros clubes por no cumplir lo pactado.Esa situación crispó los ánimos entre los dirigentes del fútbol. Primero fue Ramón Jesurún, presidente de la Dimayor, quien calificó como “abuso de autoridad” los procedimientos de Coldeportes.Y ahora fue Luis Bedoya, máximo jerarca de la Federación Colombiana de Fútbol, quien de manera contundente señaló que si en lugar de sancionar y castigar, el Gobierno no está del lado del balompié, “el fútbol va a sufrir muchísimo y puede tener un dudoso futuro”. Bedoya habló con El País sobre el tema que aún está candente, la crisis de los equipos y el choque del fútbol con Coldeportes, la entidad del Gobierno.¿Ya bajó la marea después de la crisis que comenzó con lo del Quindío y siguió con las sanciones impuestas por Coldeportes? “Los inconvenientes del fútbol son muchos. El que tenemos hoy tiene que ver con la crisis económica de los equipos, de manera que en ese sentido un problema económico se soluciona únicamente con plata. Nosotros hemos venido hablando del tema hace más de un año con el Gobierno, obedece a un plan de trabajo que le presentamos al Presidente donde tenían que ver esos aspectos económicos para mirar cómo se cubría un pasado de crisis, que fue valorado por Coldeportes en un poco más de 50 mil millones de pesos. De ahí salió la cifra de lo que podía ser el préstamo de Findeter, que sirviera para garantizar pasivos laborales, de fiscales y parafiscales respecto al pasado. Con respecto al presente, es fundamental lo que está adelantando la Dimayor con las negociaciones que viene haciendo; los recursos que les toca a los clubes están yendo a pagar ese tipo de deudas. Ya a futuro hay que tener un control para no gastar más de lo que ingresa”.¿Cuáles son las medidas que el fútbol ha tomado para salir del mal momento? “Hemos hablado con el Gobierno sobre algunos aspectos de carácter laboral que pudieran ser cambiados y el Presidente ha ayudado en eso. Ustedes han visto la temática que se manejó desde el foro para la prosperidad del fútbol que fue idea del mismo Presidente; pues a eso apunta, a que haya un hilo conductor, lógico y de trabajo entre el Gobierno y el fútbol. Si esto sigue como se ha planteado, estoy seguro de que podemos salir de la crisis. Si por el contrario esto empieza a sufrir golpes y trabas, y el Gobierno no está del lado del fútbol, el fútbol va a sufrir muchísimo y podría tener un dudoso futuro”.¿El director de Coldeportes no está enterado de esos acuerdos con el Gobierno? “Yo puedo decir que con el actual director de Coldeportes me reuní desde antes que fuera nombrado en el cargo; le manifesté este tipo de problemas que íbamos a tener y que iba a encontrar; y fuera de eso, en todas las reuniones que hemos tenido, que no han sido sólo con él sino con el Presidente de la República, tocamos los mismos temas”.¿Le faltó paciencia al doctor Clopatofsky, aguantar un poco antes de sancionar? “Yo hace un par de días me reuní con él y esto mismo que estoy diciendo públicamente se lo dije en privado, que nosotros aspiramos a que este acompañamiento de trabajo pueda seguir de la mano entre las dos partes para que pueda terminar bien”.Entre el presidente de la Dimayor y el director de Coldeportes hubo un fuerte cortocircuito por todos estos problemas. ¿Cree que ese choque agudiza más la crisis? “No creo en eso. Hay posiciones institucionales que tendrán que defenderse y cada uno desde su punto de vista; eso lo sabe el director de Coldeportes, lo hemos conversado, y seguramente tendremos más reuniones sobre el tema. Pero eso de que haya enfrentamientos de no retorno entre los dos no puede existir porque por encima de las personas están las instituciones y el fútbol”.Muchos directores de Coldeportes no tomaron decisiones radicales como el de ahora. ¿Será que a los equipos los tomó fuera de base las medidas de Clopatofsky? “Mi perspectiva es diferente; mi perspectiva es que las sanciones que está imponiendo Coldeportes no son competentes y así lo reconocieron muchísimas administraciones de Coldeportes hasta hace un par de años. Los clubes han tenido decenas de sanciones por situaciones de carácter laboral, pero estos castigos vienen de las oficinas competentes que son las del Ministerio de Protección. Aquí lo que hay es una incorrecta aplicación de la ley, pero eso lo tendremos que discutir en los espacios que correspondan”.¿Entonces la suspensión del reconocimiento deportivo al Once Caldas es injusta? “No, hay una resolución de Coldeportes en ese sentido. Lo que hay es que atacarla desde el punto de vista jurídico y así se lo dijimos al director de Coldeportes, que eso lo vamos a llevar a las instancias que correspondan”.¿Qué pasa si Coldeportes sigue firme en hacer aplicar la ley? “Es que las leyes no se pueden desconocer y dejar de aplicar. Lo que hay es que aplicarlas correctamente. Eso quiere decir que lo que consideramos que no se está haciendo dentro del reglamento y las leyes, lo diremos ante las autoridades competentes”.Como están las cosas, ¿vislumbra soluciones o seguirá este choque de trenes? “Nosotros estamos en una disposición permanente de diálogo y, vuelvo y lo digo, sobre todo de trabajo en el plan de salvamento que se trazó para el fútbol. En ese plan trabajamos una comisión que el mismo Presidente designó; estuvo gente de las organizaciones Ardila y Olímpica, gente como el doctor José Roberto Arango que ha sido del gobierno y hoy está al frente de Millonarios; estuvo el presidente de Dimayor, el de la Federación y delegados del Presidente de la República. Ese documento reposa en la Presidencia de la República y es precisamente lo que quiero que continuemos trabajando para salir adelante”.¿De dónde saldrá la plata para cubrir tantas deudas de los equipos? “Yo quiero que separemos los temas. El tema económico es responsabilidad de cada club. Decir que la Dimayor o la Federación van a solventar la deuda de los clubes sería imposible. Se ha tratado de ayudar. En el caso del Quindío, lo que se hizo fue que un contrato de publicidad que tenía el equipo se pignoró y se firmó con la Federación. La Federación solucionó un problema de caja para cancelar un mes de salarios; pero eso no quiere decir que se esté sacando plata de donde no existe. Esa plata con que pagó el Quindío es plata del Quindío y no de la Federación. Los otros temas se irán solucionando. Que el plan de salvamento del fútbol continúe de la mano con el Gobierno. Lo de las sanciones, con las que no estamos de acuerdo, las llevaremos a la justicia para que nos dé claridad al respecto”.¿Qué responsabilidad les cabe a los equipos, que tienen jugadores que devengan más de 20 mil dólares mensuales? “La responsabilidad de los clubes es total porque cada club es una persona jurídica independiente y tiene que responder por su presupuesto tanto del ingreso como de los gastos, de manera que ahí lo que tratamos de hacer es una política coherente para el mejoramiento del fútbol”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad