"El éxito de Rafa es el amor y el respeto que le tiene al tenis": Toni Nadal

Mayo 21, 2017 - 08:51 a.m. Por:
Por Francisco Henao Bolívar / Reportero de El País

Toni y Rafael Nadal

Rafael Nadal es entrenado por su tío Toni Nadal.

EFE / El País

A Toni Nadal, el descubridor, formador, entrenador y tío del más grande tenista español de todos los tiempos y uno de los mejores del mundo, especialmente en tierra batida, Rafael Nadal, nadie le quita lo bailado.
Con su pupilo en la pista ha ganado lo habido y por haber en el tenis mundial, entre ellos 14 Grand Slams y muchos torneos ATP y Masters, además de ser número 1 del mundo en 2008, 2010 y 2013.

Después de muchos años en las lides, viajando por todo el mundo, aconsejando a Rafa y ayudándole a mantener el nivel, Toni considera que es el momento de dar un paso al costado y de volver a lo suyo, la formación de nuevas figuras del tenis, a partir del 2018.

Toni dice que se va tranquilo porque juntos lograron los objetivos trazados, y porque fueron más las alegrías que las derrotas en tantos años de caminar por el mundo.

Desde España, el exitoso entrenador habló con El País sobre otros temas que tienen que ver con la estrella del tenis español y mundial.

Rafael ganó hace poco en Madrid y sigue muy vigente. ¿Tiene más techo Nadal a sus 30 años?
No tengo ni idea; yo entiendo que va a seguir jugando bien porque se ha preparado bien; no ha tenido problemas físicos, que han sido determinantes en los últimos años. Yo siempre digo que si el físico funciona, el tenis también funciona.

¿Puede haber otra razón para que Nadal siga jugando como si apenas estuviera comenzando?
Por supuesto; primero, el éxito de Rafa es el amor y el respeto que tiene por este deporte; después están las ganas de competir y su preparación; cuando uno hace las cosas bien, muchas veces salen y eso es lo que le ha pasado a Rafael a pesar de los problemas físicos. Él intenta mejorar, sabe que siempre se puede avanzar y eso es lo que le ha hecho ganar y tener fe en sí mismo.

¿Le falta algo por ganar?
Uno nunca lo ha ganado todo. Cuando se habla de que ganó, ese verbo está en pasado. Uno lucha por el presente y por el futuro. Lo que ha conseguido, queda atrás. Rafael, cuando va a jugar, piensa en los retos que puede marcar en su carrera profesional y en lo personal.

¿En qué lugar de la historia del tenis se puede situar a Nadal?
Rafael está en los lugares más altos de la historia del tenis. Hay gente que después pensará si es más o mejor que el uno o el otro. Se han dado unas circunstancias que pocas veces se habían dado y es la longevidad de varios tenistas en lo más alto, como Djokovic, Federer, Rafa, Murray, con la cantidad de títulos que han ganado.

De todos ellos, ¿cuál ha sido el rival más fuerte que ha tenido Nadal?
Federer y Djokovic; después, todos los del circuito. La rivalidad con Murray también ha sido grande. Durante años han competido con Rafael para ganar los títulos.

¿El hecho de que el ranking lo dominen jugadores de 30 años o más, significa que el tenis se estancó?
Esos cuatro jugadores tienen unas cosas que pocas veces se tuvo antes, que es la pasión por lo que hacen y las ganas de victoria en cualquier torneo, sea grande o pequeño. Eso marca la diferencia. Los tenistas de antes eran capaces de lo mejor, pero dependiendo de los torneos. Estos han sido más entregados al día a día. Están dispuestos a forzar la máquina y se concentran en lo que hacen.

¿Desde pequeño Nadal mostró ese ímpetu y esa forma tan llamativa de celebrar un game o un título?
Sí, desde pequeño ya era expresivo en la pista; a mí me interesaba que así fuera porque creo que cuando uno da espectáculo, al final tiene que disfrutar; uno no tiene que ser parecido a un oficinista. Uno debe expresar lo que siente dentro del respeto. Rafael desde muy pequeño mostraba estas emociones.

¿Cómo lo llevó al tenis, sabiendo que gustaba más del fútbol?
Yo era entrenador de un club en Manacor y a Rafa le gustaba más el fútbol; pero lo fui introduciendo en el mundo del tenis y al final lo que lo hizo dedicarse al tenis no fui yo, sino sus victorias, que son las que motivan a los chicos. Rafael empezó desde muy pequeño a ganar en diferentes torneos y esto fue lo que le indujo a dedicarse al tenis.

¿Cuál es la clave para que usted se mantenga como su entrenador desde su descubrimiento?

Que las cosas hayan ido bien hasta ahora. Si todo hubiera salido mal, sin duda me hubieran sustituido.

Pero usted anunció su retiro del equipo de Nadal a partir del próximo año. ¿Algo salió mal?
Entiendo que mi función ya no es primordial como antes y Rafael está suficientemente bien; considero que me puedo dedicar a otra cosa.

Dicen que Carlos Costa, que está en el equipo, le quitó espacio...
No, Carlos es su mánager, tiene una función diferente a la mía; Costas lo que hace es controlar o preocuparse de los temas contractuales de Rafael. No se preocupa del tenis. Él se ocupa de los contratos que tiene Rafael o si hay algún torneo que debe jugar o una exhibición. Carlos está con Rafael desde que tiene 14 años.

¿Mantiene con él una relación muy estrecha?
Claro, es la misma de siempre.

¿Cómo es Rafael fuera de las pistas?
Es un chico bastante tranquilo; el impetuoso que es en la pista no lo es para nada afuera. Es una persona muy fácil de llevar. Cuando están triunfando, a veces son difíciles de llevar los jugadores; pero en ese aspecto Rafael es lo que ha sido siempre: un chico normal, dócil, que hace la convivencia más fácil.

Cuando son muy exitosos, muchas veces no necesitan consejos. ¿Usted sigue orientándolo?
Sí, aunque evidentemente mi función ha ido variando estos últimos años. Cuando Rafael era pequeño, yo tenía un aporte mucho mayor, yo decidía mucho más. Pero Rafael va creciendo, sabe lo que tiene que hacer y mi aportación se va reduciendo. Pero, claro, antes de entrenar o cuando vamos a un partido, yo sigo dándole los consejos que considero oportunos. Después, él podrá tomarlos o coger otros.

¿A un deportista de ese nivel y con tantos años en la pista, cuándo le puede llegar la curva descendente?
Uno se mantiene en gran nivel siempre y cuando mantenga una ilusión. De lo único que se debe preocupar uno en la vida es de tener ilusiones y de querer hacer las cosas bien. Uno debe tener motivación porque sin ella es imposible avanzar. ¿Hasta cuándo va a aguantar Rafael en ese nivel? No tengo ni idea, pero creo que le quedan unos cuantos años.

¿Cuál ha sido el triunfo que Nadal ha disfrutado y celebrado más?
Muchos porque Rafael ha tenido la suerte de vivir grandes emociones y grandes victorias. Yo recuerdo la satisfacción por ganar un Roland Garros, la alegría por ganar por primera vez Montecarlo, Wimbledon, triunfar en el US Open, la primera victoria en Copa Davis la celebramos mucho. Han sido tantos triunfos.

¿Y la derrota que más le dolió?
Hay varias también. Dos derrotas en finales de Australia muy ajustadas, la derrota en Roland Garros contra Soderling. Lo único que hemos procurado en la vida es no hacer de las derrotas una tragedia y de las victorias una celebración desmesurada. Uno sabe que puede ganar o perder. Uno siente decepción cuando ha sufrido una gran derrota, pero sabe que es algo del deporte y de la vida.

De los tenistas colombianos, ¿a quién conoce?
De los de ahora, Santiago Giraldo y Alejandro Falla son los que más conocemos porque hemos entrenado muchas veces con ellos. Hemos coincidido durante años en torneos y tenemos buena relación con ambos.

Usted en el 2018 dejará de estar al lado de Rafael. ¿Se va tranquilo?
Sí, me voy contento de lo vivido; he tenido mucha suerte porque he vivido lo que muy pocos entrenadores han vivido y es el éxito de mi jugador durante muchos años, un éxito continuado. He visto que el jugador que entreno ha levantado el trofeo en Roland Garros, Wimbledon, Copa Davis, US Open y en muchos sitios del mundo. He participado de ello y por eso me voy muy contento.

Datos

  • Además de entrenador, Toni Nadal es conferencista, llevando un mensaje de superación a empresarios y jóvenes deportistas.
  • Ha recibido diferentes reconocimientos en su país por los logros que ha obtenido a la par de su sobrino.
  • ’Sirve Nadal, responde Sócrates’ es el nombre del libro que publicó en el 2009 y en el que habla de su relación con Rafael y sus métodos de trabajo.
Toni Nadal

Toni Nadal ha sido la persona más influyente en la carrera de Rafael Nadal, el tenista más grande de España.

EFE / El País

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad