El eterno vía crucis del Deportivo Cali

Diciembre 30, 2011 - 12:00 a.m. Por:
JAIRO CHÁVEZ ÁVILA - Especial para El País
El eterno vía crucis del Deportivo Cali

Las malas decisiones en la parte administrativa sumieron al Deportivo Cali en una profunda crisis económica y deportiva.

Con apenas un año de gestión, el último Comité Ejecutivo del Deportivo Cali fracasó clamorosamente en su intento de conducir la nave 'verdiblanca'. Sus cinco integrantes jamás hablaron el mismo idioma y, de hecho, nunca tuvieron un norte claro para llevar el proyecto a feliz puerto.

Con apenas un año de gestión, el último Comité Ejecutivo del Deportivo Cali fracasó clamorosamente en su intento de conducir la nave 'verdiblanca'. Sus cinco integrantes jamás hablaron el mismo idioma y, de hecho, nunca tuvieron un norte claro para llevar el proyecto a feliz puerto.Para muchos, Ernesto Roa fue siempre la piedra en el zapato y sus temperamentales reacciones causaron profundas e irreconciliables divisiones. El dirigente se defendió siempre argumentando la defensa de los intereses del club, aunque sobre su gestión también llovieron ácidas críticas por supuesta participación como empresario de jugadores, como Sebastián Nayar y Gonzalo Cabrera. La investigación por parte del Comité Disciplinario del Deportivo Cali con respecto a este punto, aún no ha concluido. El Deportivo Cali transita uno de los más duros calvarios de su historia y la incertidumbre y la desesperanza ronda hoy sobre sus hinchas. Este es el itinerario de un año de frustraciones y decepciones en el conjunto 'azucarero'.El inicio de la JuntaEl 21 de noviembre de 2010, la Asamblea de socios integrada por 1.107 votantes reunida en la Sede 'Alex Gorayeb' elige nuevo Comité Ejecutivo para el período 2011-2014. La mesa directiva está integrada por Humberto Arias, Henry Cuartas y Heberth Celín, de la llamada lista Socios Activos; además de Fernando Marín por Misión Verdiblanca' y Ernesto Roa por Cien por ciento Fútbol. Tres semanas después de ser elegido con la más alta votación (853 votos), el dirigente Humberto Arias renuncia, argumentando serios quebrantos de salud. En reemplazo de Arias llega Herney Hoyos.La llegada del 2011El martes 11 de enero, el presidente del Deportivo Cali, Fernando Marín, confirma un déficit de caja que supera los 5 Mil millones de pesos. El club adeuda las últimas quincenas a jugadores y personal administrativo. El costo de la plantilla se ha rebajado en cerca de 2 mil millones de pesos para la temporada 2011. En los últimos días han ingresado 150 mil dólares por la venta del Michel Ortega al Atlas de México y otros 150 mil ingresarán antes de marzo. El Sión de Suiza finalmente pagó 300 mil dólares por la transferencia de Álvaro ‘Caracho’ Domínguez. El club dejó de percibir otros 500 mil por conciliación. Deportivo Independiente Medellín adeuda 500 mil dólares más por la compra de Andrés Felipe Pardo.Líos en el camerinoEn febrero de 2011 el Comité Ejecutivo cita a jugadores y cuerpo técnico por la pobre campaña. El día 23, Ever Celín, quien fuera presidente del club, vive su propio drama al verse obligado a renunciar a la rectoría de la Universidad Santiago de Cali por supuestos malos manejos administrativos. En marzo, regresa al banquillo Jorge Cruz de manera interina. En Asamblea ordinaria se ratifica al actual Comité Ejecutivo y en el informe del presidente se conoce que en cinco años el club ha vendido jugadores por $29 mil millones pero el déficit es cercano a $5 mil millones.Sigue la crisis económicaEn abril, la situación económica del Deportivo Cali continúa siendo apremiante. El déficit operacional se mantiene en $5 mil millones y con el retiro de la Escuela Carlos Sarmiento y la Licorera del Valle dejan de ingresar cerca de $1.700 millones. El miércoles 11, el tribunal disciplinario de la Dimayor sanciona al Cali para jugar sus próximos tres partidos a puerta cerrada por los incidentes protagonizados por la barra Frente Radical en el clásico con el América. El sábado 21, el Cali logra dramática clasificación a la siguiente ronda de la Liga Postobón tras golear al Huila por 4-1 en la última fecha, con 27 puntos sumados. El martes 31, Atlético Nacional se clasifica a semifinales de la Liga tras vencer a los 'azucareros' en definición desde el punto penal. El partido se jugó en Cúcuta ante cerca de 20 mil espectadores con un Cali que fue más pero desperdició gran cantidad de opciones.El presente semestreEn septiembre, en la sexta fecha de la Liga Postobón II, Cali pierde su tercer partido y con solo cinco puntos y una diferencia negativa de tres goles, cae al último lugar de la tabla. El lunes 19, la Junta Directiva del Cali reunida en Pance ratifica la continuidad de Cruz. El presidente del club, Fernando Marín, denuncia amenazas contra su vida. El viernes 23, el Comité Ejecutivo decide desvincular del banquillo al técnico Jorge Cruz y encargan el equipo de manera transitoria a Jairo Arboleda. Para el día 26, el médico Antonio Joaquín García es invitado al Comité Ejecutivo en reemplazo de Henry Cuarta, quien presenta su renuncia cansado de las áridas disputas al interior del grupo. Ya en noviembre, bajo la dirección de Rubén Darío Insúa, Cali es eliminado de los cuartos de final de la Liga Postobón, ante su propio público, traer caer derrotado 1-2 ante el Atlètico Huila. Una sonora rechifla despide a los jugadores. Los directivos abandonan presurosos el palco.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad