El eterno Roger Federer sigue sorprendiendo

Diciembre 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
AP - El País.com.co
El eterno Roger Federer sigue sorprendiendo

Roger Federer, tenista suizo.

Este año, Roger alcanzó y se quedó en el segundo puesto del ranking mundial ATP y fue campeón el equipo suizo de la Copa Davis.

Una semana después de conquistar la Copa Davis, Roger Federer tuiteó un selfie desde una playa. La foto mostraba una cicatriz en el codo del brazo izquierdo. Federer la describió con el hashtag (hash) victorywound, la herida de la victoria. Fue un rasponazo causado cuando se derrumbó sobre la pista de arcilla del Stade Pierre Mauroy de la ciudad francesa de Lille, luego de dejar un impecable drop shot en la bola de partido que coronó una categórica victoria 6-4, 6-2, 6-2 sobre Richard Gasquet, dándole a Suiza su primer título de la Copa Davis de tenis. El partido en el torneo de equipos fue representativo de su temporada, en la que cumplió los 33 años de edad y fue el jugador con más victorias del circuito. Sus colegas de generación se van retirando paulatinamente _los Andy Roddick, David Nalbandian, Juan Carlos Ferrero, Nikolay Davydenko_ pero Federer sigue dando cuerda. Aunque por segunda campaña consecutiva no conquistó un trofeo de Grand Slam, la de 2014 fue una de las más excelsas de su carrera. Nadie más ganó más partidos en el circuito que él (73) ; le dio batalla a Novak Djokovic por el primer puesto del ranking hasta la última parte del año; y alcanzó una novena final en Wimbledon (la 25ta en un Slam). ¿Cuánto le queda en el tanque a este inmortal del tenis? ¿Por qué no retirarse en la cúspide como dueño de una pila de récords? ¿Qué le motiva para continuar en el trajín del circuito? ¿No debería estar disfrutando tranquilo con su esposa y sus dos parejas de mellizos? Puede ser el cliché más sentimental de todos, pero la respuesta es sencilla: competir hace feliz a Federer. "Sin duda que es una de las mejores sensaciones de mi carrera" , dijo tras consagrarse en la Davis. También para darse el gusto de protagonizar triunfos tras verse en el precipicio de la derrota. Ofreció tres memorables remontadas este año, ya que levantó dos match points para vencer a Gael Monfils en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos, cinco al ganarle a Leonardo Mayer en su debut en el Masters de Shangai y cuatro al doblegar a Stan Wawrinka en las semifinales de la Copa Masters. Fueron victorias que enterraron los comentarios de su horrible 2013, en el que se hablaba de que había perdido la pasión. "Honestamente, no sé cómo lo hace" , dijo Severin Luthi, el capitán del equipo suizo y veterano entrenador de Federer. "Hay ocasiones que es mejor sentarse a observarlo y no decir una palabra porque es sencillamente increíble" . No fue el Federer de antaño, pero más oportunista. Cuidó su físico, en particular la espalda. Con la ayuda de su nuevo entrenador Stefan Edberg, adaptó su juego para sostener su rendimiento: sube a la red con más frecuencia y ataca con el revés. También se benefició con un cambio tamaño en la raqueta, ahora más grande. Todo esto le permitió luchar cinco sets contra Djokovic en la final de Wimbledon, amén de acceder a las semifinales en Australia y el US Open. "No le veo que tenga 33 años", dijo Kei Nishikori, el japonés que alcanzó la final del US Open. "Aún se le ve joven y sigue con un tenis increíble. Su edad no es ningún factor ahora mismo". Sigue con 17 títulos en las cuatro grandes citas. Quizás se estanque con esa cifra. Pero no es más que un número más. Federer es eterno.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad