El drama de la Selección Brasil sin Neymar en la Copa América Centenario

Mayo 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País
El drama de la Selección Brasil sin Neymar en la Copa América Centenario

Neymar, figura de la selección de Brasil.

El astro del Barcelona no estará en la cita continental ya que su equipo solamente autorizó su participación en los Juegos Olímpicos de Río.

No tener a Neymar en la Copa Centenario es un verdadero sacrificio, aunque válido en la cruzada de Brasil por conseguir su primer oro olímpico de fútbol en el Maracaná.

Así, Dunga y sus muchachos llegaron a Estados Unidos sin su capitán y con muchas deudas en la maleta. Su obsesión es acabar de una buena vez con los años más oscuros de la pentacampeona del mundo.

"Lógicamente vamos a jugar para ganar", dijo Dunga en una rueda de prensa el lunes en Los Ángeles, donde el equipo está concentrado para su primer partido ante Ecuador el 4 de junio en el Rose Bowl californiano.

Neymar fue autorizado por el Barcelona a disputar únicamente un campeonato con la selección este año y los Juegos Olímpicos de Rio tuvieron prioridad.

En todo caso, y aunque sin duda es el mejor jugador de Brasil, en la 'seleçao' tampoco ha mostrado mucho brillo. El recuerdo más claro fue la última Copa América de Chile, en la que el capitán protagonizó un berrinche que terminó con su expulsión por cuatro juegos por pelear con jugadores rivales y el árbitro.

Sin el atacante, Brasil acabó saliendo por la puerta de atrás de la competición, eliminada en cuartos de final por Paraguay en los penales y con una nueva decepción en el torneo continental que ya venció en ocho ocasiones.

La última, en Venezuela-2007, con Dunga en el banco. El premundial ha sido igualmente gris: la 'canarinha' marcha actualmente sexta en la tabla, fuera de los puestos que dan boleto directo a Rusia-2018.

Ante Uruguay, se dejó sacar un empate 2-2, y con Paraguay selló de milagro un resultado por el mismo marcador. Brasil, cabeza del grupo B, enfrenta después de Ecuador a Haití (8/6) y Perú (12/6).

"Todos serán juegos difíciles, las selecciones mejoraron mucho y tienen una motivación diferente cuando juegan contra Brasil. Tenemos que estar muy atentos, más concentrados, empeñarnos más", sentenció el seleccionador.  

¿Estrellas pesadas?

Contratado algunos días después del dramático Mundial-2014 para reconstruir un equipo en ruinas, Dunga no ha dado todavía con la llave para desbloquear a una 'Seleçao' a la que parecen pesarle demasiado las cinco estrellas de su camisa. Con todo, Brasil parte como favorito.

El '10' de Neymar tiene nuevo dueño, aunque de cierta forma se queda en la familia. Lo usará Lucas Lima, el mediocampista del Santos, que según la prensa del corazón tiene un romance con la hermana de Neymar, Rafaella Santos. El brazalete de capitán lo debe asumir Miranda (Milán), como ya lo hizo en Chile-2015.

Para el torneo en Estados Unidos, Dunga apostó además por un equipo rejuvenecido con los Juegos de Rio en el horizonte y apenas tres supervivientes del desastre del Mundial-2014.

"Queremos contar con siempre con los mejores. Es una oportunidad para que los jugadores aprovechen. Tenemos jugadores que mostraron capacidad para convertirse en referencias en la selección",  dijo Dunga el lunes en rueda de prensa.

Casemiro, revelación del finalista europeo Real Madrid, es el gran destaque del equipo 'canarinho'. El volante que ha acabado ganándose la confianza de Zidane, y que acumula ahora aplausos por su consistencia en Europa, ya estuvo en la Copa América de Chile el año pasado, al final de su cesión al Porto, pero fue suplente y no disputó ni un solo minuto. Desde entonces no había regresado a la 'seleçao'.

Siete futbolistas en edad olímpica que viajarán a la Copa América abarcan casi todas las posiciones: desde el portero Ederson, pasando por los zagueros Rodrigo Caio y Marquinhos, los laterales Fabinho y Douglas Santos, el centrocampista Rafinha Alcántara y el atacante Gabigol.

Apenas uno de ellos, sin embargo, tiene posibilidades reales de ser titular y es Marquinhos, del Paris Saint Germain, que ya está consolidado en la selección absoluta y debe ganar más presencia con el hueco que dejan sus compañeros de club Thiago Silva y David Luiz, execrados por el entrenador. Otro que quedó fuera es el lateral del Real Madrid Marcelo, y Dani Alves, del Barcelona, aunque convocado, está en duda por una lesión que dice sufre desde hace seis meses.

El equipo entrena desde este lunes en el Galaxy de Los Angeles. Dunga, que según la prensa brasileña se juega su futuro en la Centenario, tiene que lidiar además con el desgaste de los jugadores que vienen de Europa y el poco kilometraje de quienes juegan en Sudamérica o China.

Poco más de una semana para aceitar la máquina y evitar una nueva decepción a una hinchada brasileña que ya comienza a acostumbrarse. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad