"El desafío en América de Cali me tiene contento": Ernesto 'Tecla' Farías

"El desafío en América de Cali me tiene contento": Ernesto 'Tecla' Farías

Febrero 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Por Daniel Molina y Juan Carlos Pamo Reporteros de El País

El 'Tecla' Farías, que ha causado un enorme revuelo tras su arribo, habló con El País sobre el reto que tiene al ponerse la camiseta del América.

Para un delantero no puede existir algo más doloroso que pasar meses y meses sin sentir que se le sale el alma por la garganta cuando grita un gol. Ernesto el ‘Tecla’ Farías, quien estaba acostumbrado a gritar goles por montones en los grandes equipos en los que había estado, tuvo una temporada sin muchas alegrías en el Danubio de Uruguay y ahora no se puede sacar de la cabeza ese impulso que tiene de demostrar no solamente lo que ha sido, sino lo que es.Pues bien, el ‘gaucho’, de 34 años, llega a un equipo como el América, que, al igual que él, tiene esa necesidad de recuperar la grandeza. Apenas pisó territorio caleño, Ernesto causó un tremendo revuelo y ahora espera responder a esa expectativa. Pese a que quiere terminar su carrera en Estudiantes de La Plata, el equipo de su alma, por ahora solo piensa en comandar al América en su redención. Si el rojo lo hace, seguramente él también.Con calma y seguridad, el experimentado delantero argentino dialogó con El País sobre su trayectoria y el gran reto que se le viene encima.¿Por qué le dicen ‘Tecla’?Ese es un apodo que tengo desde que llegué a la pensión de Estudiantes de La Plata. Yo tenía una tecla (diente) partida y un compañero llamado Juan Azconzábal me puso ese sobrenombre y así me quedé. En un partido, cuando era muy chico, me lo partí y en la pensión usaron eso para molestarme.Uno de los pilares más importantes para un jugador es la familia. ¿Le preocupa que aún no estén con usted aquí en Cali?No, mirá que cuando solucionemos algunas cosas ellos (esposa e hijos), van a venir; de hecho, están contentos. Aunque mis hijos ya empezaron el colegio, no creo que haya problema en ese sentido porque mi familia siempre me ha acompañado adonde yo he ido. Empezaremos acá una nueva vida. Usted es uno de los máximo goleadores en la historia de los torneos cortos en Argentina (con 140 tantos), y está vigente, porque otros como Martín Palermo y José Luis Calderón ya se retiraron. Casualmente los tres nacieron en Estudiantes de La Plata. ¿Qué significa eso para usted?La verdad es que hasta ahora uno ha logrado grandes cosas en el fútbol y es bueno que te lo reconozcan, pero a su vez hay que ir demostrando eso cada domingo. Estar a la altura de esos delanteros y llegar a esa cantidad de goles no es nada fácil, pero uno quiere seguir logrando muchas cosas más.Sabemos que su paso por Danubio de Uruguay la temporada pasada no fue el mejor. ¿Qué tan difícil ha sido para usted llevar tanto tiempo sin gritar un gol en las canchas?Es difícil porque uno siempre ha vivido del gol, toda la vida lo he hecho. A uno lo que le gusta es verse dentro de una cancha llena y cantar muchos goles. Por eso uno siempre trata de encontrar retos importantes y ojalá pronto acá pueda marcar mucho. Usted fue dirigido por José Pékerman en selecciones juveniles de Argentina y también en la de mayores. ¿Cómo fue su relación con el actual técnico de Colombia? Sí, la verdad es que él es una persona que me ayudó y me marcó mucho. Lo conozco desde las juveniles, donde jugué torneo suramericano y Mundial, y luego me hizo debutar en el equipo de mayores. Es un entrenador que desde que llegó aquí ha hecho cambiar a la selección Colombia en muchos aspectos. Creo que él todavía tiene muchas cosas más para darles y los hará seguir haciendo crecer mucho.¿Por qué un futbolista de tantos pergaminos como usted decidió venir al América, que está jugando ya por cuarto año en la B?Bueno, yo creo que el motivo más grande de todos es poder lograr el ascenso porque este esta es una institución con mucha historia. Uno solamente piensa en eso.No es un secreto que usted ha causado un revuelo con su llegada a Colombia. Pero a eso se le suma la angustia de la hinchada americana, que quiere que su equipo ascienda por fin. ¿Cómo asume esas dos cosas?Son cosas que yo tomo con mucha alegría, significa mucho que los hinchas estén contentos con mi llegada al equipo. Siempre me ha tocado estar en clubes grandes y en cada lado las presiones son distintas y se viven día a día. La verdad, este desafío a mí me gusta y me pone muy contento. Es un gran reto, y más a esta edad mía, lo que quiero es quedar en la historia del América, que es un equipo muy importante.En sus diferentes equipos usted compartió con colombianos como Radamel Falcao, James Rodríguez, Fredy Guarín y Fabián Vargas. ¿Qué aprendió de cada uno de ellos?Sí, con Falcao incluso estuve en River Plate y después en Porto. Lo primero que tengo que decir de ellos es que son grandes personas, que es lo principal de esto. Luego, que son magníficos jugadores, solo hay que ver lo que se encuentran haciendo en Europa. Pero, sin duda, el mayor recuerdo que yo tengo de ellos es lo buenas personas que son.Usted siempre ha profesado un gran amor por Estudiantes de La Plata. ¿Piensa ponerle ahí el punto final a su carrera?Yo crecí ahí porque estuve desde muy chico, hice mi debut y llegué a marcar cerca de 100 goles con esa camiseta. Viví muchas casas lindas y uno por supuesto que querría terminar ahí, pero a veces no se puede dar el retiro donde se quiere. Esos son sueños personales que se pueden dar o no en la medida en que siga jugando. Pero hoy yo sinceramente estoy pensando en lo que es el América y en dar lo mejor de mí en este lugar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad