El Deportivo Cali vivió una jornada diferente

default: El Deportivo Cali vivió una jornada diferente

Los jugadores atendieron este viernes a la prensa y recibieron la visita de algunos familiares y directivos. En la tarde hubo entreno a puerta cerrada. El sábado viajan a Medellín.

El Deportivo Cali vivió una jornada diferente

Junio 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
El Deportivo Cali vivió una jornada diferente

Fernando 'Pecoso' Castro, técnico del Deportivo Cali.

Los jugadores atendieron este viernes a la prensa y recibieron la visita de algunos familiares y directivos. En la tarde hubo entreno a puerta cerrada. El sábado viajan a Medellín.

Los jugadores planillados para atender a la prensa este viernes fueron bajando lentamente, mientras un nudo de cámaras y un grupo grande de periodistas esperaban en la zona de siempre.

Ernesto Hernández, Andrés Felipe Roa, Miguel Murillo y Cristian Nasuti primero tuvieron que pasar por la sesión de autógrafos y fotos, antes de someterse a la ráfaga de preguntas de los reporteros ávidos de conocer el estado de ánimo y demás detalles del Deportivo Cali, previo a su duelo del domingo frente al Independiente Medellín.

Mientras los jugadores trataban de sobrevivir en la maraña de grabadoras y micrófonos, el técnico Fernando 'Pecoso' Castro se paseaba muy cerca como un parroquiano más, de brazos cruzados, saludando a todo el que se le atravesaba y atendiendo también los requerimientos de hinchas que querían una foto para el recuerdo.

En la parte de arriba de la sede deportiva, en La Casona, donde está el hotel de concentración, Frank Fabra, Helibelton Palacios, Germán Mera y Yerson Candelo departían con algunos amigos, mientras que en otro sector el delantero Miguel Murillo atendía la visita de doña Gladys, su mamá, quien llegó a desearle suerte para el partido de mañana.

Al mediodía los jugadores pasaron al comedor y luego a sus habitaciones para descansar un poco previo al que sería el último entrenamiento antes del viaje a la capital de Antioquia.

El 'Pecoso' Castro decidió entrenar en la tarde a puerta cerrada para preparar, en completa intimidad, a sus guerreros con miras a la batalla final.

La expectativa estaba centrada en saber el estado físico de Cristian Nasuti y de Juan David Cabezas para ver si era posible que estuvieran el domingo, el primero como titular y el segundo como alternativa en caso de que el técnico decidiera utilizar la misma plantilla del miércoles.

En la mañana, el zaguero argentino se declaró bien de la lesión que lo sacó del primer partido de la final y dejó todo en manos del médico y del técnico su presencia mañana en el Atanasio.

Los azucareros volverán el sábado a trabajos y en la tarde se embarcarán con destino a Medellín, donde buscarán la gloria y la consagración en una serie que ganan por la mínima diferencia.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad