El Deportivo Cali hizo méritos para ser goleado en Ibagué

default: El Deportivo Cali hizo méritos para ser goleado en Ibagué

Los azucareros sumaron muchos errores el domingo en el Murillo Toro y el Deportes Tolima los facturó para el humillante 4-1 en la pizarra.

El Deportivo Cali hizo méritos para ser goleado en Ibagué

Febrero 16, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El Deportivo Cali hizo méritos para ser goleado en Ibagué

Imagen del partido entre Deportivo Cali y Deportes Tolima en el Murillo Toro de Ibagué.

Los azucareros sumaron muchos errores el domingo en el Murillo Toro y el Deportes Tolima los facturó para el humillante 4-1 en la pizarra.

La estrepitosa goleada 4-1 sufrida por el Deportivo Cali el domingo en su visita al campo del Deportes Tolima, además de llenar de preocupación a la hinchada, aterrizó de manera forzosa al plantel verdiblanco que no conocía la derrota en tres fechas de torneo.El revés del Cali se veía venir, pero no de manera tan holgada, porque aunque empató con Jaguares de visitante y derrotó a La Equidad y a Uniautónoma, en las huestes verdiblancas se notaron algunos errores, sobretodo en zona defensiva.El domingo el Tolima no dejó pasar por alto las imprecisiones como sí lo hizo La Equidad en el estadio del Cali, en el juego de la segunda fecha de la Liga Postobón.Entre Marco Pérez, Andrés Ibargüen y Robin Ramírez se dieron un banquete, aprovechando los enormes espacios que dejó el Deportivo Cali del mediocampo hacia atrás.Y mientras el onceno pijao se deleitaba anotando en el arco azucarero, en el onceno vallecaucano no aparecía el jugador que se echara el equipo al hombro y propusiera por lo menos sociedades para controlar el balón y bajarles el ímpetu a los de casa.A corregir prontoPor lo sucedido en las primeras fechas el Deportivo Cali no era el mejor equipo de Colombia.Tampoco es el peor por lo acontecido el domingo en Ibagué. Lo que sí es urgente es la toma de correctivos por parte del técnico Fernando Castro y de los mismos jugadores para que se no repita el papelón del Murillo Toro.El País analiza los motivos que llevaron al Cali a la estrepitosa derrota.Muy mal en defensa Desde el primer minuto el Deportivo Cali mostró falencias en su sector posterior, teniendo problemas especialmente con la velocidad que tuvieron los delanteros del Tolima.Los cuatro del fondo perdieron todos los mano a mano; Marco Pérez y Andrés Ibargüen llevaron mucho peligro cada que encararon con el balón a ras de piso.En el juego aéreo también se perdió con los pijaos y con esa fórmula llegó una de las anotaciones del elenco dirigido por Alberto Gamero.En general, la defensa quedó en deuda.No hubo respaldos Si desde el primer minuto se vio que la defensa no garantizaba seguridad, era necesario el respaldo de los volantes de marca e incluso de los delanteros para amontonar hombres en el medio y no dar espacios cuando el Tolima tuviera el balón.El cuadro pijao sacó sus laterales al ataque; y en el mediocampo Jonathan Estrada aprovechó el campo que le regaló el Cali para organizar todas las jugadas ofensivas de su equipo.La línea de tres volantes de marca del Cali no tuvo una buena tarde y jamás le dio la mano a la débil zona defensiva.Faltó un líder en la cancha Con un equipo nublado futbolísticamente y aguantando siempre los embates del rival, es necesaria la presencia o la aparición de alguien que tome la batuta y ayude a sacar a su onceno de la oscuridad.Pero en el Deportivo Cali del domingo eso no sucedió. Los azucareros estuvieron la mayor parte del tiempo a expensas de la velocidad y dominio del Tolima.En defensa no hubo liderazgo como para despertar al equipo del letargo en que se encontraba; en el mediocampo nadie agarró el balón para proponer sociedades o para manejarlo con el fin de quitarle ritmo al local.Y en ataque tampoco hubo rebeldía. Los dos hombres que puso el técnico arriba se limitaron casi siempre a esperar que les llegara el balón.Una lenta transiciónDeportivo Cali le facilitó las cosas al Tolima porque cuando recuperaba el balón, muy rápido se lo entregaba a los pijaos.La transición de defensa a ataque fue súper lenta. El Cali no tuvo velocidad, jamás tocó a una sola intención para neutralizar la marca del Tolima, y cuando pasaba la mitad de la cancha se confundía y terminaba entregándole el balón a los defensores locales.En otras ocasiones, permitía que los dirigidos por Alberto Gamero se acomodaran rápido sobre su sector.Para que esa transición fuera lenta ayudó el hecho de que los laterales no tuvieron una salida clara desde el fondo y que Yerson Candelo, en el papel el hombre de las ideas, firmó un partido muy gris. En términos generales el Cali de Ibagué dista mucho del que quiere el 'Pecoso'.No hubo recambios de peso Está bien que se les den oportunidades a los canteranos, pero de ahí a darles la responsabilidad de toda una temporada, hay mucha diferencia.Salvo el paraguayo David Mendieta, el banco del Deportivo Cali en Ibagué fue de muchachos que apenas inician su camino en el profesionalismo: Luis Hurtado, Alí Rodolfo Reyes, Danilo Arboleda y Mateo Casierra.Faltaron por lo menos dos jugadores de peso en el banco que aportaran experiencia en un momento complicado del partido.Uno de ellos podría ser Luis Fernando Mosquera, pero por ahora el jugador no cuenta para el técnico.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad